Cali: Anderson y “Bonito” !Uf!

0
333

El novillero de Lenguazaque con ligada faena logra el indulto de “Bonito”, el bravo sexto de Paispamba, sale a hombros por la Puerta Señor de los Cristales, gana el cupo para la novillada de feria y abre con triunfo la temporada caleña.

Redacción: Jorge Arturo Díaz Reyes – Cronicatoro – Foto: Jorge Arturo Díaz Quintero

Cali – Colombia. Ánderson Sánchez, un joven minero del carbón, el menos placeado del sexteto que se disputó la “Oportunidad”, halló una veta de oro al final de una tarde que se oscurecía como un túnel. El descubrimiento se llama “Bonito”, sexto de la muy encastada corrida de Kike Álvarez, número 58, negro, cornivuelto, alto, corpulento y feo en sus 518 kilos, pero bravo, noble y con un fondo infinito. No lo desmereció, por el contrario, lo engalanó.

Larga cambiada de rodillas, media docena de verónicas, tras la cuales el animal se costaleó en una vueltacanela. Como si nada, se agarró duro con Rafael Torres y su jamelgo. Casi los tumba, y de quite, una marinera, dos saltilleras, una revolera, y otra vez los pitones clavados en la arena y el costalazo.

Tampoco se amilanó el bravo. Pronto y codicioso arremetió a los banderilleros, y de tablas a medios los cuatro cambiados por pecho y espalda que inmóvil como una estaca le prodigó el carbonero. Ahí explotó la cosa. Público y banda desaforados hicieron eco de una faena que prefirió la ruta de la seriedad a la del efecto. Pies firmes, trapo delantero, cuerpo al toro y mano baja y templada ligaron uno con otro los fieros, pero claros viajes. Toreo. Cuatro tandas derechas a medida con sus broches y cuatro por la izquierda no menos ovacionadas. Toro (lo era) de dos pitones de oro y torero de dos manos diestras. La lidia se fue y se fue sin abandonar los medios sin que ninguno de los dos claudicara mientras la petición del indulto crecía.

El palco quiso llenarse de razones y aguanto lo que pudo hasta sacar el pañuelo del perdón. Una vez simulada la suerte suprema, el minero entregó los trastos, y contra la barrera se soltó en sollozos. El Paispamba volvió a los toriles, las dos orejas simbólicas, la vuelta triunfal, la salida en hombros por la Puerta de honor y el contrato para verse las caras con los punteros de España y México el próximo sábado en la novillada de feria. Un sueño realizado.

Juan Viriato, tras una faena de poso y pulcritud emborronó la plana y renunció al trofeo con su espada. Dos estocadas desprendidas, tres crucetazos y un aviso. Palmas de consuelo y ovación para el noble “Caleño” inaugurador de la temporada.

“Gitanillo de América”, alegre y valentón echó un primer tercio para el pueblo que le correspondió. Pero tras el tumbo y la primera serie de muleta que puso música, “Bufón” sacó temperamento se insubordinó, desarticuló la faena e hizo lo que le dio la gana pese a los empeños y los asilados aciertos de bogotano. La estocada descentrada, ida no impidió una petición leve y una vuelta espontánea. Palmas al encastado rebelde.

Luis Miguel Ramírez, Cuatro verónicas, tres chicuelinas y larga. Furor. Cuatro delantales y otra larga cordobesa lo ponen en suerte. Picotazo de Cayetano, lopecinas de quite y brindis a ua bella. Prieto y Dixon se desmonteran con justicia. Pero el último tercio no mantuvo la línea ascendente. El problema de la mucha raza. Espada en guardia, estocada buena, ovación a “Bastón” 490 kilos, y vuelta al ruedo pedida.

Cristian Castañeda, se fue a portagayola, y encimó una larga cambiada de rodillas más, pero fue desarmado. El mal “Cuñado” tumbó a Ospina que se las cobró con un largo solo de barrena que lo dejó sangrando hasta las pezuñas. Pagó los platos rotos el novel con una cogida pavorosa que lo mandó a la enfermería. Viriato asestó dos medias, cinco descabellos y oyó dos avisos.

Maicol Ramírez, se dejó llevar por las ganas y eso en la vida es malo, pero en el toreo peor. Tras las dos afaroladas postrado y las cinco verónicas vehementes, brindó su mejor momento en el quite, nicanora, tres gaoneras y revolera. Luego todo se desordenó y “Carmelo se defendió. Tres en hueso, estocada inane. Tres descabellos, dos avisos y un saludo cualquiera.

Paispamba, honró el compromiso inaugural con una brava pero dispar novillada de 451 kilos promedio, que pidió documentos a los lidiadores que además no estuvieron atinados con el acero. El indulto del último y los tres primeros arrastres ovacionados dicen el resto.

Ficha del Festejo

Cali. Diciembre 11 2021. Plaza de Cañaveralejo. 1ª de preferia. Sol. Poco público. Seis utreros de Paispamba, muy encastados, bien presentados, pero disparmente presentados y juego repartido. Indultado el 6º, “Bonito Nº 59 de 528 kilos. Ovacionados 1º, 2º y 3º. Juan Viriato, palmas tras aviso. Gitanillo de América, vuelta tras petición. Luis Miguel Ramírez, vuelta. Cristian Castañeda, Cogido pasa a enfermería. Maicol Ramírez, Saludo. Anderson Sánchez, dos orejas simbólicas. Incidencias: Saludaron Marcos Prieto y Anthony Dixon tras parear al 3º. Indultado el 6º, Anderson Sánchez a hombros por la Puerta Señor de los Cristales.

Dejar respuesta