Lo Que No Se Vio en la 1ª Corrida de Cali

0
340

Redacción: Gloria Toro´s – Fotos: Carlos Chavarro

  • Ocho toros de Juan Bernardo Caicedo llegaron a los corrales. Bien por el ganadero, dando más de lo obligatorio, 7 toros.
  • El sorteo se surtió con calma y rapidez.
  • El maestro Enrique Calvo salió al centro del ruedo con un parlante que no tenía potencia anunciando que la corrida iniciaría quince minutos más tarde debido a las colas en las taquillas y el enorme tranco en la periferia de la plaza.
  • Sin embargo, la banda no escuchó e iniciaron a las 4 con las notas del himno Nacional, notas que cesaron en los primeros acordes.
  • Tres cuartos justos de entrada en los tendidos, pudo ser mejor la entrada. Algunos dicen lleno.
  • Los actuales lucieron: Sebastián Castellá: grana, oro y adornos en blanco. Luis Miguel Castrillón: Crema, oro y remates en tono blanco. Andrés Roca Rey: Azul pavo, oro y cabos blancos.
  • El primer toro de la tarde fue un albahío bien presentado.
  • Las astas finas de Lusionario destrozaron la capa de Castella.
  • Un concierto de chicuelinas de Castella al primero.
  • El que abrió plaza duro muy poco. Se apago tras pocos muletazos.
  • La lámina de Jilguero, un hermoso y enorme toro. Armonioso y buen mozo.
  • Dos largas preciosas de LUIS Miguel Castrillón a un Pavo, uno de 530 kilos. La capa lució con armonía y suavidad.
  • Castrillón anduvo con calma por el ruedo. Empaque de celofán dirían las señoras.
  • La faena de Castrillón paso se lenta a voluntariosa porque Jilguero perdía el recorrido.
  • La espada hecho por el barranco todo lo fino que hizo Castrillón.
  • El tercero cojeo de su «mano» derecha.
  • Roca ajustó una faena técnica a uno falto de bravura al que incluso mató con presteza.
  • El cuarto fue saludado por Castella de forma técnica y cadenciosa. Ese negro tampoco prometía mucho.
  • Castella le tapó el faltante a Hermoso. Sólo nombre y poco contenido, pero Castella sacó la cara.
  • La estocada corta que dejó Castella al árido cuarto.
  • El palco se resistió y a la postre entregó a Castella la oreja que se exigía por el público.
  • Rodillas en tierra saludó Castrillón a su segundo, fueron diez lances y un remate de mucha valía.
  • Cinco muletazos de hinojos ejecutó Castrillón a uno que hacía el avión al encontrar los vuelos del paño rojo.
  • El toro se derrumbó en medio de la faena de muleta. Bajaba la cabeza pero blandeaba sus manitas.
  • Roca puso de acuerdo a toda la parroquia con los oles en la capa.
  • Con la muleta fue entendida frente a un incierto maestro. Falto de bravura y mirando las tablas tras los arreones que llevaba al paño rojo que le presentaba el peruano.
  • Regalos de gotá en gotá. Primero Roca, luego Castella y luego Castrillón. La verdad el a Castrillón no le querían autorizar su toro porque Castella tenía el mismo interés. Al final todos echaron pa’ lante.
  • Al séptimo Roca lo pidió con guantes de seda. Lento y suave. La espada no encontró el camino y no permitió el triunfo.
  • Castella llevó en dos ocasiones el toro al caballo, todo para que bajará más la cabeza.
  • El noveno fue un jabonero de juvenil apariencia. Acometía pronto y recibió un par de varas innecesarias.
  • El noveno fue un toro ciclán y así pasó por el reconocimiento de la Junta.
  • Castrillón llevó mala parte en los regalos.

Dejar respuesta