Triunfo Grande del Peruano Joaquín Galdos

Fotos: Luis Sueyras

En tarde de sol y gran expectativa se llevó a cabo la cuarta de abono con un cartel de primera línea. Más de tres cuartos de entrada y el paseíllo a cargo de Morante de la Pueba (blanco con remaches negros), José Marí Manzanares (sangre de toro y oro) y Joaquín Galdos (azul y oro). Gran ovación con público de pie en el brindis lo cual mostraba la trasceddencia del compromiso en el que para muchos fue el mejor cartel de la temporada.

Los toros fueron españoles del Puerto de San Lorenzo (1°, 2° y 6°), Ventana del Puerto (4° y 5°) y Peña de Francia (3°). Casi todos bien presentados, pero desiguales de juego. Destacaron el quinto y sexto. Nuevamente hubo varias ganaderías ya que el fueron del Puerto de San Lorenzo, el tercero de García Jiménez y

JOAQUÍN GALDOS. Fue el gran triunfador de la tarde al cortar una oreja en su primer toro y dos orejas al sexto. Con “Garavito” de 555 kilos del Puerto de San Lorenzo no hubo acople con el capote porque salía suelto. El toro escupe varas pero luego se encela en el peto. En el tercio de muleta acude con transmisión y el peruano somete con clase por el buen pitón derecho en tandas de mano baja muy templadas y hondas. El peruano tenía sed de gloria. Con la muleta adelante embebe al toro por naturales con mucha torería siempre alargando la embestida de un toro que no era fácil y que remataba con el de pecho. Nuevas tandas de derechazos con toreo fundamental y a la hora de la verdad deja estocada en lo alto, rueda el burel sin puntilla. Acho se puebla de pañuelos blancos, dos orejas con vuelta triunfal.

En el tercero, Galdos cortó una oreja. Con el capote sufrió una voltereta sin consecuencias. El toro era justo de fuerza y con inteligencia, aprovecha el buen pitón derecho del toro, forjando una faena de derechazos ligados en redondo. Galdós es torero de arte clásico y arte que trasmite por su composición y entrega. seco. Intentó por naturales pero el toro se recorta. Buena estocada le conceden una oreja de ley.

JOSÉ MARÍA MANZANARES.- cortó una oreja al sexto de la tarde “Vendimiador” de 504 kilos pero estuvo bien en sus dos toros. Manzanares es torero inteligente, de fino empaque y arte excelso. En el tercero de la tarde “Ridículo” de 485 kilos, negro listón, lancea a la verónica con clase y remata con revolera. El toro recibe un puyazo hondo pero va con la cara en alto. Con la muleta Manzanares compone derechazos con cambio de mano para lucir los dos pitones de un toro que humillaba. Todo es hecho con clase, hay naturales hondos y alarga la embestida para tandas limpias y llenas de sentimiento. Pinchazo hondo y mata al segundo intento. Recibe ovación.

En el quinto, “Vendimiador” de 504 kilos, negro mulato de Ventana del Puerto, lancea a la verónica y el toro recibe un buen puyaso y si bien el matador no lo brinda, se va hacia los medios donde el toro permite lucimiento en faena de derechazos al aire del toro. Luego naturales llenos de torería uno a uno, faena artística y que es corta porque el toro se apaga hacia el final. No dilata las series y deja una estocada en la cruz, corta una oreja.

MORANTE DE LA PUEBA. se fue inédito de Acho y en su segundo toro hubo bronca de órdago. En el primero de la tarde, “Langosto” de 567 kilos, algo brocho, se astilló y siempre salió suelto en la muleta por lo que poco pudo hacer el sevillano. Le envasó media estocada al encuentro en buen sitio. En el cuarto, un desentendido de sol algo le dijo lo cual arrebató al torero y sin intentar nada entró a mató. Lástima porque la afición lo espera y quiere ver.

Nos vemos en el tiempo!!

Dejar respuesta