La Dulce Dureza de Mondoñedo

0
307

Redacción: Javier Baquero

Si ayer hablábamos de que los toros también beben tener suerte en los sorteos, eso es precisamente lo que se requiere siempre que los astados sean de Mondoñedo, y es que la cabaña cundinamarquesa tiene pensé, mucha tradición, trascendencia e historia.

Mondoñedo que por estos días está celebrando sus primeros cien años de haber llegado a Colombia para ser la simiente de la primera ganadería de bravo en nuestro país.

Don Ignacio Sanz de Santamaría que vivía mitad del año en Europa y la otra mitad en Colombia, tuvo la fortuna de ser amigo de los ganaderos del Conde de Santa Coloma y el Duque de Veragua, quienes generaron gran afición en él. Con el tiempo Don Ignacio que era empresario de la plaza de Bogotá, decidió montar la primera ganadería de bravo en Colombia.

En 1923 compra 5 sementales al Conde de Santa Coloma de la línea Ibarra. Al poco tiempo se encuentra con el Duque de Veragua quien le reclama amistosamente el porqué de la compra de los sementales de Santa Coloma y termina también comparando 3 toros del Duque.

El cruce veragueño no dio tan buenos resultados mientras lo de Ibarra fue todo un éxito y lo primero se eliminó en su totalidad y siguiendo el ejemplo Mexicano, seleccionaron 260 vacas criollas de 1.200 de origen español traídas por las comunidades religiosas de la época.

Luego la ganadería pasa a manos de don José quien trae más sementales de Santa Coloma, pero en 1946 importa toros y vacas mexicanos de Pastejé en aquel entonces puro Murube, buscando el origen Ibarra que tan buenos resultados había dado.

En 1979 Don Gonzalo importa 3 sementales y 14 vacas de Contreras de los hermanos Peralta. Esto le puso un sello de personalidad y bravura únicos a la ganadería y los éxitos han sido muchos desde entonces.

Hasta hoy sigue siendo una ganadería de primera línea, muy corta. Son solo 100 vientres y 6 sementales. Esto mas o menos produce 40 machos y 40 hembras al año.

Básicamente Mondoñedo es bravura, pero con clase. Una combinación que es difícil de lograr, es un toro bravo que pelea bien en varas y luego humilla con transmisión y recorrido en la muleta.

Son varios los toros y las tardes importantes, en Febrero de 2017 el toro Tocayito, indultado por José Garrido, fiero pero con clase, y además un gran encierro todo en general, es lo que recuerdan los aficionados.

Mondoñedo esta en un momento muy importante por la regularidad que ha logrado durante muchos años.

El de Mondoñedo es un toro que hace afición y ayer lo pudimos ratificar en Cali.

Dejar respuesta