Lenguazaque: El Corazón No debe Pasar la Razón

0
202

Un interesante encierro de Ernesto Gutiérrez con una terna dispuesta a dar lo mejor y una polémica fundamentada en la razón, es el resumen de la primera tarde en la ciudad cundinamarquesa de Lenguazaque.

Redacción: Héctor Esnéver Garzón Mora – https://enelcallejon.webnode.es

Ubaté – Colombia. Es importante destacar que en toda situación que merece una medida, que tiene un indicador, que a la vez pretende trascender, se debe fundamentar en el raciocinio, basado en criterios ya establecido y que, en un futuro cercano, con cabeza fría, se retoman los caminos. Esta introducción es para entender uno de los momentos del festejo taurino de la ciudad de Lenguazaque, pues luego de una impactante demostración de torería, técnica, valor y conocimiento del diestro español Manuel Escribano, ante un burel justo de presentación, con movilidad de bravo, lleno de nobleza pero con dos factores negativos como la falta de casta y clase, por el furor de un sector del tendido, luego de un arrimón temerario, solicito el indulto con voz en cuello del ejemplar, naturalmente sin mérito por lo anteriormente descrito, y con sorpresa fue concedido por el palco alto; el hecho creo la controversia y dejo sinsabores por esa decisión.

Es importante citar, siempre y cuando sea necesario lo que dicta la ley taurina nacional con referencia a ese enorme honor de que el rey de la fiesta, el toro de lidia vuelva a los campos para servir como padrón y proyectar sus bondades y virtudes:“Artículo 72. Indultos. En las plazas de toros de primera y segunda categoría cuando una res con trapío y excelente comportamiento en todas las fases de la lidia, sin excepción, sea merecedora del indulto, con el objeto de su utilización como semental y de preservar en su máxima pureza la raza y casta de las reses, el presidente podrá concederlo cuando concurran las siguientes circunstancias: -Que sea solicitado mayoritariamente por el público. -Que muestre su conformidad el ganadero o mayoral de la ganadería a que pertenezca.”.

El encierro de la ganadería de Ernesto Gutiérrez Arango tuvo un interesante juego, hubo toros con clase, nobleza y bravura, que fueron poco apreciados por escasear en casta (alegría al embestir), cualidad fundamental para llegar al tendido, pero que permitieron la expresión de los artistas, sin duda alguna el más destacado por lo hecho en conjunto Cristóbal Pardo, por resultados estadísticos Manuel Escribano y por el lote más exigente Juanito Ortiz. Al individual podemos describir los Ernestos así: 1o noble, bravo, descastadito, metió la cara con clase, aplaudido en el arrastre. 2o bravo, descastadito, desclasado, noble, desentendido. 3o bravo, encastado, noble, distraído, metió la cara por el derecho. 4o bravo, noble, encastadito, metió bien la cara, con clase, se le concedió el honor de la vuelta al ruedo. 5o bravo, encastadito, noble, desclasadito, al que se le concedió un larguísimo indulto. 6o bravo, descastado, noble, probón y desclasado.

Cristóbal Pardo (nazareno y oro) esta pasando un momento excepcional, se nota el oficio, la madurez, el sentido de pertenencia a su profesión, se vio un torero sólido y entrego lo más puro de la tarde; con el abre plaza lanceó buenas verónicas en capa y realizó un quite vistoso. En labor de muleta estuvo inteligente, parsimonioso, templado, logró hilvanar una faena muy torera. Media lagartijera y verduguillo. Saludo desde el tercio. En el cuarto de lidia ordinaria con percal lanceó verónicas de buen gusto; en pañosa hilvanó una faena muy torera, temple, sitio, mando y tiempos oportunos fueron la clave, además que le imprimió bastante gusto. Estocada efectiva. Dos (2) orejas.

Manuel Escribano (Rosa mexicano y oro) sin duda alguna es uno de los toreros que mas conocen los toros de lidia y tiene la técnica mas depurada para afrontarlos, así lo demostró en sus comparecencias donde con el primero de su lote conectó con la parroquia, en capa ejecutó larga cambiada de hinojos y lanceó verónicas templadas. En muleta con mucha prevención, tiempos, parsimonia y la virtud del temple, hilvanó una faena torera sustentada en la mano diestra. Pinchazo y estocada. Oreja. Con el quinto de lidia ordinaria lanceó buenas verónicas con percal, en pañosa imprimió suavidad e hilvanó una faena matizada por ortodoxia torera y el toreo para la galería, ejecutando al final un arrimón muy torero. Llevó a su esportón dos orejas simbolices por el discutido indulto.

Juanito Ortiz (Palo rosa y oro) tuvo la buena disposición de entregar una buena tarde, lastimosamente en algunos momentos de la lidia, las cosas se descompusieron e hicieron que su actuación no fuera contundente, con el tercero de lidia ordinaria con capa lanceó larga cambiada de hinojos y verónicas bien rematadas con revolera, realizó quite por chicuelinas que salió vistoso. En muleta la virtud del temple permitió hilvanar una faena torera sustentada por la mano diestra, al natural dos o tres muletazos a falta de condición del burel. Dos (2) pinchazos y estocada. Saludo desde el tercio. Con el cierre plaza lanceó con percal escasa verónicas; en pañosa exceso de parsimonia, tandas de gusto, tragándole mucho al burel que solo permitió la expresión por la mano diestra. Pinchazo, dos (2) estocadas y descabello. Silencio.

Ficha del Festejo:

Lenguazaque Cundinamarca – Domingo 28 de enero, 2024 – Toros de Ernesto Gutiérrez Arango variados en presentación y juego interesante en términos generales, el que hizo cuarto premiado con la vuelta al ruedo y el que hizo quinto indultado sin mucho mérito. Cristóbal Pardo: Saludo desde el tercio y Dos Orejas. Manuel Escribano: Oreja y Dos Orejas. Juanito Ortiz: Saludo desde el tercio y Silencio. Lleno de no hay boletas.

Dejar respuesta