Manizales: Los Triunfos Justos, No Requerían Excesos

0
180

Un encierro justo de presentación de Ernesto Gutiérrez para una terna entregada, llena de torería y con ganas de llevarse la Catedral, que dieron lo mejor de sí, sin embargo, el Palco Alto intervino equivocadamente en dos decisiones sustanciales.

Redacción: Héctor Esnéver Garzón Mora

Manizales – Colombia. La última de la feria de Manizales tuvo un sin número de matices que crearon un festejo lleno de emociones, en primera instancia la positiva actitud de la terna, atentos a dar un buen espectáculo, aprovechando las bondades del encierro, que en términos generales se dejaron, aportaron y permitieron la expresión, algunos más que otros, sin tener una excepción significativa como el resultado estadístico lo hizo ver, un indulto mas dado por voces de tendido, que por criterio consciente, lo mismo que una vuelta al ruedo dado a un toro, desmeritando con ello la excelente labor del actuante, para el caso Luis Bolívar.

Con el inmenso respeto a la autoridad de la Monumental Plaza de Manizales, se debe reflexionar en las formas de tomar decisiones para valorar las condiciones de los astados, porque en la tarde de cierre de feria, se tomaron providencias que de cierta manera subvaloraron el esfuerzo del actuante y equivocaron el criterio de lo que en realidad debe tener un toro para merecer el honor de perdonar la muerte, es decir exaltarlo con el indulto. Con respecto al tema el reglamento vigente nacional reza lo siguiente: “Artículo 72. Indultos. En las plazas de toros de primera y segunda categoría cuando una res con trapío y excelente comportamiento en todas las fases de la lidia, sin excepción, sea merecedora del indulto, con el objeto de su utilización como semental y de preservar en su máxima pureza la raza y casta de las reses, el presidente podrá concederlo cuando concurran las siguientes circunstancias: -Que sea solicitado mayoritariamente por el público. -Que muestre su conformidad el ganadero o mayoral de la ganadería a que pertenezca.” En el tema de las vueltas al ruedo de los bureles, se deben tener en cuenta las cercanías al concepto expresado al criterio del indulto, pero es claro tener en cuenta la virtud del torero, que, por oficio, conocimiento, decisión hacen ver mejor al toro de lo que en verdad es, dando terrenos adecuados, tiempos, dosificando lances o muletazos y otro sinnúmero de recursos que potencializan el aporte del rey de la fiesta, palabras más, palabras menos, la reconocida maestría.

Pasando a lo ocurrido en el cierre de la interesante feria taurina de Manizales, podemos manifestar que la corrida de Ernesto Gutiérrez Arango, encaste propio, proveniente del los encastes Murube – Santa Coloma, propiedad de Don Miguel Gutiérrez, fueron presentados al límite exigido al individual, dispares en conjunto y que tuvieron las siguientes cualidades: 1º limitado en bravura, casta y clase, fue a media altura, rajadito, pitos. 2º bravo, encastadito, huidizo, noble, que fue a media altura. 3º bravo, encastado, noble, metió la cara, indultado generosamente. 4º bravo, noble, encastado, fue a media altura, premiado generosamente con la vuelta al ruedo. 5º bravo, noble, encastado, metió la cara y distraído, premiado con la vuelta al ruedo. 6º bravo, noble, encastadito, fue a media altura.

Luis Bolívar sin duda alguna expresa ese buen concepto del toreo, en sus dos comparecencias con mucho sigilo descifró sus bureles y extrajo sin dejar nada en el tintero, lo que traían los pupilos de Don Miguel; con el abre plaza en capa verónicas de calidad. En muleta faena parsimoniosa dando las ventajas al toro, sustentada eso sí por la diestra. Estocada. Saludo desde el tercio. Con el cuarto de lidia ordinaria con capa lanceó bellas verónicas, en muleta imprimió suavidad, torería y gusto, hilvanó una faena por ambas manos de gran contenido artístico. Estocada certera. Dos orejas.

Cayetano Rivera, torero de dinastía hizo una muy buena presentación en la Monumental, toreo fundamental, despaciosidad, distancias y terrenos, acompañado de un valor seco para expresarse, con el primero de su lote en capa verónicas cadenciosas, en pañosa hilvanó una faena de entrega y gusto, sujetando al toro en las telas con varios recursos técnicos. Ejecuto una gran suerte suprema. Oreja. Con el quinto de lidia ordinaria en capa lanceó al burel con unas cordobesas bien señaladas, verónicas y remate con serpentina vistosa; en muleta faena templada, ortodoxa y valerosa por ambas manos. Estocada efectiva. Dos orejas.

Andrés Roca Rey, sigue demostrando su nivel de alta liga, mostró una vez mas que puede con lo que le venga por delante y aprovecha técnicamente su valor y decisión; con el primero de su lote en capa lanceó buenas verónicas, en pañosa, en los terrenos adecuados, construyó una faena torera, de mucho gusto por ambas manos, donde el Palco Alto concedió el honor de sonar con la banda la Feria de Manizales, distinción a faenas extraordinarias. Dos orejas. Con el cierre plaza en capa lanceó con suavidad, en muleta con tiempos oportunos hilvanó faena de empaque y contenido, la rúbrica no fue la mejor, estuvo pesado con el acero. Silencio tras aviso.

Ficha del Festejo

Monumental de Manizales – Domingo 14 de enero 2024 – Última de Feria – 5ª Corrida – Toros de Ernesto Gutiérrez Arango variados en presentación y juego, indultado el 3o y vuelta al ruedo al 4o de lidia ordinaria. Luis Bolívar: Saludo desde el tercio y Dos orejas. Cayetano Rivera: Oreja y Dos orejas y Andrés Roca Rey: Dos orejas y Silencio tras aviso. Incidencias: Previo al desarrollo festejo, Tauro Joven Manizales conmemoró los 50 años del primer indulto en la Monumental por parte del diestro Damaso González. Ese día actuó junto a él Pepe Cáceres y El Niño de la Capea, ante toros de Dosgutiérrez. El picador Clovis Velázquez fue despedido con vuelta en hombros y calle de honor tras la lidia del 3° de la tarde. Saludaron Joselito Rus tras parear al 2°, Emerson Pineda tras parear el 4° y Ricardo Santana tras parear al 5°. Al final de la corrida salió a hombros los tres alternantes.

Dejar respuesta