Manizales: Lo Que No Se Vio en la Cuarta Corrida

0
129

Manizales: Lo Que No Se Vio en la Cuarta Corrida

Redacción: Javier Enrique Baquero Toro

 

  • La plaza registró una entrada de casi noventa por ciento del aforo.
  • El tendido joven lució camisas blancas y una pañoleta roja. Palmas por parte del público.
  • Tauro joven realizó un homenaje a los tres toreros.
  • En el micrófono de una cadena nacional, uno de sus narradores manifestó, que no importa el pasaporte o la cédula, refiriéndose al nombre del primero, indocumentado.
  • El primero fue aplaudido de salida por su trapío.
  • Capa de técnica la de Talavante. Suavidad y temple.
  • Vara corta de Reinarío Bulla.
  • Flojedad del primero.
  • El maestro Rincón no ocupó el palco de ganaderos, se ubicó en el callejón en compañía de su señora. Los hijos ocuparon el palco.
  • Talavante abrevió y dejó un bajonazo y con esto el toro se hecho.
  • El primero fue pitado en el arrastre, mientras Talavante escuchó “silencio”.
  • El alcalde de la ciudad asistió a la corrida.
  • El primero de Emilio desarrolló peligro en sus embestidas cortas.
  • La espada llegó a las manos de Emilio tras tratar de encontrar contenido en Dejado.
  • Pitos al segundo de la tarde y silencio para Emilio.
  • Buena vara de Barco a la montura de Luis Viloria. Empujó con mucha fuerza.
  • Carlos Garrido saludó desde el tercio tras palear de buen forma a Barco.
  • Miguel Ángel Muñoz pico en lugar equivocado por la arreada del astado.
  • La faena de Talavante fue entonada salvo con el acero, pese a esto por petición del público, el palco sucumbió a la presión y entregó una oreja.
  • Salió un quinto de poco respaldo hormonal de crecimiento y flojedad en los remos delanteros.
  • Dalia, quinto acudía con fijeza y mucho recorrido, echando siembre el morro abajo.
  • La espada en medio recorrido y una completa no le alcanzó A Emilio para que el palco se sensibilizara y entregara una oreja para el español.
  • La vara de Cayetano en el sexto marró el destino.
  • En el cierre, ni el toro, ni Ruffo, se ganaron la gracia del público. Apenas se apañaron.
  • Estocada larga a Ruffo.

Dejar respuesta