La Alcalde de Bogotá Claudia López Defraudó a los bogotanos y Timó a la Corte con Artimañas

0
187

Hoy tras un poco más de un mes, la directora del Instituto Distrital de Recreación y Deporte – IDRD, dio a conocer a través de un indígnate Twitter, que tras las argucias que se inventó la administración distrital Bogotá se queda sin temporada para este 2022.

#ATENCIÓN

No se presentó ningún privado interesado para la concesión temporal de la Plaza de Toros, el proceso se declaró desierto. 🐂 Eso quiere decir que no habrá temporada taurina este año en Bogotá. ¡Cada día somos más los que defendemos todas las formas de vida!

La información la dio a conocer el IDRD, después de que ningún privado se interesara en la concesión temporal de la Plaza de Toros de Santamaria y de que el proceso de selección se declarara desierto, lo cual era lógico, pues el citado proceso abreviado abierto por la entidad estaba amañado para que nadie se presentara, si de cumplir la Ley se trababa y es que el pliego amañado tenía exigencias violatorias a la Ley 916, para que los posibles oferentes incurrieran el error de presentarse y hacer parte del orquestado que de tiempo atrás la administración distrital montó para no permitir la realización de la temporada.

El pliego contemplaba por ejemplo que no se utilizaran elementos que corten, mutilen, quemen o lastimen a los animales. Además de que no se podrá matar a los toros para llevar a cabo el espectáculo. Lo cual es totalmente contrario a la naturaleza de los festejos y van en contravía de la Ley 916.

El pliego igualmente demandaba que el organizador del evento debía correr con todos los gastos, como si la administración pusiera algún dinero para la puesta en marcha de la temporada, al tiempo que exigía destinar el 30 % de la publicidad para informar el sufrimiento que padecían los animales en las corridas de toros, como si no existieran estudios científicos que demuestran lo contrario a nivel detallado.

Según la directora del IDRD las condiciones del pliego se debieron a la imposición de nuevas condiciones para los organizadores de este tipo de eventos debido a la implementación del Acuerdo 767 de 2020 del Concejo de Bogotá “por el cual se desincentivan las prácticas taurinas”, con lo cual se viola flagrantemente la Ley y los reiterados fallos de la corte, los cuales se desacatan abiertamente por parte, primero de los concejales que ya están siendo investigados por esto, la alcalde y sus funcionarios que sacaron el pliego acomodado para impedir la realización de la temporada.

A lo explicado por la débil funcionaria se suma a que sacaron un pliego sesgado y a destiempo, pues la organización de una temporada taurina no se hace en un día, y menos con la calidad de la que tradicionalmente se ha organizado en la capital colombiana.

De otra parte, se inventaros el cobro de costos incobrables por parte de los interesados. Cobros ilegales y que no se les piden a los empresarios de otro tipo de espectáculos.

Que falta de decoro y peso en las partes nobles de los funcionarios distritales, el tener que diseñar artimañas para no permitir que los taurinos disfrutaran de la temporada bogotana. Que mal que la Corte se vea burlada frente a sus pronunciamientos reiterados y no digan o hagan algo para hacer respetar su dignidad. Que dolor de colombiano que personas como Claudia López, que se dice demócrata persiga a una minoría como es la de la fiesta brava, como si ella, e incluso la directora del IDRD, no hicieran parte de otra minoría que por años a sentido la persecución y el menoscabo de sus derechos y libertades.

Solo me queda decir que espero que las autoridades de Colombia tomen cartas en el asunto e inicien las acciones pertinentes y que de una vez por todas se respete a los colombianos que tenemos gustos diferentes a los de la alcaldesa y sus funcionarias (os). No más abusos de autoritarismo, por parte de unos pocos que manipulan las normas y a su corto electorado.

Dejar respuesta