Bogotá: Ni un Error

0
77

Fernando Robleño y Juan de Castilla tocan pelo con un encierro de Mondoñedo que no permitía ni un solo fallo; firmeza de Chacón sin espada.

Redacción: Nicolás Sanpedro – Cultoro.es – Web Aliada

Bogotá – Colombia. La segunda de la Feria de la Libertad en la plaza de toros de la Santamaría de Bogotá se llevaba a cabo en la tarde de este domingo, 17 de febrero, en la que hacían el paseíllo frente a un encierro de Mondoñedo los toreros Fernando Robleño, Octavio Chacón y Juan de Castilla.

De azul celeste y oro se vistió Octavio Chacón para hacer el paseíllo en este coso y confirmar su alternativa. A la verónica fue el recibo a su primer ejemplar, al que sacó a los medios muy templado para rematar de una media. Ya mostró debilidad el animal en los primeros tercios, pero cogió aire en banderillas antes de la ceremonia. Al público fue el brindis del gaditano ante un toro encastado, al que le ofreció otra tanda por la derecha transmitiendo pero no terminando de rematar. Pidió mucha colocación el astado, con el que Chacón anduvo bien por la izquierda. Acortó por ese lado las distancias, fallando con el acero y escuchando silencio.

De 490 kilos era el segundo de la corrida, un animal con el que Robleño se ajustó de salida. No quiso saber nada del caballo el animal, con la gente impaciente. Manso el astado, se mantuvo suelto durante toda la lidia, pero le dio mando por abajo el madrileño, lo que transmitió al tendido. A menos fue el animal cuando le plantó la zurda Fernando, volviendo a la derecha muy firme con un toro que no aceptaba ni medio despiste. Estocada arriba y vuelta tras petición. 

510 kilos llevaba el castaño tercero, aplaudido de salida y con el que se estiró a la verónica Juan de Castilla. Empujó el animal en el caballo de Rafael Torres, siendo aplaudido. Gran tercio de banderillas de Héctor Giraldo y Andrés Herrera, brindando al público el joven matador. Comenzó en los medios directamente toreando con la derecha, viniéndose arriba el tendido. Le dio distancia en cada inicio de tanda al animal, estando muy firme con la diestra ante un encastado astado. Tardó en doblar tras un estoconazo, siendo silenciado tras aviso el torero y aplaudido el toro en el arrastre.

De 462 kilos era el cuarto de la corrida, un animal más justo de presentación que sus hermanos anteriores pero que no aburrió a nadie. Buena vara dejó Clovis Velásquez, saludando en banderillas tras el tercer par Ricardo Santana. Los primeros muletazos fueron muy rebrincados por parte del animal, sacando con un toque firme una aceptable tanda a zurdas y de nuevo a base de firmeza los siguientes naturales. Estocada arriba, petición y oreja muy merecida.

464 kilos lucía el cuarto de la corrida, con el que dejó una buena vara Edgar Aranda tras un buen recibo de Chacón a la verónica. Apurado Marcos Prieto en la lidia, después de un susto. Muy bien el gaditano en las primeras tandas por la derecha, toreando en terrenos del tercio. Lo repitió en los medios con un toro a menos. Se metió en los terrenos del animal en el final de faena, en el que le faltó al toro fondo. Mató de pinchazo y estocada caída.

Rodilla en tierra saludó Juan de Castilla al sexto del festejo, un toro que brindó a los taurinos de Medellín. Se dobló rodilla en tierra para comenzar faena y dejó una buena serie por la mano diestra, dando distancia al animal. Muy firme el torero ante un animal encastado que no aceptaba ningún error. Desarrolló sentido el de Mondoñedo, convirtiéndose en muy mirón. Oreja.

Ficha del Festejo

Plaza de toros de la Santamaría de Bogotá. Segunda de la feria de la Libertad. Corrida de toros. Media entrada. Toros de Mondoñedo. Fernando Robleño, vuelta y oreja. Octavio Chacón, que confirmaba alternativa, silencio y silencio. Juan de Castilla, silencio tras aviso y oreja.

Dejar respuesta