Manizales: Y Pidieron Carnet

0
302

El exigente encierro de Clara Sierra, hierro emblemático nacional, pidió a los aspirantes el carnet que aún no portan, sin embargo dejaron el alma en el ruedo manizalita.

Redacción: Héctor Esnéver Garzón Mora – http://enelcallejon.webnode.es – Web Aliada

Manizales – Colombia. Da un gusto estar en Manizales, su gente, su afición, el aroma de tauromaquia que se respira es supremamente agradable, lo más delicioso es ver cómo sus jóvenes se preocupan por dar continuidad a los legados que han caracterizado positivamente la capital de caldas, solo con ver las entradas colmadas de entusiastas aficionados o escuchar las notas de su himno «Manizales beso tu nombre…» hace que se relaje el ser y se nutra de tan impecable sentido de pertenencia, aún más, hace ver de manera real el eslogan de Cormanizales: hace la fiesta brava y… olé!. Sumado a ese ambiente positivo están los seis capítulos de la primera puesta en escena de -Toros y Ciudad-, que sin tener triunfos apoteósicos, dejaron ver lo duro que es proyectar el arte en la liturgia de la tauromaquia y como de verdad un torero se juega la vida en el ruedo.

En la novillada sin caballos que abrió el ciclo -Toros y Ciudad- de Manizales se tuvieron ejemples de la ganadería Clara Sierra, encaste Carlos Núñez, propiedad de Herederos de Don Lucas Caballero, que fueron bien presentados al individual, dispares en conjunto y que no gozaron de muchas cualidades para el lucimiento del sexteto, salvo el corrido en cuarto lugar que gozó de notable nobleza. Actuaron entregando cada uno su vivencia técnica los Novilleros aspirantes: Antonio Hernández, Juan Ramírez, David Castañeda, Julián Páez, Cristian Castañeda y Michael Ramírez.

Antonio Hernández: Se encontró con Tamborilero, marcado con el número 137 de 318 Kilos de peso que fue medido de raza y clase, algo tardo, desarrollo pronto sentido. El aspirante decidido, entendido y con cualidades torera en los tres tercios. Palmas.

Juan Ramírez: Con el segundo Eral de la noche llamado Malagueño, marcado con el número 270 de 290 Kilos de peso, no encontró camino claro, fue decidido pero su limitado oficio lo acuso incluso en el uso de la tizona, el burel pidió firmeza aún que con sensatez se rajo pronto. Silencio.

David Castañeda: Se las vio con el Eral de nombre Cañejo, marcado con el número 141 de 310 Kilos de peso, que la verdad sea dicha tuvo muchas teclas que tocar, llegó al punto de enviar al Aspirante a la enfermería luego de varias palizas, se espera parte médico. Antonio Hernández pasaportó el Eral. Respetuoso silencio.

Julián Páez: Lidio el castaño llamado Alfarero marcado con el número 145 de 254 Kilos de peso, que gozo de nobleza y en buenas distancias acometió con alegría, tragando tandas cortas. El novillero intermitente en su comparecencia, con arrojo y ganas de agradar, luego de pinchazo y estoca escucho un aviso. Cariñosas palmas.

Cristian Castañeda: Tiene buen aire y fundamento, se las vió con Afanoso, marcado con el número 140 de 280 Kilos de peso, que no quiso pelea, huidizo y refugiado en tablas, de destacar en el Aspirante su perseverancia y efectividad con el acero. Cariñosas palmas.

Michael Ramírez: Tuvo por delante el más pesado del encierro, Pianista de nombre, marcado con el número 268 de 348 kilos de peso que traía teclas que tocar, el joven aspirante paso fatigas en la lidia, valiente sí sin lugar a dudas, escucho un avisos. Silencio.

Hoy Sábado 13 de Octubre – Novillada con caballos – Ejemplares de la ganadería Armería, encaste Domecq, propiedad de Don Rafael Moscosos para los Novilleros: Juan Gómez “Dinastías”, Julián Mateo y Juan Sebastián Hernández. No se la pierdan, Cormanizales entrega la boletería totalmente gratis en los puntos autorizados.

Dejar respuesta