Sevilla: Galdós Acaricia el Triunfo

0
115

Dejó una sensacional faena al quinto de Torrestrella, al que solamente el mal uso del acero le impidió tocar pelo; ovacionado el buen gusto de Garrido y silenciado Cadaval en su comparecencia.

Redacción: Emilio Trigo – Cultoro.es – Web Aliada – Foto: Pagés

Sevilla – España. Los toros de Torrestrella junto a José Garrido, Joaquín Galdós y Alfonso Cadaval componían el cartel de la tarde de este miércoles, como tercera del abono en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla. El festejo dio comienzo a las 18.30 horas.

Abrió plaza ‘Cumpleaños’ un precioso toro que hacía honor a su casa ganadera y que embistió con son al capote del extremeño. Garrido aprovechó con suavidad capotera las francas acometidas del primero -mejor por izquierdo- para componer un recibo a la verónica de gran expresión. Cumplió en varas y se empleó. Brindó José al respetable en los mismos medios, y allí tras soplarle un personal ‘cartucho de pescao’ antes de conformar una explosiva serie al natural arrancó la música. Con el pasodoble de Tejera sonando de fondo construyó una faena de más a menos como la encastada embestida inicial y desfondada al final. Garrido puso garbosidad en su quehacer a diestras y siniestras con un toreo estético y con un toro embistiendo a media altura. Al final ovación para toro y torero.

‘Barbalimpia’ era muy diferente al primero puesto que su conformación zootécnica así lo manifestaba. Astado huidizo desde los primeros tercios que no ayudó al lucimiento. Galdós bambeó el capote con compostura en un saludo a la verónica bien interpretado. Tras salir del saludo -el segundo- prosiguió igual el Torrestrella sin colaborar y con una embestida muy deslucida. El peruano planteó una faena inteligente, pausada y paciente en tiempos y convencimiento donde su estructura sacó a relucir más de lo que el toro tenía dentro. Hubo pases sueltos con dosis de expresión y con buen trazo al natural, igual que a diestras. Dos tandas para dejar claro su acusada personalidad y un gran espadazo le valieron a Joaquín Galdós una reconocida ovación.

‘Pocajambre’, tercero, se presentó en el ruedo siendo cuestionado por su trapío. Un toro que desentonaba con los dos anteriores. Deslucido en todos los tercios hasta llegar al último donde no varió de comportamiento.  El sevillano que brindó que a Don Álvaro Domecq lo muleteó por ambos pitones con suavidad pero por la nula transmisión del astado aquello no dijo nada. Ilusión desvanecida ante un tercero muy deslucido. Se atascó con el descabello. Silencio tras aviso para Cadaval.

‘Estudioso’ tampoco colaboró a remontar el vuelo de la tarde. Un toro que embistió igual de feo que sus hechuras puesto que se revolvía pronto y tiraba derrotes. Avisó en un par de ocasiones al extremeño que a punto estuvo de echárselo a los lomos. Labor de Garrido porfiona para intentar convencer a un astado que jamás ofreció nada. Al final la firmeza del joven espada prevaleció ante tanda negación de su oponte. Silencio. En los primeros tercios nada para el recuerdo.

‘Lucero’ salió más espabilado que los otros y algo tendría que ver con su bonita presentación dentro de una desigual corrida de Torrestrella. A este lo recibió a la antigua usanza con una lidia sobre los pies para sacarlo hacia afuera. Bonito pasaje. Toro al que enseñó a embestir y que hizo él poco a poco. Galdós demostró inteligencia y pulcras formas en una faena siempre a más y con un tono de gran nivel. Nunca se bajó el diapasón del quehacer del peruano. Una labor bonita cimentada en la elegancia y la ligazón de un torero joven que atesora mucha calidad. Dibujó el natural largo y cadencioso en series muy contundentes y expresivas. Abanderó la ligazón con la pañosa en la diestra. El triunfo era palpable ante un transmisor antagonista -encastado- pero la espada no entró hasta la tercera ocasión. Ovación al toro y clamorosa vuelta para un gran Galdós.

‘Delator’ muy similar al tercero, este que salió con ímpetus en el recibo resultó molesto en el saludo capotero. En varas se dejó pegar sin emplearse. El cierraplaza no llegó definido a la muleta del sevillano que brindó su labor a la parroquia. La tanda inicial tuvo tralla y buen corte a diestras con un torero ofreciendo distancias y sinceridad. La segunda también pero con embestida algo descompuesta. A partir de ahí, se vino a menos y se fue diluyendo lo apuntado sin remontar jamás. En su defensa el toro pudo acusar el tremendo topetazo que se pegó antes de comenzar la faena y perdió las manos varias veces.  Cadaval quiso pero no pudo ante un astado muy afligido.

Ficha del Festejo

1 de mayo de 2019. Plaza de toros de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla. Tercera de abono. Corrida de toros. Entrada: Media plaza. Seis toros de Torrestrella. Desiguales de presentación y de juego variado. Encastados primero, y quinto, que fue el mejor. Mansito el segundo. Apagados tercero y cuarto. Noble sin fuerzas el sexto. José Garrido; Ovación y Silencio tras aviso. Joaquín Galdós; Ovación y Vuelta al ruedo. Alfonso Cadaval; Silencio tras aviso y Silencio. Cuadrillas: Saludaron en banderillas Antonio Chacón y Juan Carlos García. Destacó en varas el picador Óscar Bernal. Incidencias: Santi Acevedo se cortó la coleta. Su jefe de filas, Alfonso Cadaval, le desprendió el añadido antes de abandonar el ruedo maestrante al término del festejo.

Dejar respuesta