MADRID: OREJA A LA CAPACIDAD DE JOSELITO ADAME

0
247

Redacción: Javier Fernández Caballero – Cultoro.es – Web Aliada – Foto: Luis Sánchez olmedo

Curro Díaz, Joselito Adame y Juan del Álamo hicieron el paseíllo este sábado con la corrida de Alcurrucén.

Madrid – España. Curro Díaz, Joselito Adame y Juan del Álamo eran los encargados de hacer el paseíllo este sábado 19 de mayo en la duodécima corrida de toros de la Feria de San Isidro. En el cartel, se lidiaba un encierro de Alcurrucén.

“Letrilla”, de 581 kilos, era el serio primero de la tarde, un animal de 581 kilos negro listón y primero del lote de Curro Díaz. Al relance entró al caballo de Luis Viloria un animal que salió pronto y remiso a la suerte. Tuvo que rectificar el puyazo en segundo lugar con un animal que también se arrancó con mucha fuerza y empujando al peto. Por chicuelinas fue el quite de Joselito Adame tras el doble encuentro con el jaco. Óscar Castellanos, de espuma de mar y azabache, lidió a este abreplaza al que por delante entró Juan Carlos García, de turquesa y azabache, ante un animal que le apretó y le hizo hilo. Completó el tercio Manuel Muñoz “Lebrija”, al que cuarteó. Al público de Madrid fue el brindis del torero. Tremenda fue la voltereta sufrida por el torero de Linares, al que el toro de Alcurrucén levantó por los aires como si fuera un trapo y mal fue la forma en la que Díaz cayó a la arena madrileña. Afortunadamente, no hubo de forma aparente cornada y el subalterno Óscar Castellanos anduvo rápido para quitarle al toro de forma presta. Con habilidad le metió la espada el torero, pero cayó muy baja.

Chorreado negro girón era el segundo, un toro que le tocó en suerte a Joselito Adame. De forma extraordinaria lo agarró Óscar Bernal al corretón de Alcurrucén en la primera vara. De lejos se le volvió el toro al caballo. Buenos capotazos dejó Tomás López, con un gran par dejado por Miguel Martín en el primer encuentro palos en mano; en suerte le siguió Fernando Sánchez que dejó una espectacular entrada. De nuevo Martín dejó un espectacular cierre de tercio. Saludaron montera en mano. Listo anduvo el hidrocálido para bajarle mucho la mano al animal y dejar muletazos extraordinarios de inicio de faena, dejando una trinchera de cartel. La muleta siempre puesta, cogiendo bien la distancia y exigiendo al Núñez fueron las armas de Joselito para hacerle frente al astado. Se fue diluyendo el trasteo y por arriba sin puntilla mató Joselito Adame al animal. Ovacionado el astado con transmisión. Petición leve para el hidrocálido, que saludó ovación.

Lámina bonita tenía el bajo tercero, colorado girón axiblanco, primero del lote de Juan del Álamo. Juan Francisco Peña llevó a cabo el tercio de varas ante un animal que se frenaba, guardando la puerta Alberto Sandoval. Remiso a entrar a la primera vara, tampoco quiso en la segunda un animal que proseguía suelto husmeando todos los terrenos. Roberto Martín “Jarocho” se encargó de la lidia del astado. Dejándose ver Domingo Siro, de azul y azabache, entró en siguiente lugar el zamorano Javier Gómez-Pascual. Frío de lidiar en los primeros tercios, muy agarrado, de ahí el mérito de los subalternos dejando arriba los palos. Suave fue el inicio de faena del charro para mimar la embestida del animal. Midiendo mucho desde el principio un animal sin recorrido y que no se tragaba los muletazos del salmantino.

“Correnoches”, número 194, con 505 kilos de peso era el cuarto de la tarde. Buen par dejó Óscar Castellanos en primer lugar, siguiéndole en suerte Manuel Muñoz “Lebrija” dejándole solamente una banderilla clavada al de Alcurrucén. Cerró el tercio el manchego Castellanos, pareando de nuevo con facilidad. Faena que no tomó vuelo ante las miradas del animal al torero.

César Morales, de purísima y oro, fue el picador titular de un toro pasador que incluso se fue al caballo de Bernal a la puerta. Falta de fuerza también mostró en el capote de Miguel Martín. Bien anduvieron en banderillas los hombres del hidrocálido. Animal cambiante, además, que fue manso. Se lo llevó Joselito de forma torear a terrenos de chiqueros, tuvo que ganarle siempre el paso. Al final consiguió meterlo en la canasta con una serie por la derecha de gran intensidad. Y le dio la vuelta a la tortilla el mexicano para terminar con un torero epílogo y un estoconazo que lo tiró sin puntilla. Oreja.

“Alcachofa”, número 15, de 573 kilos y con el hierro de Lozano Hermanos era el sexto de la tarde. Remiso a entrar al caballo en cuanto sintió el hierro. Echando la cara arriba, con tornillazos al caballo que montaba Alberto Sandoval, de grana y oro. Dejándose ver, dándole todas las ventas al toro, entró Jarocho por delante exponiendo ante el de Alcurrucén en el tercio de banderillas. Faena de exponer, de buscarle las vueltas, de encontrarle el sitio a un animal que se descolocaba fue la labor de Juan del Álamo ante un toro que le faltaba raza.

Ficha del Festejo

Plaza de toros de Las Ventas. Duodécima de la Feria de San Isidro. Corrida de toros. Casi lleno. Toros de Alcurrucén. Curro Díaz, ovación y silencio. Joselito Adame, ovación y oreja. Juan del Álamo, silencio y silencio.

Dejar respuesta