“No hay derecho a que coarten los sueños de niños que quieren ser toreros”: César Rincón

0
56

Redacción: elespectador.com

El afamado torero compartió sus reflexiones acerca de la reciente resolución del Congreso que prohíbe las corridas de toros en Colombia.

Ayer, 28 de mayo, tras cuatro debates en el legislativo y en horas de la tarde, la Cámara de Representantes aprobó el proyecto de ley 219 de 2023 Cámara – 298 de 2023 Senado. Este proyecto prohíbe las corridas de toros, rejoneo, novilladas, becerradas y tientas en Colombia. Ahora, el texto pasará a conciliación y, de ser aprobado por las plenarias de la Cámara y el Senado, será enviado para su sanción presidencial, convirtiéndose así en Ley de la República.

El proyecto, que había sido postergado en 14 ocasiones previas, obtuvo el respaldo de 93 representantes. La medida ha desencadenado un vigoroso debate a nivel nacional.

Por ello, para adentrarse en las repercusiones de esta decisión, en Caracol Radio, César Rincón, figura destacada del toreo en el país, compartió su visión sobre esta iniciativa. El torero manifestó su desacuerdo con la prohibición de las corridas de toros, expresando un profundo pesar y calificando la medida como una restricción a la libertad y la autodeterminación. “Es un atropello al trabajo y al mismo animalismo. Los toros de lidia que nosotros mantenemos van a ir a sacrificios. No hay derecho a que coarten los sueños de muchos niños que quieren ser toreros”, afirmó Rincón, quien también cuestionó el impacto en la cultura taurina del país.

Además, Rincón defendió la singularidad del toro de lidia, resaltando su naturaleza combativa y su distinción respecto a otros animales destinados al consumo. “El toro de lidia es una creación única del ser humano, cuya esencia reside en el combate. No debemos equipararlo con otros animales de crianza”, mencionó.

En cuanto a las implicaciones económicas y culturales, Rincón abordó el impacto negativo que la prohibición tendrá en la ganadería, señalando que cuenta con 300 cabezas de ganado. “Detrás de esta decisión hay consideraciones de gran relevancia, pues afecta nuestro estilo de vida y una herencia genética que abarca muchas generaciones”, afirmó a la emisora.

Del mismo modo, Rincón subrayó que la tauromaquia no solo representa una profesión, sino un modo de vida arraigado en la tradición de diversas regiones de Colombia. “Mi formación como torero tuvo lugar en los pueblos colombianos, y esta persecución ha llevado al cierre de nuestras fuentes de empleo y escuelas taurinas”, señaló.

Este proyecto, promovido por la senadora del Pacto Histórico, Esmeralda Hernández, busca poner fin a una práctica que, para ella y otros 45 congresistas, representa “un símbolo de la tortura y el maltrato animal en Colombia”. Entre las principales medidas de la iniciativa se incluyen la transformación de las plazas de toros en espacios culturales, la reintegración laboral de quienes dependen de la cultura taurina, y la intervención en el 10% de las plazas que aún siguen activas.

Para responder a las críticas que consideran que las corridas de toros son un espectáculo violento, Rincón defendió la tauromaquia como una manifestación artística. “Es un ballet en el que se crea y se manifiesta un valor artístico único. En la plaza de toros, se experimenta una democracia genuina, no la violencia que a menudo se observa en los estadios de fútbol”, mencionó a la emisora.

Finalmente, Rincón aseguró que la prohibición de las corridas de toros en Colombia aún debe pasar por un proceso de conciliación y ser sancionado por el presidente. En este contexto, hizo un llamado a respetar la tradición y los derechos de los taurinos. “Continuaremos luchando por la preservación del toro de lidia y por el derecho a la autodeterminación”, concluyó, reiterando su compromiso con la defensa de la tauromaquia.

 

Dejar respuesta