Diego Ventura Brilla en una Tarde Democrática en Las Ventas

0
73

En una tarde democrática en Las Ventas, Diego Ventura destacó con actuaciones memorables que casi le abren la Puerta Grande. Ginés Marín demostró seriedad y hambre de triunfo, mientras Cayetano luchó contra las adversidades del viento y las lesiones. La corrida de Montalvo presentó desafíos que los toreros enfrentaron con valentía, dejando una impresión duradera en el público de Las Ventas.

Redacción: Héctor Esnéver Garzón Mora – https://enelcallejon.webnode.es/  –  Web Aliada

Arbeláez – Colombia. Un lleno de ‘No hay billetes’ en Las Ventas congregó a una diversa audiencia para la corrida de las dos artes, reuniendo a los fieles del toreo, los seguidores de Diego Ventura y los aficionados ocasionales. En una tarde marcada por el viento y la presencia de figuras, Diego Ventura demostró ser la minoría triunfante, aunque el rejón de muerte le impidió abrir la Puerta Grande.

Diego Ventura: Triunfo con Sabor Amargo

Diego Ventura enfrentó el desafío de abrir la plaza y lo hizo en una corrida mixta que inicialmente mostró a un público distante. Su primer toro de El Capea tuvo un tranco y ritmo buenos en su embestida, aunque su nobleza no logró emocionar completamente a los presentes. Ventura brilló en su faena, destacando con ‘Fabuloso’ en un impresionante galope de costado que recorrió más de una circunferencia y media del ruedo. Cerró con tres banderillas cortas al violín y dos rosas, ganándose una oreja a pesar de que la faena perdió intensidad cuando el toro tardó en caer.

El verdadero esplendor de Ventura llegó con su segundo toro, un ejemplar cuajado y rematado de El Capea que embistió con mayor transmisión. Ventura comenzó con dos piruetas sobre ‘Nómada’, capturando la atención de los tendidos. Con ‘Lío’, Ventura midió los tiempos de la faena y desató la locura con ‘Bronce’ en un par a dos manos sin cabezada. La precisión y flexibilidad del caballo, siempre de frente y cercano, pusieron al público en pie. La faena, destinada a ser premiada con dos orejas, se vio truncada por una falla en el rejón de muerte.

Ginés Marín: Impronta y Seriedad

Ginés Marín, a pesar del viento constante, demostró su hambre de triunfo y seriedad en el ruedo. Su tercer toro, descoordinado y de embestida irregular, planteó un reto que Marín superó con un toreo fuerte y en el sitio. El público, severo en su juicio, reconoció su esfuerzo con una ovación tras un aviso. En su segundo toro, un sobrero de José Vázquez, Marín brindó su faena a Curro Vázquez y luchó contra la falta de bravura del animal. A pesar de la embestida brusca y sin entrega del toro, Marín completó una actuación seria que mantuvo su dignidad en el ruedo.

Cayetano: Regreso con Dudas

Cayetano regresaba a Las Ventas tras una voltereta el pasado viernes, aún dolorido. Su primer toro, corto y sin fondo, no permitió lucimiento. El cuarto, de embestidas más francas por el lado diestro, se vio condicionado por el viento, obligando a Cayetano a buscar más la defensa que el dominio. Aunque no logró una actuación destacada, el público respondió con un silencio respetuoso, reconociendo su esfuerzo bajo condiciones difíciles.

Una Corrida Complicada

La corrida de Montalvo presentó toros bien presentados, aunque desiguales de hechuras y de juego deslucido. Los toros de rejones dieron mejor juego, destacando en sus embestidas. Los toros para la lidia a pie, sin embargo, mostraron falta de entrega y fondo, complicando las actuaciones de los diestros.

Ficha del Festejo

Plaza de toros de Las Ventas, Madrid. Decimoquinta de la Feria de San Isidro. Lleno de ‘No hay billetes’. Toros de El Capea (1º y 4º) Montalvo y José Vázquez (6º bis), bien presentados, aunque desiguales de hechuras. Más parejos los de rejones, que, además, dieron buen juego. Deslucidos el resto, faltos de entrega y fondo. Diego Ventura: Silencio y Ovación. Cayetano: Silencio y Silencio tras dos avisos. Ginés Marín: Ovación tras aviso y Palmas.

Dejar respuesta