Manizales: Lo Bueno, Lo Malo y Lo Feo del 4o Festejo de Abono

0
176

Redacción: Javier Enrique Baquero Pardo – JABA

Lo Bueno

  • Entradon en Manizales.
  • Sol fuerte y picante sobre el coso del barrio El Bosque.
  • La técnica de Antonio Ferrera para sacar partido del primero de la tarde. Dominó las tendencias del cornúpeta.
  • Luque aprovechó la sosería para dar muletazos a granel.
  • La estocada de Luque a su primero.
  • La técnica de Luque para gestar algo que solo su tauromaquia logra.
  • La crítica del público al ganadero por sacar al ruedo un remedo de toro en tercer lugar. El público no es bobo, si es que así lo creen.
  • La faena inteligente de Ferrera que aprovechó el momento y lo que tenía al frente, poco toro y ejecutó una faena de la capa al estoque para la galería, engañad, engañad que algo quedará.
  • La capa de Luque al quinto. Antes y después de la vara.
  • Las banderillas de Ricardo Santana al quinto. Valió el saludo.
  • El brindis de Luque a Cayetano Rivera.
  • La entonada faena de Luque a uno sin futuro. Todo se debe al de Gerena.
  • La capa de Castilla en el sexto.
  • La muleta de Juan lució por su poderío frente a uno que prometió y se rajó. El colombiano exprimió el máximo. Las dos orejas justicieras.

Lo Malo

  • Los ejemplares lidiados fueron visiblemente imberbes en su presencia y góndolas, no por lo anunciado en las tablillas.
  • Fandango fue un toro que buscaba salida de los engaños y Ferrera lo “agarró” a sus engaños.
  • Desde el primer muletazo, Fanfango buscó el camino a las tablas.
  • La puntilla no fue tan certera como se esperaba.
  • Algunas transmisiones radiales equivocan al público haciendo creer que un toro bobalicón es un toro que merece un falso indulto. Y así se escuchan los gritos en el tendido pidiendo premios inmerecidos.
  • La falta de criterio del ganadero que trae un novillo a una corrida de toros, y no lo decimos por los 440 kilos que decía la tablilla, lo aseveramos por las evidencias que están en las gráficas de los fotógrafos y video de los que observaron el desaguisado ejemplar. No hay derecho, el público paga por toros, la empresa paga toros y el ganadero trae novillos.
  • El palco quiso tapar la pobreza de lo visto ganadera, ente en el tercero entregando dos orejas, donde el premio era Justo en un auricular.
  • El palco presidencial entregó dos orejas justas a Ferrera, pero se excedió al conceder una vuelta al ruedo a un toro que apenas cumplió.

Lo Feo

  • El ingreso a los corrales para ver los astados fue muy limitada, quizás como medida para no molestar a los pequeños.
  • La sosería del segundo de la tarde.
  • La pobreza del tercero, un desaguisado ejemplar, carente de edad, peso y molares que lo respalden.
  • El trabajo sin prejuicios de la junta técnica al dejar pasar en el reconocimiento un astado como el tercero. A simple ojo, un novillo, ni siquiera adelantado.
  • Algunas emisoras equivocan al público vendiendo falacias. ¿Y del toro que señores?

Dejar respuesta