Madrid: Román Presenta Credenciales en Resurrección

0
98

Román, Manuel Dias Gomes, que confirmó alternativa y Fco. de Manuel hacían el paseíllo, este Domingo de Resurrección, en la segunda corrida de la temporada en Las Ventas, en la que se lidiaba un encierro de Pedraza de Yeltes.

Redacción: Marco Antonio Hierro – Cultoro.es – Web Aliada

Madrid – España. Román, Manuel Dias Gomes, que confirmó alternativa y Fco. de Manuel hacían el paseíllo, este Domingo de Resurrección, en la segunda corrida de la temporada en Las Ventas, en la que se lidiaba un encierro de Pedraza de Yeltes.

DIAS GOMES APROVECHA SIN ECO LA NOBLEZA DEL SOSO PRIMERO

El primero de Pedraza fue un toro de más de seis quintales que tuvo más ritmo que humillación en el capote de Días Gomes. Se fue abajo al caballo el toro y empujó lo suyo, antes del quite por delantales del portugués. Siempre mejor el toro por el lado izquierdo, le sirvió al torero para soltar los nervios de la tarde de su confirmación. Con la muleta aprovechó cabalmente la nobleza y hasta la clase del de Pedraza, que fallaba en los finales y dejaba a medias los muletazos, todo por su falta de fuerza y de espíritu. Solvente y metido el portugués, aún firmó un final comprometido que el público no le jaleó. Una estocada desprendida dejó todo en palmas.

LA ZURDA DE ROMÁN TERMINA SACANDO RÉDITO DE LA GRAN CLASE DEL SEGUNDO

El segundo, con su cuerna arremangada, su cuello largo, su expresión y su capa pilarona, salió mostrando sus virtudes para que lo saludase Román con verónicas solventes y bien tiradas. También lo fueron las dos y media del quite torerísimo de Fran de Manuel, que tomó contacto con la plaza. Con la muleta le dio distancia Román y respondió el toro acudiendo con alegría, pese a que molestase el viento en los medios. Pronto comprendió el valenciano que era el pitón izquierdo el de los billetes, y que era el vuelo y no el toque lo que le hacía deslizarse, por lo que dejó dos series de grandísimo calado. Un final por manoletinas y una estocada en el sitio fueron suficientes para pasear la primera oreja.

DE MANUEL ESCUCHA SILENCIO CON EL VIENTO Y EL CAMBIANTE TERCERO

El tercero era una pintura auténtica en el encaste Raboso, pero se partió la punta del pitón en el burladero nada más salir. Tuvo sus teclas el animal, pero también una claridad a zurdas que el viento se encargó de emborronar en la muleta De Francisco de Manuel. Empeñado estuvo el torero en ponerse, pero Madrid se puso demasiado en Madrid en muchos pasajes de la faena. Lo mató de estocada desprendida y escuchó silencio.

LOS RECURSOS DE ROMÁN NO BASTAN PARA TRIUNFAR CON EL ANODINO CUARTO

En cuarto lugar, apareció un toro negro, cornidelantero y cuajado que echó las manos por delante en el capote de Román y no se definió demasiado en los primeros tercios. Con la muleta se vio al animal como simplón y sin grandes virtudes, pero tampoco con defectos reseñables, por lo que se remangó Román y lo obligó a embestir en un par de tandas con corrección, pero pronto se apagó y hubo que irse a por la espada. Marró con el acero y escuchó silencio.

DÍAS GOMES SALE INDEMNE DE LA AMENAZA CONSTANTE DEL QUINTO BIS

Días Gomes se encontró, en cuarto lugar, con la devolución por blando del toro de Pedraza y con la salida de uno de Carmen Valiente, que fue todo reserva y todo amenaza. Comolicado hasta en la mirada, repuso, remontó y hasta puso en apuros en ocasiones al portugués, que tampoco se arrugó. Lo mató con brevedad, que era lo que se imponía, y escuchó silencio

DE MANUEL FALLA CON LA ESPADA Y EMBORRONA UN TRASTEO COMPROMETIDO

Al colorao que cerró plaza lo puso a funcionar Aurelio Cruz con los tres soberbios puyazos que le aplaudió Madrid cual si hubiera cuajado al toro. Tenía fijeza el animal, y transmisión, y antes de que muriese la ovación al picador ya estaba Francisco De Manuel ciñéndose las chicuelinas y rematando ya muy comprometido, haciendo rugir al público. Habían despertado. Y lo hicieron más aún con el inicio en la distancia de Francisco, que lo embarcó y lo soltó en la inercia de la embestida larga, previo siempre al toreo de mano zurda que provino del vuelo y terminó vaciando muy atrás. Pero lo notó el de Pedraza, y allí se emborronó el trasteo. Pinchazo y estocada desprendida mermaron ostensiblemente su botín.

Ficha del Festejo

Plaza de toros de Las Ventas. Corrida del Domingo de Resurrección.7998 espectadores. Toros de Pedraza de Yeltes, noblón, pero sin vida el primero, de gran clase y transmisión, el buen segundo, vilgarón y anodino, el negro cuarto, devuelto el quinto por inválido; reservón y complicado el quinto bis; noble y con fijeza el buen sexto. Román; oreja tras aviso y silencio tras dos avisos. Manuel Dias Gomes, (confirma alternativa); palmas y silencio. Francisco de Manuel; silencio tras aviso y palmas tras aviso.

Dejar respuesta