Lenguazaque: Cuidar los Detalles

0
742

Un encierro propio Santacoloma, con las dificultades que generalmente presenta, pero con casta y bravura, salvo el cierre plaza que manseó, pegó arreones y soltó la cara cuando estaba embrocado en los trastos. Una terna con ganas de agradar, deseos de triunfo, pero con varios detalles significativos, se diluyó toda esa ilusión.

Redacción: Héctor Esnéver Garzón Mora – Fotos: Gerardo Márquez

Ubaté – Colombia. En el día de ayer domingo se dio el primer festejo del ciclo ferial de Lenguazaque (Cundinamarca), con uno de los detalles más significativos, lleno en los tendidos, plaza que tuvo hasta los vomitorios poblados de aficionados y que sin ninguna duda deja ver la importancia que tiene la tauromaquia en la interacción socio económica y cultural de Colombia, ese mensaje es claro y creo que el Congreso nacional debe tener en cuenta para tomar una decisión, así como varios de los articulados fundamentales de la Constitución Política.

Por otro lado, reconocer los esfuerzos de los organizadores por entregar un festejo a gran nivel, pues en provincia muchas veces se tiene la oportunidad de tener festejos interesantes, que sinceramente no tienen nada menor a los de plazas de primer nivel, pero para que todo salga mejor, se deben cuidar los detalles, pues en la tarde de ayer en la primera de Lenguazaque (Cundinamarca), hubo cosas que influyeron no a favor de los actuantes y la liturgia,  como las condiciones del ruedo, que era pesado, con mucha arena, seco en exceso, que levanto polvareda molestando directamente la lidia de los bureles y el aprecio de los espectadores. Otro detalle importante para tener en cuenta, es que los actuantes (subalternos, monosabios) no deben excederse en su función, pues cada uno sabe en qué momentos intervenir y en muchas ocasiones, naturalmente por apoyar al colega, se desvirtuaba la acción o pasaban por inoportunos; ya el resto de sucesos forman parte del misterio que rodea la tauromaquia y a veces «el palo no está para cucharas».

En la primera de feria de Lenguazaque se tuvieron toros de la ganadería quindiana «Salento», encaste Santacoloma, propiedad de herederos de Don Antonio José González Caicedo, que fueron bien presentados al individual, salvo el sexto de la tarde, desiguales en conjunto y de juego variado, predominó la bravura y la casta, se ausento la humillación, nobleza, franqueza y fijeza en niveles significativos para algunos bureles, sin embargo llevaron emoción a la parroquia y midieron a los actuantes de la tarde, que sin duda alguna evidenciaron ganas, deseo de triunfo y entrega pero como muchas veces reza el adagio: «Dios dispone y el toro lo descompone», pero para el caso, lo que descompuso en mayor parte, fueron aquellos detalles reseñados en las líneas anteriores. Los de Salento: 1o bravo, encastado, distraído y con las complicaciones del encaste. 2o bravo, encastado, distraído, no humilló, con complicaciones del encaste. 3o bravo, encastado, fue a media altura, derrotando en las salidas, aplaudido. 4o bravo, encastado, pronto que humilló en los embroques y salía con la cara arriba, aplaudido. 5o bravo, encastado, calamocheador, desarrollo algo de sentido y la luz no ayudó. 6o manso, de arreones, huidizo, que sacó genio y derrotó casi siempre.

Juanito Ortiz, cabeza de cartel, evidencio voluntad, ganas, tuvo dificultades con la polvorera del albero en el primero de lidia ordinaria donde dejó pese a las adversidades una digna presentación. Estocada delantera pelín desprendida. Silencio con aviso. En el segundo de su lote volvió con ganas y deseo de triunfo, con percal en torero, con pañosa una faena de poder, valor e inteligencia, la pena fue la dilatación de la suerte suprema donde se diluyó el triunfo. Estocada en buen sitio. Vuelta al ruedo con dos recados de Usía.

Sergio Blanco, torero de buen corte estuvo deseoso, entregado, planto cara el el primero de su lote donde a base de paciencia hilvano una faena con interesantes matices, la pena la fuerte paliza que recibió previo a ejecutar la suerte suprema, por fortuna sin nada que lamentar. Pesado con el acero. Tres recados de Usía. En el quinto de lidia ordinaria, ya con luz artificial algo deficiente, en Santandereano volvió con ganas, queriendo hacer las cosas bien, pero a veces lo que está en contra prevalece, rescato una media verónica de pintura y la voluntad en pañosa para lograr las contadas tandas que ejecutó. Estocada delantera. Silencio.

Alejandro Adame hizo un buen debut en Colombia, estuvo muy en torero, con el primero de su lote, se gustó en percal y en pañosa hilvanó una faena de buen contenido. Estocada pelín tendida y golpe de cruceta. Oreja. Con el cierre plaza vio la cruz de la moneda, pero con mucha decisión, plantó cara, lo intentó y dejó buenos muletazos. El acero no ayudó lastimosamente y así culminó silenciada la labor con dos recados de Usía.

Ficha del Festejo:

Lenguazaque (Cundinamarca) – Domingo 29 de enero, 2023 – 1a de Feria – Toros de Salento desiguales de presentación y juego, destacándose el 5o de lidia ordinaria. Juanito Ortiz: Silencio con aviso y Vuelta al ruedo con aviso. Sergio Blanco: Silencio con tres recados de Usía y Silencio. Alejandro Adame: Oreja y Silencio con dos avisos. Lleno en los tendidos.

Dejar respuesta