La Tarde Triunfal en el Ojo de Un Niño

0
64

La tarde triunfal de Manizales en criterio del niño Juan Simón Londoño.

Una linda tarde en la capital de Caldas avisando que una de las mejores corridas de la feria viene con Luis Bolívar, Emilio de Justo y el joven Tomás Rufo, con toros de la leyenda del Maestro Cesar Rincón y sus imponentes toros.
En el paseíllo se guardó un emotivo minuto de silencio. El primer toro de nombre Perfumado de 472 kg y de número 625 para el caleño Luis Bolívar, que viste azul oscuro y oro, le da inicio a una tarde de ensueño.  Un toro listón muy bello, muy serio de cara al principio, estaba desubicado, correlón, pero después de eso muy fijo en el engaño. En la pica Edgar Arandia quien pica muy bien al astado y da paso a unas banderillas de James Peña, no muy bien puestas, por qué están muy separadas; el segundo par lo pone Emerson Pineda de muy buen modo, muy bien colocadas. El tercer par fue difícil por qué el toro se quedó.
El caleño inicia su faena dedicándole el toro al público y en los medios del templo de la monumental comienza con derechazos; es un toro de buen arranque y nobleza y la magnífica derecha del caleño despierta a la afición manizalita, es un muy lindo toreo con un buen toro dando una linda tanda por naturales una gran faena con lindos lances y quites, siempre en los medios un toro que podría ser de indulto, pero el público no reacciona al animal ni a la faena del caleño y después de una estocada un tanto tendida el toro dobló siendo premiado con pasear las dos orejas por el redondel sonoro.
El segundo toro para el español Emilio de Justo que viste de verde esmeralda y oro, lidia al astado de nombre panela de número 831 y 470 kg, un toro colorado muy bello, serio de pitones y un tanto bizco, fue bueno en el capote aunque con complicaciones, dio buena pelea ante el caballo, las banderillas las pusieron Manuel Ángel Gómez y Héctor Fabio Giraldo, al inicio de la faena el toro estuvo bien, fue bueno, con recorrido y bravura que el diestro español aprovechó dando buenos pases por derecha y por zurda. Un buen toro a la hora de la muerte, la espada entró a 3 cuartos y no mostró finura en el descabello, escuchó un aviso.
El tercero de nombre Lulo de número 606 de 440 kg fue noble en el capote, arrancó con bravura y nobleza la nueva sensación del toreo mundial y aprovechó al astado de las ventas en el capote donde se desarrolló muy bien, fue picado por Luis Viloria quien lo picó muy bien, de las banderillas se encargaron Sergio Blasco quien puso buenos pares y Ricardo Santana quien las puso magistralmente como siempre. Al iniciar la faena el joven Rufo inició por derechazos con nobleza por parte de la res pasando a dar buenas tandas por naturales, la faena la realizó en todos los medios del ruedo y en la suerte máxima una buena estocada le dio al español una merecida oreja con petición de otra.
El cuarto toro de nombre Abúlico de número 614 y de 482 kg para el caleño Luis Bolívar fue muy bueno en el capote, mostrando la clase de torero que es el colombiano. Un toro que peleó con fuerza ante el caballo de Edgar Arandia y las banderillas de Carlos Garrido y Emerson Pineda alegraron más la tarde que se iba opacando por la lluvia. El caleño dedica el toro a alguien del público y después dio una cátedra de toreo con su magistral derecha, lidiando magníficamente por ambos lados; el toro embistió con nobleza y bravura, matando muy bien, levantó las dos orejas lo que le asegura que es el más grande torero de Colombia.
Aunque en quinto lugar iba Emilio de Justo, su primer toro de nombre meloso se dañó y fue devuelto, misma historia con el séptimo toro de nombre indocumentado mientras entorilaban al segundo toro de reserva lidió, Tomás Rufo. Un toro bastante parado y difícil para el español, desde el primer momento intentó sacar provecho, fue una dura pica, más la fuerza del toro número 807 de nombre escondido y de 486 kg, las banderillas las pusieron los colombianos Ricardo Santana y Jaime Devia que mejor no pudieron estar.
El español dedicó el toro al público manizalita. Fue un toro muy parado y difícil que el torero intentó aprovechar y el público estuvo muy activo durante la faena, los bellos pasodobles alegran al torero y al público; a la hora de matar dos pinchazos le quitaron la puerta grande, pero un certero descabello le dio fuertes aplausos por parte del público.
El sexto de Emilio de justo, con grandes quejas del público, es de Juan Bernardo Caicedo, de nombre Gorra Roja, de 532 kg y de número 140, es el toro más grande de la feria. En el capote un toro fijo que el español capotea bien en los medios. En el momento de la pica William Torres da un muy buen pillado a mano cambiada, aunque el caballo es derribado, pero resultó ileso mientras los monosabios lo revisan, el segundo picador repite la suerte con éxito.
En las banderillas Alex Benavides en su primer par no puso ninguna, mientras que Héctor Fabio Giraldo puso un buen par, al igual que el segundo par de Alex Benavides. El torero inicia con la mano derecha dando una linda serie, rematando con un forzado de pecho, una tanda por naturales y otras variadas por ambas manos le dan una emoción al público y la música alegra la lluviosa llegada de la noche dando una gran faena; en los medios a la hora de matar, una estocada certera, pero inefectiva y 5 intentos de descabello lo hicieron escuchar aviso y por poco el segundo recibió aplausos al final. Una tarde interesante buenos toros aunque se lesionaron unos cuantos, el buen toreo se hizo presente aunque no hubiera buena suerte en las muertes.

Dejar respuesta