Novillada de Manizales

0
70

Hoy se dio inicio a la Feria de la ciudad de Manizales con la novillada, en medio de una tarde que inició soleada y luego San Pedro dejo caer sus gotas.

Juan Gómez

La tarde inició con la actuación de Juan Gómez, quien lidió a Escondido, un astado negro, musculoso y de inicio abanto. Luego se entregó al llamado del antioqueño.
En banderillas Granerito y Juan David Ortiz, subalterno nuevo y de poca experiencia.

Juan Gómez brindó a su padre y sus tíos.

Con la muleta el trasteó inició por bajo, buscando los tercios. El negro de poca condición hacía que la labor fuese de uno en uno. La faena se tornó monótona y falta de interés, primero por las condiciones del novillo y segundo por la falta de recurso resolutivo de Juan Gómez. La espada en un primer viaje encontró hueso, luego medio viaje. Pitos al novillo en el arrastre. Silencio al antioqueño.

luego con el cuarto con dos largas Gómez arrancó los oles, que se hicieron repetitivos con los lances a la Verónica. Muy poca vara y lances en el centro para despedir a los montados. Con la muleta buenas tandas a uno que trasmitía. Todo en el centro del ruedo. El piecito atrás deslucía los muletazos. Un desperdicio de ejemplar, la espada desaprendida y un público muy generoso. Y el ciego llorando de desconsuelo. Un Juan Gómez desconocido al de toros y ciudad.

Lalo de María

En segundo lugar y debutando el francés Lalo de Maria, quien saludó a Manizales con Pianista, un negro y codicioso yo astado de Achury que persiguió una capa templada y bien llevada. La lluvia en cortas gotas se posó sobre la ciudad. De Maria brindó al público y en un toreo muy vertical inició por alto. Buen concepto y temple acompañaron una faena musicalizada.. puso lo que por momentos el novillo dejaba de entregar y logró que el respetable se emocionaría y acompañará con los oles. Con paso de los muletazos el novillo bajo la intensidad y la espada no se hizo esperar. tres, cuartos. Solicitados movillo y debutante.

En quinto lugar con la capa el francés subió la nota, bonitos lances. Brindó al cielo. La muleta tuvo momentos altos y otros bajos, pese a las buena embestidas. No hubo una línea creciente y si olas o destellos que finalizaron en fallos con el acero, tres avisos y un triunfo desaprovechado. Palmas al novillo.

Felipe Miguel

Feliz Miguel Negret, recientemente llegado a los festejos con caballos hizo tercer lugar, con Cantinero, otro negro Achury bonito al que desde la capa no le encontró la confianza,pies andariegos en cada lance.

Clovis Velásquez casi cayó de su caballo en la vara del tercero.

Felipe Miguel brindó al público, para luego realizar una faena con deseos; ejecutorias rápidas y carentes de emoción. El novillo pasaba sin ofrecer peligro alguno. Aunque realizó varias tandas, entre ellas faltó emotividad, pese a esto el público lo arropó generosamente. La espada tendida y luego el verduguillo fueron la fórmula para acabar con el astado. Una oreja y palmas al novillo.

El que cerró el festejo, el de menos, suelto en principio. Se complicó con una muy mala lidia, tumbó y más mala lidia. Brindis al público y muletazos sin argumentos ante el deslucido de Achury.

Dejar respuesta