1a Manizales: Santa Coloma en Esencia, Futuro Esperanzador

0
135

Los Salento en conjunto tuvieron lo más característico de su encaste, gozaron de bravura, la casta fue limitada en algunos, la nobleza lo más relevante y los becerristas, cada uno a su nivel, dejaron ver que están para prometedoras cosas.

Redacción: Héctor Esnéver Garzón Mora

Manizales – Colombia. El inicio de la XXIII Feria Toros y Ciudad 2022 no pudo ser más esperanzadora pues los erales de Salento, cada uno trajo lo propio del encaste, ese animal con cualidades que haciéndole las cosas bien, se entrega sin medida, mete la cara como se desea y se desplaza con un gusto que hace verter la inspiración al actuante y la emoción al tendido. Es de reseñar que en cuanto a casta fueron limitados, pues algunos escaseaban, tal vez por su gran nobleza, otros por la limitada fuerza y quizás otros por no haberlos dimensionado, pero en términos generales la nota es buena para este hierro que pasta en el Quindío. 1o manseó en banderillas, pero nunca abrió la boca en la lidia, esparramo la vista, fue noble, humilló y acudió con solvencia a los chismes (trastos de torear). 2o con bravura manifiesta, noble, pronto, que humilló cuando se le mandaba. 3o solo acudió por el izquierdo, soltó algo la cara, se abona la nobleza y fijeza del burel. 4o interesante, bravo, fijo, noble, siempre humilló. 5o de salida partió plaza, gozó de nobleza y repetición, fijo a los chismes (trastos de torear). 6o descafeinado, flojo de remos, pegó arreones, gozó si de nobleza y 7o bravo, fijo, encastado, pero debía ir muy en corto para continuar los tramos.

Los actuantes cada uno en su estilo dieron la cara, ninguno hizo ver que la plaza les pesara, mantuvieron las posturas sin perder los papeles y entregaron lo que llevan aprendido, incluso echando mano a los recursos de la improvisación sin desentonar. Es algo muy valioso para los nuevos toreros, pues con las casi nulas oportunidades que tienen, solo el toreo de salón y una que otra tienta, dejaron un esperanzador futuro para los nuevos baluartes de la fiesta del toro bravo.

Simón Hoyos se presentó muy bien con el percal, dejó buenas verónicas y el quite marcó firmeza; en muleta sin desmeritar lo hecho, faltó el mando, eso que llamamos, parar y mandar, los aceros no estuvieron a favor en su burel, pero vimos en el cierre plaza que ejecuta bien la suerte suprema. Silencio con aviso.

Felipe Miguel se ha caracterizado por ser solvente con las ejecutorias, algunas veces acompañándolas y gustándose, en otras algo descafeinadas, le faltó en muleta reunir mas las tandas, quedar puesto luego de cada muletazo para consolidar con contundencia las series. Fue certero en la suerte suprema. Silencio.

Fredy Velásquez sorprendió, tiene un corte antiguo en su concepto, cita de frente, carga la suerte, mide las distancias y todo de manera natural, además evidenció valor y madures ante algunas manifestaciones de la parroquia, dejó un sabor grato, sobre todo porque piensa sobre la marcha para encontrar el recurso que se requiere de acuerdo a lo expresado por el burel que tiene en frente, una pena que hubiese estado pesado con el acero. Silencio con tres avisos apresurados de Usía.

Curro Pimentel se presentó con una cualidad fundamental en el arte de Cúchares, la parsimonia, el toreo no es de prisas o afanes, es de degustar, tanto el que está frente al animal, como el que lo aprecia en el resto de plaza, además otra virtud del nuevo torero, sabe llenar el escenario con naturalidad, cosas a favor que complementados a lo recursivo dejan señalado un buen camino, claro que en lo que debe trabajar mucho es en la la suerte suprema. Silencio con tres avisos apresurados de Usía.

Daniel Sánchez, la verdad mostró escuela, pues en su intervención expresó las bases del buen torear, colocación, desplazamiento de la tela (correr la mano) y parar, es decir dar tiempos al astado para retomar oportunamente el trasteo, es inteligente dentro de la marcha, hilvanó tandas interesantes. Dos pinchazos antecedieron los tres cuartos de acero dejados, suficientes para que doblara el eral. Vuelta al ruedo.

Sergio Alzate mostró también buena escuela, siempre quiso hacer las cosas bien y en muchos momentos de la lidia lo logró, estuvo pesado con el acero. Palmas con 2 avisos.

El aspirante a Rejoneador Juan Simón mostró buena doma, es un buen jinete, de pronto hay que trabajar en lo que se llama la parsimonia, la calma en las ejecutorias en compañía de sus jacas, de abonar que reúne en la colocación de rehiletes, aunque no estaban en morro por la característica fenotípica del eral, todos quedaron juntos en el sitio. No ejecutó la suerte suprema, tarea que realizó el director de lidia. Palmas.

Ficha del Festejo

Monumental de Manizales – Primera de Feria – Novillada sin caballos – Erales de la ganadería Salento, bien presentados al individual, desiguales en conjunto; de juego interesante y variado, destacó el corrido en tercer lugar. Simón Hoyos: Silencio con aviso. Felipe Miguel: Silencio. Fredy Velásquez: Silencio con tres avisos apresurados de Usía. Curro Pimentel: Silencio con tres avisos apresurados de Usía. Daniel Sánchez: Vuelta al Ruedo.  Sergio Alzate: Palmas con dos avisos. Juan Simón: Palmas.

Dejar respuesta