Autlátan en la Lente de Erick Cuatepotzo

0
422

Serios toros de Torreón de Cañas en corrida de Carnaval de Autlán en México

El mexicano Juan Pablo Sánchez cortó tres orejas mientras que el español Antonio Ferrera logró un apéndice y el también mexicano Luis David dio una vuelta al ruedo, en la primera corrida del Carnaval de Autlán 2022, población del occidental estado mexicano de Jalisco.

Redacción: Agencia EFE

El ganado de Torreón de Cañas bien presentado y complicado mantuvo atentos a los aficionados que llenaron la mitad del inmueble de la plaza Alberto Balderas. El ambiente de carnaval caló más en el palco de autoridades que en los tendidos. La puerta grande de Juan Pablo Sánchez fue resultado de las decisiones del juez más que de la petición de los presentes. La corrida transcurrió por donde el ganado permitió. Fue una tarde sin apenas alardes ni demostraciones vacuas de valor. Los cornúpetas no lo permitían. La principal muestra de esto es que Ferrera renunció en sus dos rivales a poner banderillas. Salieron seis toros hechos, con mucha emoción sin ser un derroche de casta e incluso manseado la mayoría. Pero la furia de su mansedumbre, el trapío y su fuerza se impusieron a las dudas de los tres toreros. Antonio Ferrera no quiso ni ver al primero de la tarde. Un astado violento que recibió tres puyazos duros y largos, más múltiples errores a la hora de aplicar la vara. El toro iba de un caballo a otro recibiendo castigos sin que Ferrera o su cuadrilla lo evitará.

La bronca fue monumental entre una afición que, por otro lado, disfruta de este tercio. El español con la muleta tan solo trasteó ante un animal que evidenciaba ser susceptible de poderlo lidiar en la muleta. El toro, metía la cabeza con furia ante la menor porción de tele que se le ponía delante. Entre huidas del toro y aspavientos del torero se fue la faena que acabó en pitada para Ferrera. Más dócil fue el cuarto de la tarde al que Antonio citó en pases al natural, que aunque salieron sueltos, algunos fueron de calidad y ceñidos.

Dejar respuesta