Lo Bueno, Lo Malo y Lo Feo Tras el Diluvio

0
161

Redacción:  Jerónimo Baquero Toro’s

Lo Bueno

  • Román aperado de zapatillas especiales, con taches, salió a lidiar a su primero.
  • Buena vara de Clovis. En buen lugar y poca.
  • El público impávido y estoicamente aguanto agua a mares, sin moverse de sus localidades.
  • Román entendió perfectamente al segundo de la tarde, las distancias fueron fundamentales.
  • Román señaló al palco que él torearía su toro a pesar de la lluvia.
  • El trabajo de los monosabios para poner en condiciones el ruedo para proseguir con el festejo.
  • La casta y lo nobleza de Castellano.
  • El brindis de Román al Tendido Joven.
  • El trapío del cuarto de la tarde.
  • La lidia de Ricardo Santana al cuarto.
  • Los palos de Héctor Fabio Giraldo con firmeza en un piso muy complicado.
  • El quite de Emerson Pineda para quitarle el toro al banderillero Garrido en el quinto.
  • La firmeza de Román con un toro que no acababa de entregarse y fijarse en los engaños. Se distraída en medio de las embestidas.
  • La espada de Román certera y en todo lo alto para dejar sin puntilla al pupilo del Capitán Barbero.
  • La vara de Cayetano, en buen lugar y en la medida justa. Se despidió del palco para cerrar la suerte.
  • Los palos de Emerson Pineda y El Pino al sexto, los dos saludaron.
  • La faena de Garrido estuvo por encima de la trasmisión del sexto.

Lo Malo

  • Marcos Prieto, subalterno colombiano recibió un puntazo al entrar al burladero. Paso a la enfermería. Luego de una valoración primaria fue trasladado al Hospital Santa Sofía, con una cornada profunda, para ser intervenido quirúrgicamente.
  • El aguacero sin parar.
  • La espada de Román atravesó al toro saliendo por uno de sus costados.
  • Toro a toro el agua subía de cantidad.
  • El cuarto acuso el exceso de kilos, 530 que hacían que las embestidas no fueran tan largas como se deseaba.
  • El pitón izquierdo no dejaba ejecutar el buen toreo por parte de Arcila.
  • La espada no colaboró al manizalita.
  • Román llevó al quinto a la vara en un lugar poco ortodoxo, cerca a uno de los toriles.
  • El sexto de la tarde no brillo en las embestidas y dificultó el trabajo de Garrido.

Lo Feo

  • La espada de Román al segundo de la tarde entró de forma irregular y mostró su punta por el brazuelo.
  • Andrés Herrera se salvó de un percance en el cuarto cuando el toro le apretó a tablas.

Dejar respuesta