Guerrero Guerrita, Hoy 20 Años Después Se Corta la Coleta

0
439

Un gran Torero que lucho durante años para poner su nombre en muchas plazas, con un concepto propio sorprendió, caminó, vivió tristezas, alegrías y hoy se corta la coleta en su plaza.

Redacción: Juan Pablo Garzón Vásquez

Cali – Colombia. Si mencionamos a Hernán Ocampo Villa nadie tendría un referente concreto de seguro, pero si enunciamos a “Guerrita Chico” se vienen a la mente muchísimas actuaciones en la plaza de Cañaveralejo, así como en alberos de primer nivel en nuestro país y rodando sin duda por la Provincia Colombiana: Ubaté, Lenguazaque, Une, Tuta, entre otras.

Guerrita Chico, llamado así por los maestros de la Escuela Taurina de Cali al ser inquieto y travieso, debutó con tan solo nueve años y medio en el municipio de Jamundí, exactamente en la plaza de toros de Cañaveralito, allí cumplió con todas las suertes, incluyendo la suprema ante un buen becerro. Su camino continúo en la Escuela Taurina de su ciudad natal, convirtiéndose en novillero puntero con tan solo 15 años, eso lo hizo representar a Colombia en el Encuentro Mundial de Novilleros, en Autlán de la Grana México, habiéndose campo en el país manito y lograr acartelarse en un total de 15 novilladas. De ahí viajo a España en el año 2001.

Para entonces, el Novillero revelación de la Sultana del Valle, debutó en el país ibérico, más exactamente en San Sebastián de los Reyes, teniendo un resultado satisfactorio que lo encaminó a sumar un total de diez y seis (16) festejos en la tierra de la tauromaquia, a la postre representó a Colombia en el Encuentro Mundial de Novilleros que se llevó a cabo en el país Vasco donde dejo un buen aroma. Ya con apoderados españoles vuelve a la tierra que lo vio nacer para doctorarse el 27 de diciembre de ese mismo año en el marco de la feria de Cali, lo hizo ante una corrida de El Paraíso, propiedad de Don Jerónimo Pimentel, encaste Domecq y bajo el padrinato de José Pacheco «El Califa»; atestiguo la ceremonia el torero madrileño Rafael de Julia. Esa tarde cortó una oreja al toro de la ceremonia.

La carrera de Hernán Ocampo «Guerrita Chico» ha tenido muchísimos matices, pero las satisfacciones que lo enriquecen en esta difícil profesión están dadas por algunos hitos importantes como el indulto de los astados lidiados, por mencionar un par de glorias, en 2008 con mucho compromiso y conciencia, encumbró al segundo de su lote, sexto de lidia ordinaria, de la dehesa de Juan Bernardo Caicedo, esa mencionada tarde con el burel que cerro plaza, se deleitó con navarras, revoleras, de hinojos en los propios medios recibió el burel e hilvano una faena que gozó de todos los componentes del buen torear; compartió puerta grande con Sebastián Castellá. Otro indulto memorable fue en la ciudad de Ubaté, año 2010, allí en la Capital Lechera, exaltó un buen toro de «El Romerón», encaste Domecq – Baltasar Ibán, propiedad de Laureano Gómez Montealegre, donde el hijo de la capital vallecaucana, volvió a recrearse en su forma de interpretar el toreo y logró salir a hombros con Emilio de Justo y el recordado Rejoneador Jorge Enrique Piraquive.

Sin duda, una de las mayores satisfacciones, fue la confirmación de la alternativa en la primera plaza del mundo, hecho ocurrido el 12 de octubre del 2014, también lo llenó de crédito en su carrera, allí estuvo ante un encierro de Palha, junto a Sánchez Vara e Israel Lancho, la prensa especializada reconoció su potencial.

Es por ello y muchos más, sobre todo la buena persona que es, que la Empresa Tauroemoción Colombia no podía dejarlo por fuera de la selecta nómina para esta Feria Taurina en la Cañaveralejo 2021, son muchas las credenciales que nutren esta contratación, pero lo más importante es que quiere cerrar su ciclo de torero activo justo veinte años después de su alternativa y en la misma plaza que lo lanzó en su profesión. Lo importante es que este torero Caleño también sienta al buen aficionado en los tendidos de la reconocida “Copa Champañera” que ha tenido durante su historia, las mejores ferias de América, por eso nadie se puede perder este ciclo de fin de año en la Sultana del Valle y mucho menos el despedir de uno de hijos toreros.

Dejar respuesta