Viajó a la Eternidad el Ganadero Carlos Augusto Garzón Murcia

0
82

Viajó hacia la eternidad el hijo menor de la Familia Garzón Murcia, quién destacó en la fiesta brava como Mentor, Empresario y Ganadero, además de haber sido líder político en los años ochenta (80) estando en la Cámara de Representantes.

Redacción: Héctor Esnéver Garzón Mora – Foto: Héctor Manuel Espitia

Arbeláez – Colombia. Cada vez es más difícil registrar la partida de buenos seres humanos, sobre todo cuando con sus actuares, virtudes, anécdotas y elocuencia, dejan huellas positivas en toda una comunidad. Luego de quebrantos de salud a nivel renal y haberse contagiado de Covid 19, partió a la eternidad otro hijo ilustre de la Villa San Diego de Ubaté, Don Carlos Augusto Garzón Murcia. Es un sencillo homenaje póstumo para reconocer los actuares de un importante hombre de la tauromaquia nacional.

Carlos Augusto Garzón Murcia sin duda fue uno de los líderes más reconocido de la cría del ganado de lidia y el mundo taurino nacional, desde muy joven se educó para llevar una dehesa, realizar profesionalmente una feria, llenar de categoría y ortodoxia la liturgia del toro bravo, siempre llevando como un embajador, el nombre de la tierra que lo vio nacer. El hijo menor de la recordada Señora Emma demostró con sus innumerables acciones la calidad humana de la que gozaba, el profundo conocimiento de la cría del toro, la generosidad para ayudar a quien se lo solicitaba con sinceridad, la rectitud en sus procederes y una alegría inigualable que hacía de cualquier encuentro un mundo de risas y anécdotas. Es imposible no reconocerle su vida pública, porque como pocos, tuvo el buen sentido para proyectar la fiesta brava, no miró los intereses particulares o beneficios propios, siempre sus compromisos los afronto con altura, entereza y franqueza buscando que todos siempre tuviesen satisfacción, apoyó a muchos artistas del ruedo, unos más destacados que otros, pero a cada uno le tendió la mano en los momentos oportunos.

Como ganadero arrancó su tarea en el año 1972 en compañía Rafael Pérez (El Chiquito Pérez), pero dos años después, toma la parte de Pérez su recién fallecido hermano Jorge Eduardo y nace el hierro Garzón Hermanos, comprando vaquillas de la extinta ganadería de Pueblito Español y la vigente Vistahermosa, tomaron dos sementales de cada una, todo en línea Santacoloma, complementando un buen número de vientres con ejemplares de Campo Pequeño (Pepe Cáceres) y Ernesto González. En el año de 1979, se abre la opción de importar reses de España, y trajeron sementales y vacas de la ganadería de Joaquín Buendía. Esta importación se continúa en los años 1980, 1981 y 1982; en el último año se trajeron sementales y vacas de la ganadería Alcurrucén (de Pablo Lozano) encaste Carlos Núñez. En los años siguientes se adquirió semen tanto de sementales de Santacoloma como de Núñez, para el Proceso de inseminación artificial. Los resultados en las dos líneas han sido buenos y con triunfos importantes en las plazas de primera categoría.

El ganadero Augusto logró internacionalizar su hierro en tierras Incas, estuvo en una feria de Acho en Lima, pero su gran reconocimiento como dehesa lo obtuvo en la Feria Internacional San Juan Bautista de Chota, ciudad de la zona norte de la región andina peruana y segunda Feria Taurina de importancia en el Perú. Garzón Hermanos obtuvo el Escapulario de Oro que la acreditó como Triunfadora en esta versión 2011.

Sin duda existen más logros de este buen ganadero, lo importante es recordarlo por su alegría y enorme conocimiento. Descanse en paz «Ganadero», que el encuentro con su hermano Jorge lo llene de gran emoción. A la Señora Martha, sus sobrinos y familiares, las más sentidas condolencias…

Dejar respuesta