El Zapata, a hombros en Jalostotitlán

0
371

Uriel Moreno “El Zapata” fue el máximo triunfador del festejo tras pasear dos orejas, también tocando pelo el diestro español Antonio Ferrera

Llegó la primera corrida del carnaval de Jalostotitlán en la plaza de toros Fermín Espinosa “Armillita”, en una tarde agradable en la que el diestro tlaxcalteca Uriel Moreno “El Zapata” fue el máximo triunfador del festejo tras pasear dos orejas, también toco pelo el diestro español Antonio Ferrera obteniendo una oreja del primero de su lote, por su parte Diego Silveti se fue de vacío. Destacó el juego del quinto toro correspondiente como segundo del lote de Ferrera, del hierro de San Miguel de Mimiahupam que mereció el arrastre lento.

“Xalli”, de 480, de San Miguel de Mimiahuapam, el abre plaza del festejo para el diestro Uriel Moreno “El Zapata”  que saludó con farol de rodillas y destacó en un quite por navarras, luciendo también en el Tercio de Banderillas cuando colocó tres buenos pares que fueron aplaudidos por el respetable. Comenzó su faena muleteril de hinojos en la cercanía de las tabla. Un toro deslucido y que embestía a media altura no permitió el lucimiento del torero tlaxcalteca que se mantuvo voluntarioso, buscando ligar los muletazos, sin embargo, el toro pegaba los arreones, por lo que el torero apostó por abreviar. Estocada certera para retirarse en silencio.

“Alteño”, segundo del festejo para el diestro español Antonio Ferrera que tuvo variedad y vistosidad en el saludo capotero. Brindis al respetable de parte de Ferrera que caminó hacia los medios. Poco a poco fue construyendo una faena de interés, ayudando mucho al toro que tuvo poco fuerza pero con un fondo de nobleza. Buenas series instrumentó por pitón derecho, y también probó por el izquierdo, dejando naturales de buena manufactura. Al final, un toro que regateaba las embestidas y un torero firme que robó los muletazos, mostrando solvencia y técnica. El toro tardó en doblar, usando la espada corta para acertar al primer viaje. Silencio.

“Asunción”, fue el tercero de la tarde, y primero del lote de Diego Silveti, que ha destacado en el toreo de capa y muleta, realizando un trasteo con series de mando y poder, cuajando derechazos de calidad y temple. Silveti conectó con fuerza en los tendidos del coso jalisciense por una faena variada en la que aprovechó la potabilidad del toro por ambos pitones, concluyendo con ajustadas bernardinas. 

“Campo Santo”, 520 kilos, cuarto del festejo, fue un toro que peleó con fuerza en el caballo, resaltando Uriel Moreno “El Zapata” con un vistoso quite por chicuelinas, que sería el preámbulo de un gran Tercio de Banderillas, en la que apostó y lució con la colocación de tres buenos pares. “El Zapata” encontró un toro con transmisión y movilidad que colaboró para meterse en los vuelos de su muleta. La faena ha tenido una transmisión importante debido a la variedad que dio el tlaxcalteca que gustó y se gustó. La estocada ha sido tercera y por ello se llevó dos orejas mientras que el toro fue aplaudido en el arrastre.

El quinto toro “Puritito Corazón”, destacó la clase en el toreo de Antonio Ferrera, un toro noble y con calidad al que le cuajó una faena de temple con momentos de mucha clase, emfibrandose con tersura en los muletazos que instrumentó por pitón derecho, y luciendo también cuando tomó el engaño con la izquierda para ligar naturales con hondura. La faena fue tomando forma y fondo y por ello consiguió la profundidad en los olés de los tendidos. Cortó una oreja de peso, en tanto que el toro fue de arrastre lento.

“Jalos”, el cierra plaza para Diego Silveti, que se mantuvo en un tenor de esfuerzo, buscando el lucimiento y las opciones ante un toro que tuvo poco juego, retirándose en silencio.

Ficha: Primera Corrida del Carnaval de Jalostotitlán 2019. Tarde agradable y con más de media entrada en los tendidos de la plaza de toros Fermín Espinosa “Armillita”. Toros de la ganadería de San Miguel de Mimiahuampam, de juego variado, destacando el quinto de arrastre lento.  Uriel Moreno “El Zapata”, silencio y dos orejas; Antonio Ferrera, silencio, y oreja, y Diego Silveti, palmas tras aviso y silencio.

Dejar respuesta