Emilio de Justo vuelve al templo del jolgorio y la justicia después de visitar el infierno

0
472
El diestro de Torrejoncillo regresará tras su serio percance de Madrid a la Monumental navarra.
añana se vivirá en Pamplona una de las tardes más importantes de lo que llevamos de temporada. Un festejo donde por primera vez esta temporada se anunciarán juntos el extremeño Emilio de Justo, el peruano Andrés Roca Rey y el toledano Tomás Rufo, tres toreros que vienen triunfando en esta campaña y que saben lo que es salir a hombros por la puerta grande de la primera plaza del mundo camino de la calle Alcalá.

Andrés es un fijo en Pamplona desde hace años, un torero que al igual que sus compañeros de cartel sabe lo que es quedarse fuera de la Feria del Toro. Emilio lo sufrió tras el gravísimo percance vivido en Las Ventas con un toro de Rehuelga que lo dejó fuera de combate hasta bien entrado agosto. Andrés lo vivió en un 2019 donde tuvo que cortar la temporada tras el percance sufrido en San Isidro por un toro de Parladé, mientras que Rufo se quedó fuera el pasado año tras no llegar a un acuerdo con la Casa de Misericordia tras sus incontestables triunfos Sevilla y Madrid.

Pero Emilio ha vuelto para quedarse; el de Torrejoncillo hará el paseíllo destocado al ser su debut como matador de toros en Pamplona. Será con la corrida de Victoriano del Río, uno de los hierros con mayor vitola del campo bravo. Llega a Pamplona tras sumar más de una veintena de corridas de toros en lo que llevamos de 2023. Oreja en Arlés, dos orejas en Madrid, tres orejas en Sevilla en dos tardes, indulto en Sanlúcar de Barrameda, triunfos en Burgos, Soria, Algeciras, Valladolid…

Torero con un corte muy definido, un matador de toros que no se ha cerrado a ningún tipo de encaste y el cual se ha ganado por derecho propio estar en todas las ferias pese a que aún algunos empresarios no le tengan en cuenta en sus plazas. Torero al que nadie le ha regalado nada, que sabe que todos sus logros han sido a base de entrega y buen toreo. Ahora llega Pamplona, una plaza donde se verá el momento por el que pasa un espada muy querido por la afición.

Con la temporada tomando velocidad de crucero, el extremeño debe seguir por el camino marcado para seguir recuperando ese punto que tenía antes del percance de Madrid, que a punto estuvo de dejarle sentado en una silla de ruedas.

Corrida marcada en rojo en su calendario, De Justo quiere seguir con buen pie su temporada en una plaza donde siempre soñó con poder estar. Tras ello vendrán otras citas de vital importancia como Mont de Marsan o Santander con una corrida de La Quinta, Roquetas de Mar con una de El Puerto de San Lorenzo, Dax con los de Victoriano del Río, Huesca con los pupilos de la familia Fraile, anunciados como El Pilar, Málaga con Domingo Hernández o Bilbao con los los ejemplares de Zalduendo entre muchas otras fechas.

Dejar respuesta