Matizado y Entretenido Festival

0
148

Tres de los seis ejemplares de Salento, disposición absoluta de cinco de los seis actuantes y un Ginés Marín que no quiso apostar por las complejidades del astado en turno

Redacción: Héctor Esnéver Garzón Mora – Fotos: Camilo Díaz

Cali – Colombia. El festival Taurino denominado -Señor de los Cristales- ha sido uno de los grandes aciertos de la empresa Promotoreando Colombia S.A.S. en este 2018 para la Plaza de Toros de Cali, los gustosos y aficionados a la fiesta del toro bravo respondieron, colmaron los tendidos de la reconocida Cañaveralejo y disfrutaron como se debe hacer en estas puestas de escena. Es muy bonito cuando el público se conecta con la liturgia, independientemente de su valoración, ver y sentir a una parroquia atenta al ruedo, es un premio grande para el ganadero, los toreros y la empresa, eso agiganta la esperanza, regocijando los esfuerzos.

Uno de los momentos más emotivos en este festival es el desfile con la imagen de María Santísima de la Esperanza Macarena, llevada en hombros por los actuantes y acompañada por la armónica melodía El Ave María de Schubert, interpretada por el gran tenor valluno Francesco. Pero sin lugar a dudas lo más relevante, es el enorme respeto de los asistentes con su silencio, su compañía del desfile con los encendidos faroles y la religiosidad de la mayoría.

Entrando en materia podemos decir que el encierro de Salento, en encaste Murube – Santacoloma, propiedad de la familia Gonzales estuvo bien presentado para la ocasión y de juego variado, tres de los corridos tuvieron movilidad pero afloraron las dificultades propias del encaste, los restantes se pararon, quedaron sin fondo y se abrigaron en tablas. A groso modo sintetizamos lo ocurrido así:

El primero de Salento tuvo movilidad, se entregó pero duró poco. Antonio Ferrera recreo el toreo en capa e hilvanó faena importante en muleta, el acero le hurto el trofeo.

El segundo de Salento fue complicado, desclasado y desarrollo sentido. Sebastián Castellá se esforzó dejando buenos detalles, llevándose un fuerte golpe. Saludo desde el tercio.

El tercero de Salento fue desclasado, reculo y se fue de la pelea. Luis Bolívar porfió, le busco las vueltas pero fue imposible. Palmas.

El cuarto de Salento tuvo movilidad, un buen pitón izquierdo y gran fijeza. Sergio Flores lo aprovecho, fue variado, creo modestamente que le falto pausa y los aceros no tuvieron fineza. Saludo con aviso. Vuelta al toro.

El quinto de Salento se rajo pronto, no plantó pelea, huidizo. Ginés Marín simplificó su labor, paso fatigas con el acero por irse por la calle del medio. División de opiniones con aviso.

El sexto y último de Salento se movió, bravucón pero acabó en tablas. El Torero venezolano Jesús Enrique Colombo lo aprovechó, toreo con decisión y resolvió bien la papeleta. Dos oreja.

Dejar respuesta