EXITOSO FESTIVAL EN RICLA, VENTURA Y ALTERNANTES EN BOLANDAS

0
412

Redacción: Héctor Esnéver Garzón Mora – Enelcallejon.webnode.es – Web Aliada

Ayer en el Festival de Ricla diez orejas, dos rabos y un novillo de Rocío de la Cámara premiado con la vuelta al ruedo, todos los actuantes en volandas.

Ubaté – Colombia.El historiador Pascual Madoz, en su Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España de 1845, refiere que Ricla, asentada en un terreno «de la mejor calidad y muy fértil su huerta, que fertiliza el río Jalón, sobre el que tiene un puente», tenía «491 casas, inclusas las del ayuntamiento y cárcel». En esa época, la localidad producía trigo, cebada, vino, aceite, así como toda clase de frutas y legumbres, exportándose las frutas sobrantes. Contaba con dos molinos harineros, uno de papel de estraza, tres fábricas de aguardiente y cuatro hornos de pan cocer”. Hoy es una localidad y municipio español en la provincia de Zaragoza, Aragón en la comarca de Valdejalón. Tiene un área de 90,67 km² con una población de 3027 habitantes (INE 2016) y una densidad de 33,38 hab/km².

Este domingo 25 de marzo, en la bonita Plaza de Toros de Ricla, fundada el 10 de abril de 1988, casi ya a llegar a sus 30 años de existencia, se dio el tradicional festival taurino donde hicieron el paseíllo el Rejoneador de Puebla del Rio Diego Ventura, acompañado de los Matadores Diego Urdiales, Miguel Abellán, Alberto López Simón y el Novillero Javier Espallargas, lidiando reses de Rocío de la Cámara para los de a pie y de Diego ventura para el de a caballo. Éxito total en todos los ángulos, pues los actuantes salieron en volandas, los astados dieron buen juego y los tendidos se colmaron hasta las banderas.

Ficha del Festejo:

Novillos de Rocío de la Cámara para la lidia a pie y Diego Ventura para rejones de buen juego y presentación adecuada para el festival. Diego Ventura, dos orejas. Diego Urdiales, dos orejas. Miguel Abellán, dos orejas y rabo. López Simón, dos orejas y rabo. El novillero Javier Espallargas, dos orejas. Lleno en los tendidos.

Dejar respuesta