Ponce mece el toreo y Ramsés reivindica el salto a Europa

0
88


Tres orejas para el valenciano en el cierre de la Feria de la Libertad, en la que salió a hombros con Ramsés, mientras que un premio se llevó al esportón Castella. Variada corrida de Ernesto Gutiérrez

El cierre de la Feria de la Libertad tenía lugar en la tarde de este domingo, 24 de febrero. Se lidiaba una corrida con el hierro de Ernesto Gutiérrez para los matadores Enrique Ponce, Sebastián Castella y Ramsés. El festejo tenía carácter goyesco. 

De 500 kilos era el primero de Ernesto Gutiérrez, un animal serio al que Ponce saludó con la rodilla genuflexa de capote. Por chicuelinas fue el quite, rematando con la media y saludando Ricardo Santana tras dos grandes pares de banderillas. Al público fue el brindis para sacarse a los medios al animal con mucha suavidad. Despaciosa fue la primera tanda ante un animal humillador, prosiguiendo por la derecha su labor. Con roblecinas remató labor ante una ligera petición de indulto, continuando toreando con la izquierda. Pinchó en el primer encuentro con la espada y hasta la bola fue la segunda. Dos orejas.

De 506 kilos era el segundo, otro animal bien presentado al que Castella sacó a los medios a la verónica. Buen puyazo se llevó de Efraín Ospina, quitando por ajustadas gaoneras el francés. Hasta los medios se lo sacó Castella, dejando una primera tanda con el toro rebrincado, al que le costaba pasar. Al natural lo llevó largo, con la música sonando pero con el toro acortando terrenos ya. Pedía tablas el astado y Castella prosiguió intentándolo por naturales, metiéndose en la cara del toro y desplantándose. Mató de estocada caída y trasera, cortando oreja tras petición. Silencio al toro en el arrastre.

508 kilos lucía el tercero del festejo, un animal con menos calidad que los anteriores y al que dejó buenos lances Ramsés. Buena lidia de Marcos Prieto, saludando Emerson Pineda y Hernando Franco en banderillas. Brindó el torero al ganadero Rafael Moscoso, dejando muletazos por alto y llevándose a los medios al astado, que se vino arriba. Una serie de derechazos tuvieron gusto y más encajada fue la segunda serie, con naturales relajados. Finalizó por manoletinas, mató de entera en todo lo alto y paseó oreja.

510 kilos de peso lucía el cuarto de la corrida, un animal brocho de cara. Lanceó a pies juntos Enrique Ponce a un toro que salía rebrincado de los cuartos traseros, siendo pitado por su presencia. Buen tercio de banderillas de Jocho y Ricardo Santana, brindando a su apoderado, Juan Ruiz Palomares. En la primera tanda por la derecha el toro iba y venía sin transmitir, obligándolo Ponce a pasar por la mano diestra. Lo llevó muy tapado con la muleta ante su sosería, entrando de nuevo en el canasto al astado. Pinchazo, estocada caída y oreja.

En los lances de recibo el quinto, de 528 kilos, ya buscaba las tablas. Era otro animal brocho al que quitó por chicuelinas Castella y al que le sentó bien el puyazo. Al público fue el brindis del torero de Béziers, que comenzó labor por la derecha ante un animal que se quería rajar. Se metió entre los pitones el galo, matando de estocada entera trasera.

Firme estuvo en el sexto Ramsés, un toro complicado y con el que expuso de verdad el colombiano, pidiendo un sitio en las ferias europeas. Una oreja paseó entre el calor y cariño de la afición bogotana. 

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de la Santamaría de Bogotá. Tercera de feria. Corrida de toros goyesca. Lleno. 

Toros de Ernesto Gutiérrez. 

Enrique Ponce, dos orejas y oreja. 

Sebastián Castella, oreja y silencio. 

Ramsés, oreja y oreja. 

Dejar respuesta