Emilio de Justo y Talavante Triunfan Históricamente en Cáceres

0
79

La ciudad de Cáceres se vistió de gala para presenciar un acontecimiento taurino sin precedentes en sus anales, con un mano a mano entre dos figuras del toreo, Emilio de Justo y Talavante, que hizo historia al colgar el cartel de ‘No hay billetes’ tras 55 años. La tarde prometía emociones y no decepcionó, ofreciendo un espectáculo inolvidable en el coso de la Era de Los Mártires, donde ambos diestros cuajaron faenas memorables.

Redacción: Héctor Esnéver Garzón Mora – https://enelcallejon.webnode.es/ – Web Aliada

Arbeláez – Colombia. La brisa taurina acarició los muros centenarios de Cáceres en una tarde histórica, donde la pasión por el toreo resonó con fuerza. En un hecho que trascenderá el tiempo, el coso de la Era de Los Mártires se engalanó con el ansiado cartel de ‘No hay billetes’ tras más de medio siglo, marcando así un hito en la memoria de la ciudad. Entre vítores y expectación, Emilio de Justo y Talavante, dos nombres inscritos en el firmamento taurino, escribieron páginas doradas en el ruedo, regalando a los presentes un espectáculo colmado de emoción y destreza.

En una tarde cargada de emoción y pasión taurina, Cáceres se convirtió en el epicentro de un evento que marcará un hito en la historia de la ciudad. El coso de la Era de Los Mártires fue testigo de un mano a mano entre dos figuras del toreo, Emilio de Justo y Talavante, que dejó al público extasiado y con el cartel de ‘No hay billetes’ colgado por primera vez en 55 años.

La plaza vibró con la maestría y el temple de ambos diestros, quienes protagonizaron faenas memorables que quedarán grabadas en la memoria de los aficionados. Emilio de Justo, oriundo de Torrejoncillo, cortó un total de cinco orejas, destacando por su destreza y valentía ante los imponentes astados. Con dos faenas magistrales, rematadas con una oreja del sexto toro, De Justo continúa su imparable ascenso en esta temporada, consolidándose como una de las grandes promesas del toreo.

Por su parte, Talavante demostró su arte y calidad con un auténtico faenón frente a un excelente toro de Garcigrande, al que se le llegó a pedir el indulto. Con dos orejas y petición de rabo, el diestro pacense cautivó al público con su toreo lleno de improvisación y clase, dejando una profunda huella en el ruedo extremeño.

La tarde estuvo marcada por momentos de gran intensidad y emoción, donde la bravura de los toros de La Quinta, El Pilar y Garcigrande se fusionó con la maestría de los toreros. Destacó especialmente el quinto toro de Garcigrande, al que se le llegó a pedir el indulto por su extraordinaria condición, enriqueciendo aún más la jornada taurina.

Cáceres fue testigo de un espectáculo único en el que el arte, la pasión y la tradición se fusionaron en una tarde inolvidable de toreo. Emilio de Justo y Talavante salieron a hombros en medio de un ambiente de júbilo y celebración, dejando un legado imborrable en la historia taurina de la ciudad.

Ficha del Festejo:

Plaza de toros de Cáceres. Segunda y última corrida de la Feria de San Fernando 2024. Lleno de ‘No hay billetes’. Toros de La Quinta, (1º y 4º), El Pilar (2º y 3º). y Garcigrande, (5º y 6º), de juego variado en líneas generales, destacando el quinto de la tarde, del hierro de Garcigrande, al que se le llegó a pedir el indulto por su extraordinaria condición.  Alejandro Talavante: Ovación, Oreja y Dos orejas con petición de rabo. Emilio de Justo: Dos orejas, Dos orejas y Oreja.

Dejar respuesta