Mano la Sangre del Ungido

0
164
Foto: Erick Cuatepotzo

Héctor Gutiérrez se entrega a la verdad en tarde importante. Talavante corta una oreja en el naufragio de Villacarmela

Redacción: Eduardo Lozano García 

Ahogado por los kilos, sale el primero de la tarde. Alejandro Talavante intenta lancearlo aun con su poco motor;‘Independiente’, el cárdeno, es mimado con la puya y le cuesta embestir a los rehileteros. Al tercio postrero llega con la embestida corta y rebrincada; cambia de lidia, ya no luce tan dormido y ahora su ataque se vuelve tan emotivo como su rabo verbenero. Talavante toda la faena intenta templar la informalidad hecha embestida. A veces limpia los gañafonazos y relucen muletazos profundos. La estocada fue muy baja y el burel tardó en doblar: la oreja fue aplaudida discretamente.

Se han visto vacas viejas con mayor presencia que el segundo. Y aparte, sus condiciones le delatan como un invalido. Lo brinda a todo el público Octavio García “El Payo”: les parece una grosería a los que pitan el brindis. A nadie le interesa la elegante labor del torero.

 

Dejar respuesta