Madrid: Gran Dimensión de Juan de Castilla, Ante un Presidente Ladrón

0
464

Confirmo su doctorado en la primera plaza del mundo «Las Ventas de Madrid» Juan de Castilla, donde dejó una firme actuación tanto en su toro de ceremonia donde la espada lo dejó sin trofeo, así como en el segundo de su lote, donde echó la moneda al aire, resolvió al áspero burel y lo pasaportó con ortodoxia y pureza, la pena que el único que no vio lo hecho en ruedo fuera el palco de Usía.

Redacción: Héctor Esnéver Garzón Mora – https://enelcallejon.webnode.es/Fotos: Plaza1

Ubaté – Colombia. Se realizó en la primera plaza del mundo «Las Ventas de Madrid» el segundo desafío ganadero de las corridas dominicales del mes de septiembre entre Partido de Resina y Sobral, con un cartel conformado por Octavio Chacón, Juan de Castilla y Ángel Sánchez, además con un atractivo añadido, la confirmación de alternativa del Torero colombiano.

Es de señalar antes de lo netamente taurino que el palco de Usía hoy, en la «Primera Plaza del Mundo», como en otras muchas tardes de lo que va temporada, fue protagonista de hechos que no compaginan con el ejercicio taurino, poca sensibilidad por lo que ocurría en el ruedo, determinaciones equivocadas como devolver un toro sin llevarlo a última instancia permitida y lo más grave aún, desconocer la voluntad de quienes asisten a los tendidos, que solicitaron la oreja para el Torero colombiano en el quinto de la tarde. Ofrezco de antemano excusas y de paso espero no pecar de soberbio con los términos, pero en el Palco Alto de este segundo desafío en Las Ventas, estuvieron leguleyos y dictadores.

Ya en el plano cultural y artístico, podemos describir en primera instancia el encierro lidiado en Las Ventas, vayamos con los toros de Partido de Resina: 1o Con calidad, noble, bien presentado que se afligió en varas demostrando poca fuerza; 3o Con virtudes, humilló, pero sin fuerza y fue devuelto y 4o Sin opciones, que se dejó pegar en varas y no aportó nada. Continuemos con los astados de Sobral: 2o Cumplió en varas, fue áspero y rebañador. 5o complejo, incierto, que solo se empleó en el caballo y 6o Complejo, huidizo en varas, sin mucho por dentro. Y por último el sobrero de Hermanos Collado Ruiz: 3o (bis) Una lámina, bien hecho, que no humilló y se quedó corto.

Octavio Chacón (Terno tabaco y oro) muy digno con el primero de su lote (segundo de lidia ordinaria), se jugó el tipo y luego de intentarlo logró unos naturales firmes que fueron jaleados por el público, comprendiendo las complicaciones del burel. Estuvo pesado con la tizona, escuchó dos avisos y saludo desde el tercio. Con el cuarto de lidia ordinaria el Torero gaditano demostró su oficio y la madurez con que ya cuenta, dejando muletazos bien logrados sin tener materia por delante. El acero cayó perpendicular, hizo uso del verduguillo, escuchando un aviso y silenciada su labor.

Juan de Castilla (Terno primera comunión y oro) con el toro de la ceremonia, de nombre «Tronador», marcado con el número 13 y con 512 kilos de peso, estuvo en torero, lo recibió con un ramillete de buenas verónicas, haciéndose con el astado y rematando con una media verónica templadísima. Luego de la ceremonia, tomó la pañosa, fue buscando la altura necesaria para que el de Partido de Resina no se derrumbara e hilvano una faena medida y acorde para que el público de Madrid, pasara de protestar al burel a disfrutar lo que hacía el colombiano en el ruedo, la pena, los fallos con los aceros. Silencio tras dos avisos. Con el quinto de lidia ordinaria, sin probaturas y con las incertidumbres dadas por el de Sobral en los primeros tercios, se fue al centro del ruedo e inicio el toreo en redondo, a base de inteligencia, arrojo y firmeza, mostró su valía, rubricó con una muy ortodoxa y pura estocada, que en esta misma plaza (la primera del mundo) y en otras, es válida para un trofeo, así lo creyó la parroquia también, que pidió incansablemente el trofeo, pero los únicos ciegos ante lo hecho, fueron los del Palco Alto.

Ángel Sánchez (Terno champaña y oro) con el tercero bis de lidia ordinaria lo intentó, pero encontró en el de Hermanos Collado Ruiz una embestida deslucida y defensiva, se rescata el epílogo de faena por mano izquierda, donde dejó dos naturales templados. Rubricó con una buena estocada, antecedida por un pinchazo. Con el que cerró plaza de la ganadería Sobral, su esfuerzo no alcanzó, pues el burel acudía a media altura de manera descafeinada y cancina. Dos pinchazos y estocada pusieron fin al capítulo del madrileño y a la tarde de toros.

Ficha del Festejo

Plaza de toros de Las Ventas, Madrid. Desafío ganadero. Toros de Partido de Resina (1º, 3º y 4º) y Sobral (2º, 5º y 6º) y Hermanos Collado Ruiz (3º Bis), desiguales de juego y buena presentación. Octavio Chacón: Ovación tras dos avisos y Silencio tras aviso. Juan de Castilla: que confirma alternativa: Silencio tras dos avisos y Vuelta al ruedo tras fuerte petición de oreja. Ángel Sánchez: Ovación y Silencio.

Dejar respuesta