Pamplona: Fonseca Sella con una Salida a Hombros una Tarde de Entrega y Honradez

0
487

El diestro mexicano pasea una oreja de cada animal que le cupo en suerte de una desigual y complicada corrida de los Hros. De José Cebada Gago. Adrián de Torres se va silenciando tras una tarde de gran esfuerzo, mientras que Román ve recompensada su porfía con el cariño de la afición.

Redacción: Emilio Méndez – Cultoro.es – Web Aliada

Pamplona – España. Quinto festejo del abono pamplonica 2023, toros de Hros. de José Cebada Gago, ganadería de gran vitola en el campo bravo, para el jiennense Adrián de Torres, el valenciano Román y el azteca Isaac Fonseca. Una terna de tres jóvenes espadas que afrontaban la tarde de hoy con las iras puestas en una tarde que les podía colocar en el disparadero de cara al verano.

De Torres deja momentos de toreo templado ante el noble primero

El primer animal de la tarde fue un toro obediente a los toques y con nobleza en su fondo, un astado algo sosito y al que le costó humillar. De Torres lo recibió con limpias verónicas donde lo mejor fue la media de cierre. Un toro que recibió exceso castigo en varas llegando a la muleta, evidenciando que no iba a durar mucho. Antes ya el público había rugido con un primer quite por chicuelinas y un segundo por gaoneras de gran ceñimiento. El espada jiennense comenzó por estatuarios; firme la plata y con temple en sus muñecas. En redondo llevó empapada la embestida de un ejemplar al que le faltó emplearse. Expuso De Torres en una faena basada en la mano derecha. Por izquierdo tendía a quedarse más cortito y embestir con menor calidad. Tras una serie final nuevamente en redondo finalizó por manoletinas. Parecía que la espada había caído en buen sitio, una pena que el animal tardase en caer. Tras usar el descabello sonó un aviso siendo finalmente silenciado.

Román escucha palmas en una faena porfiadora

El segundo fue otro animal noble y con buena clase de Cebada, un astado que se abrió en los capotes y que acudió con fijeza al peto. Ceñidas fueron las chicuelinas de Fonseca en su turno de quites antes de que Román brindara al respetable con una camiseta del Club Atlético Osasuna en la mano. Aprovechó el valenciano las primeras series de un toro que acometió con nobleza y buen tranco. Román le corrió bien la mano a un toro que tuvo la virtud de la fijeza, pero que tendía a salir con la carita a media altura. Dibujó muletazos largos en una faena que no pudo redondear por la condición a menos del animal. Falló a espadas y escuchó palmas.

Fonseca le pasea la oreja al tercero de la tarde

Y Fonsea advirtió el tanteador en el tercero de la tarde, un serio y armado toro de Cebada con el que el mexicano estuvo dispuesto y templado por momentos. Calaron las chicuelinas con las que se ciñó al animal que nunca se empleó, ni en capotes ni en el caballo. Conectó desde el primer momento con los tendidos en una faena sincera e iniciada rodilla en tierra. El de Cebada se movió con más transmisión que sus hermanos, pero sin emplearse como ellos. Fonseca aguantó las secas y geniudas embestidas de un toro que muchas veces fue por dentro. Muy firme en el toreo al natural, tragando mucho en los momentos del embroque. Aprovechó siempre las inercias de un toro que exigía firmeza e inteligencia a la hora de las alturas y los terrenos. Tras la estocada paseó una oreja pedida con mayor insistencia por los tendidos de sol que de sombra.

Silenciado Adrián de Torres con el complicado cuarto

No tuvo opciones el matador jiennense con el colorao que hizo cuarto, un animal que desarrolló sentido y que acabó orientándose. Aprovecho las arrancadas iniciales para dibujar lances a la verónica antes de pasar por el jaco. Brindó la faena al torilero de la plaza antes de ponerse de hinojos en el centro del ruedo. Muy dispuesto anduvo Adrián en una faena sincera y muy meritoria por la condición de un Cebada violento y temperamental. Faena nada fácil por la condición de un astado que siempre punteó la muleta y tendió a meterse por dentro. Firmeza sin lograr ese éxito que venía buscando. Falló a espadas, sonó un aviso y fue silenciado.

Román escucha palmas tras pasaportar al manso quinto

El quinto fue un toro manso que le dio muy pocas opciones al valenciano, un animal que ya desde salida acometió desentendido al capote de Román. No quiso mucha pelea en el jaco, moviéndose sin emplearse en los capotes. Anduvo dispuesto y muy centrado un espada que no quería irse de vacío de una de las plazas que siente como suya. Dejó muletazos de mérito gracias a su disposición y a su valor sin fisuras. Porfió el espada nacido a la orilla del Turia en una labor donde nunca pudo estar a gusto. Finalizada su labor junto a los tendidos de sol con un desplante de rodilla para abrochar una faena decidida pero poco lucida por la condición de su oponente.

Fonseca le corta la oreja al sexto y se gana la salida en hombros

De gran presencia fue el sexto, un toro de salida alegre, pero que se fue orientando conforme durante su lidia. Un animal al que saludó con dos largas cambiadas, verónicas y chicuelinas que calaron mucho en el respetable. Cumplió en el jaco antes de recibir al animal en el centro del ruedo con la muleta en la espalda. Faena firme y decidida de un torero que lo dio todo en una faena con gran calado en toda la plaza. Inteligente estuvo el mexicano en un trasteo donde acertó en terrenos y alturas ante un ejemplar con tendencia a meterse muy por dentro. Una faena donde dejó muletazos de gran mérito ante un ejemplar que tendía a quedarse corto. Cerró con manoletinas muy ajustadas antes de dejar una estocada en buen sitio. Tras una unánime petición de oreja, esta fue concedida.

Ficha del Festejo

Plaza de Toros de Pamplona, quinto festejo San Fermín 2023. Lleno en los tendidos. Toros de Hros. de José Cebada Gago. De imponente presencia y en tipo de la ganadería. Adrián de Torres (Blanco y oro): Silencio tras aviso en ambos. Román (Pizarra y oro): Palmas en ambos. Isaac Fonseca (Frambuesa y oro): Oreja en ambos. Incidencias: Juan Carlos Rey y ‘Tito’ se desmonteraron en el sexto de la tarde.

Dejar respuesta