Emotiva Carta de Despedida de Diego Ventura a Nazarí

0
553

El centauro sevillano escribe una carta que hace pública en sus redes sociales a su genial caballo, al que despidió este sábado en el ruedo de Las Ventas.

Redacción: Javier Fernández-Caballero – Cultoro.es – Web Aliada – Foto: Emilio Méndez

Madrid – España. El rejoneador Diego Ventura, que en la tarde de este sábado 20 de mayo ofreció otra corrida apoteósica en la plaza de toros de Las Ventas dentro de su segunda actuación en la Feria de San Isidro, ha hecho pública a través de Instagram una carta dirigida a su caballo Nazarí, al que despidió en el mismo ruedo venteño -y dio la vuelta al ruedo junto a él-

El propio Ventura ya adelantaba que se trataba del «mejor caballo» que había tenido «en su vida» en declaraciones este sábado, y luego se pudo atestiguar con la emotividad del adiós. «Tiene 21 años y lo retiro porque se lo ha ganado, porque está completamente sano y está muy fuerte. Ha sido un caballo que ha hecho que mi carrera cambiase», defendía Ventura.

La carta de Ventura a Nazarí tras su adiós

“En silencio, sin que nadie lo supiera. Solo tú y yo, Nazarí. Que hoy era tu último baile, solo nosotros lo sabíamos. Como lo habíamos pensado en nuestras conversaciones en casa. Tu adiós tenía que ser así, como te mereces: en Madrid, en nuestra plaza, la más grande del mundo, la que tanto nos ha dado, donde tanto hemos dado juntos. Como te lo había prometido, hoy tenía que ser tu último adiós, Nazarí…

Veinticinco años míos, veintiuno tuyos, de la casi nada a todo. En plenitud, sano, impecable, perfecto. En torero, a lo grande, demostrando en la plaza por qué ya es tuyo el lugar que ocupas en el olimpo de los caballos más grandes de todos los tiempos. Ya no más viajes, ni más tardes de toros, ni más plazas, ni más clamor. Ya solo para ti la paz que te mereces, la libertad en casa, la tranquilidad en el campo, Romeo para tantas julietas, ya solo jugar con Diego y con Jaime. Respirar, Nazarí, vivir. Vivir con la misma generosidad que me has regalado tú.

Hoy quiero darte las gracias, amigo mío. Porque solo tú sabes cuánto hemos vivido juntos y solo yo sé que siempre pude contar contigo: en los mejores momentos y en los más inciertos también. Contigo he podido levantar mi sueño, contigo cambió mi vida. Por eso y por tanto, honores a ti, Nazarí!

Dejar respuesta