Tarde triunfal… Vanegas, Suarez y Francisco Javier se lucen en el cierre de feria

0
653

FERIA DE MAYO EN SAN FELIPE –SEGUNDA CORRIDA

Redacción: RUBÉN DARÍO VILLAFRAZ @rubenvillafraz Fotos: Federico Montes

SAN FELIPE, Enviado Especial.- Ha sido una tarde entretenida. De principio a fin, lo fue por la calidad y entrega del encierro del hierro de Campolargo lidiado, toros nobles que se dejaron hacer fiesta, siendo aprovechados a plenitud por parte de los espadas actuantes.

Para ello contaron con una plaza que rozó el lleno de “no hay billetes”, demostrando San Felipe ilusión de fiesta brava, como pocas localidades se pueden dar el lujo de hacer gala en nuestro territorio nacional.

La tarde calurosa y despejada, con ráfagas de viento puntual la abrió la lidia variada y
entregada del veterano espada de Seboruco, César Vanegas, labor empeñosa desde el sabroso saludo por verónicas, para luego elevar el interés en el cumplidor tercio de banderillas que se prodigó, más con solvencia que lucimiento. En la muleta, tras brindar la lidia y muerte a su padre, el popular Fulichan, quien estaba este domingo de cumpleaños, por la derecha le pasó con brevedad, limando asperezas en la embestida del animal, para luego hacer gala de toreo a la galería que conectaría con el tendido. Más breve se le vio por la zurda, pitón más exigente y con más corto recorrido, por lo cual no ahondo en probaturas el veterano espada. Se fue tras el acero, dejando espadazo desprendido,
además de un descabello, para cortar una oreja.

Pero lo bueno y completo de su actuación vino con su segundo, un cornalón y bravucón castaño que desde su presencia en el ruedo impuso su bravo carácter. Le lanceó con premura tras rematar en tablas de la barrera, y por poco no espantar a todos los que estaban en el callejón, para luego en el caballo Álzate medirle en fuerte y necesario puyazo, dejándole para la muleta “como una seda”, iniciando de rodillas Vanegas largo y variado trasteo, en especial por la naturales, pitón por donde el toro se decantó en embestir con tranco y emoción, dosificando las fuerzas del burel, lo que hizo que levantara los aficionados de sus localidades en ovaciones. El toreo por la derecha fue
mero trámite, entendiendo que el pitón de faena grande era por el lado contrario. Le tiene la medida Vanegas a este público, ofreciendo un recital de buen toreo en series cortas e intensas que dieron pie a la insistente petición de indulto al ejemplar, que luego de un largo “tira y encoje” por parte del palco presidencial, el torero y los presentes, el de luces finalmente se fue tras la espada –como debía de ser desde un principio- para de estocada entera caída, despachar sin puntilla al bravucón morlaco y con ella la concesión de las
dos orejas y el rabo así como la vuelta al ruedo al toro en el arrastre.

Lo torero y artístico de la función de este domingo, vino de la mano del joven diestro de San Cristóbal, Antonio Suarez. Que toreo de altos kilates se ha prodigado el médico torero, preñando de arte y buen hacer lo hecho al noble astado que abrió su lote. Por doblones inicio faena, para sobre la mano diestra pasar con inmaculado temple las nobles embestidas que remataba detrás de la cintura, largo y gustándose el mencionado coleta.

Aroma de toreo bueno, para aficionados entendidos el que ha prodigado Antonio,
mediada faena por naturales inspirados, rematados con forzados de pecho de “cabo a rabo”… Un pinchazo antes de dejar espadazo contrario, para cortar una oreja y la vuelta al ruedo generosa al toro.

Pero lo bueno de la feria vino ante el bravo y cornalón «Presumido», animal de imponente testa, el cual saludó con desmayadas verónicas para luego picársele con medida sangría en el caballo. Con la muleta “El Tuto” se ha jactado de torear a placer las bravas embestidas del astado, llevándole largo y templado tanto por la derecha como por naturales. Una demostración de toreo para “paladares exquisitos” que contaría con la entregada aprobación de los entendidos, en otra obra de toreo con claro mensaje de atención para los demás empresarios del país, que aquí, en esta muleta está tal vez el torero en mejor momento y de mejor expresión delante de los toros actualmente, ahí
queda eso pues. El acero viajaría perpendicular, en buen sitio, lo que hizo que tras doblar, el palco presidencial asomara el par de pañuelos y de nuevo el “moquero” azul para la brava condición del astado, el mejor del envío que reseñó doña Carmen Rosa por la mañana para esta plaza.

Cerró plaza la meritoria actuación del rejoneador Francisco Javier Rodríguez ante un toro mansurrón y aquerenciado de El Capiro, animal que no se lo puso fácil al jinete yaracuyano, pues hubo de echar mano a todo los recursos necesarios para lucir en los tres rejones de castigo y las ocho banderillas que se prodigó en clavar con precisión y entrega, tanto del rejoneador como de sus equinos toreros, la mayoría de adquisición reciente al veterano rejoneador colombiano retirado Dayro Chica, rozando un nivel a destacar. Un pinchazo pasando por dentro, antes de dejar un rejón contrario y caído fulminante, dio pie a la pañolada para la concesión “ipso facto” de las dos orejas y con ello el cierre triunfal a una entretenida tarde de toros, de las que hacen afición y reverdecen la ilusión a quienes gustamos de nuestra fiesta brava.

FICHA DEL FESTEJO

Domingo 7 de mayo de 2023. II corrida de la Feria de Mayo en San Felipe, Yaracuy.

Plaza de Toros Portátil “Martin Ramos”.

Con tiempo caluroso y ventoso, con casi lleno en los tendidos (aproximadamente 1600 personas), se han lidiado cuatro toros de HEREDEROS DE DON JUAN CAMPOLARGO (Carmen Rosa Campolargo), correctos de presentación, nobles y a más en la muleta, destacando el juego de los corridos en 2º, 3º y 4º, en especial este último, premiados con la vuelta al ruedo, el cual llevaron por nombre «Atrevido» N° 386 de 445 kilos; «Buen Mozo» N° 332 de 450 kilos y «Presumido» N° 216 de 430 kilos.

CÉSAR VANEGAS (Azul añil y oro), oreja y dos orejas y rabo.
ANTONIO SUAREZ (Azul añil y oro con remates en blanco), oreja y dos orejas.
FRANCISCO JAVIER RODRÍGUEZ (A la usanza campera), dos orejas.

Incidencias: Previo al comienzo del festejo se hizo reconocimiento de la figura del torero local Oscar Montesinos “El Yaracuyano”, nacido el 29 de febrero de 1965, tomando la alternativa el 19 de noviembre de 1989, de manos del sevillano Manuel Ruiz “Manili” y de testigo Bernardo Valencia con el toro «Guitarrón», número 977 de 425 kilos, de Tierra Blanca.

*** Entre las cuadrillas destacó en banderillas un arriesgado par de Francisco
“Chico” Paredes, en la puntilla Eliecer Paredes y en la vara Carlos Álzate. *** Actuó de sobresaliente nuevamente el matador merideño Jonathan Guillén. *** Presidio el festejo al igual como lo hicieron el día anterior los aficionados Héctor Duque, para las faenas a pie, y para rejones Richard Hoggs.

Dejar respuesta