“Es imposible ser torero sin amar al toro”: Castella

0
59

“Es imposible ser torero sin amar al toro”: Castella, el mejor torero francés de la historia, defiende su profesión

Sebastián Castella, el torero francés que reaparecerá en Manizales en solitario ante seis toros, explica en entrevista con SEMANA por qué los toreros no son “asesinos” como los acusaron desde el Congreso colombiano.

SEMANA: ¿Por qué un niño como Sebastián Castella Turzack, francés y de sangre polaca, dedicó su vida a ser torero?

Sebastián Castella: Personas como por ejemplo Picasso, Einstein o García Márquez nacieron con un camino predestinado. Yo nací torero, lo llevo en los genes, en la sangre, en la mente, en el corazón… Las señales que he tenido desde mi niñez me llevaron a recorrer ese camino. No he tenido que elegir la profesión en mi vida, la profesión me ha elegido a mí y se ha convertido en mi vida.

SEMANA: ¿Soñó con ser el mejor torero de la historia de Francia?

S.C.: Salí con 14 años de mi casa, dejé muy pronto el colegio, no tuve adolescencia como la de casi todos los jóvenes, de salir con los amigos, de salir a una fiesta. Gracias a todos esos años dedicado a mi profesión, a mi pasión, mi vida entera entregada totalmente al toro, he llegado dónde he podido.

SEMANA: ¿Qué pasó en los más de mil días retirado de las plazas de toros?

S.C.: Sebastián Castella encontró a Sebastián Turzack. El artista, el torero, el profesional, se encontró con el ser humano. Estaba en una burbuja mental, quizás por falta de vivir la vida en un mundo real, fuera de la profesión. Tenía que buscarme, es decir, poner los puntos sobre las íes. Sin el ser humano, el artista nunca llega al clímax.

SEMANA: ¿En qué se refugió?

S.C.: Probé pintar. La exposición de mis capotes pintados en Casa de Vacas, la galería en el centro de Madrid, fue una experiencia inolvidable. Fue el Ayuntamiento el que contactó con nosotros con la propuesta de montar esta exposición, ¡y en plena feria San Isidro! Más de 30 mil personas la visitaron. Entiendo que hay curiosidad por conocer mi mundo. Y yo, cuando vi los capotes colgados en aquellos espacios grandes y luminosos, sinceramente, me sentí feliz. Porque seguía teniendo el toro en mi vida, en esta ocasión, toro creado y pintado por mí, mi propio toro.

SEMANA: ¿Cómo fue su vida sin los toros?

S.C.: Pude vivir, conocer otros mundos, ver las cosas desde otra perspectiva. Pude entenderme al final. Yo necesitaba madurar, analizar la vida, entender lo que quiero y sobretodo lo que no quiero en mi vida. Aquí admito que debo agradecer a mi compañera de la vida, Katia, es una mujer inteligente y derecha me apoyó y me ayudó a sistematizar todo este caos y echar.

palante.

Madrid, Casa de Vacas, parque El Retiro. 11 de mayo de 2002. Sebastián Castella inaugura la exposición "Monólogos", el mismo día que anuncia su regreso a los ruedos.
Madrid, Casa de Vacas, parque El Retiro. 11 de mayo de 2002. Sebastián Castella inaugura la exposición «Monólogos», el mismo día que anuncia su regreso a los ruedos. – Foto: Rodrigo Urrego

SEMANA: ¿Qué aprendió?

S.C.: No todo es triunfar. Hay dos filosofías: el éxito en la vida y la superación personal. Cuando es la del éxito en la vida, nada es suficiente y todos los que nos rodean tienen la culpa. Pero la superación personal es cuando te levantas por la mañana, te miras en el espejo y dices: “bueno, manos a la obra”. Pocas personas piensan en el oficio. Piensan en la fama, en el éxito en la vida… Mientras tanto, hay que ser un Maestro muy serio. Cuando les preguntas a los británicos: ¿Cómo consiguieron sus maravillosos céspedes? Los están cuidando durante 300 años. Eso es. Sólo tu oficio puede ponerte de rodillas, de verdad, con honor, con dignidad. Y a mí me puso. Fue la tarde de mi última Puerta Grande en Madrid.

SEMANA: Tres semanas en la frontera entre Polonia y Ucrania, el pasado mes de abril, ayudando refugiados que huían de los bombardeos rusos… ¿Cómo fue esa experiencia de voluntario en la guerra?

 

 

Dejar respuesta