Paispamba y una Terna de Lujo Para Abrir la Feria Taurina de la Libertad

0
90

Seis erales en edad, peso y trapío reglamentario de Paispamba, ganadería del Cauca, conocidos como “los condesos de Sotará” y una terna con muchos créditos, abrirán hoy día de navidad, el ciclo taurino de la Sultana del Valle, en la muy reconocida Plaza de Toros de Cañaveralejo.

Redacción: Juan Pablo Garzón Vásquez – Diario Occidente

Seis erales en edad, peso y trapío reglamentario de Paispamba, ganadería del Cauca, conocidos como “los condesos de Sotará” y una terna con muchos créditos, abrirán hoy día de navidad, el ciclo taurino de la Sultana del Valle, en la muy reconocida Plaza de Toros de Cañaveralejo.

Cali – Colombia. Hoy día de navidad, como durante varias décadas en el marco de la tan mencionada feria de Cali, se abre el telón en la Plaza de Toros de Cañaveralejo, escenario polifuncional, que desde su fundación ha albergado la liturgia del toro bravo, ese misterio hecho arte en plasticidad y hermosura que proviene del encuentro natural entre el instinto con la inteligencia; conjugación rodeada de verdad, pureza, franqueza, honra, elegancia y valor que trasmite sensaciones tan profundas, que en innumerables momentos se traducen en gran felicidad para quienes ocupan el escenario, llamado redondel. La gloria la lleva los dos actuantes e inclusive se inmortalizan con recuentos de faenas memorables, siendo siempre el toro el postulador de gran virtud.

Hace cuarenta y cuatro (44) años, el Ingeniero Agrónomo Enrique Álvarez se dio a la tarea de criar el toro de lidia en una finca ubicada en el municipio caucano de Sotará y que bautizó con el nombre de la cabecera del mencionado ente territorial “Paispamba”, allí hacia 1978 llevo unos erales de la ganadería Fuentelapeña, que en genética procedían de Samuel Flores y Pinto Berreiros en línea Parladé. Luego de adquirir su antigüedad como hierro, el primero de noviembre de 1980, refrescó su ganadería con ejemplares de Icuasuco, propiedad de Don Julio Jiménez, llevando vientres y sementales provenientes de Conde de la Corte y Carlos Núñez. Hoy, cuatro décadas después de tan ardua y delicada labor, su hierro se fundamenta en la línea Torrestrella – Jandilla, procedentes de la ganadería Guachicono. Se espera que las hechuras que expresa la corrida, se vean reflejada en sus condiciones para que los novilleros nacionales citados, puedan deleitarse en la interpretación del arte de Cuchares y llevar mas crédito a sus carreras, sin duda alguna se han hecho merecedores de estar en digno cartel.

Juan Gómez “Dinastía” oriundo de Antioquia, con ascendencia torera, se ha forjado entre Colombia y México, llevándose muchísimos reconocimientos en ferias muy importantes en el país manito, su más reciente triunfo lo obtuvo en la Feria “Toros y Ciudad de Manizales” donde se llevó todos los créditos y lo hizo ganador del puesto en la novillada de feria de la capital caldense. Anderson Sánchez, novillero de la ciudad de Lenguazaque (Cundinamarca), triunfó en la pasada feria de Cali, y haciendo uso de ese prestigio, Tauroemoción sin pensárselo tanto lo acartelado para este año. Felipe Miguel ha venido haciendo una contundente campaña como becerrista (novillero sin caballos) tanto en Colombia como en Ecuador y hoy tiene esa gran alegría de pasar al escalafón de matador de novillos toros, seguramente viene con la mente despejada para pisar ese nuevo hito.

Naturalmente, se invita a todos los aficionados a que colmen los tendidos de la Cañaveralejo, es una novillada que tiene muchísimos componentes y que seguramente dejará una historia importante en la historia de las ferias, no duden en acercarse a las taquillas de la plaza y adquirir en unos buenos precios sus localidades para gritar todos… ¡Libertad y Olé!.

Dejar respuesta