Manizales: Duro Examen con Pocas Leídas

0
457

Redacción: Héctor Esnéver Garzón Mora – https://enelcallejon.webnode.es – Web Aliada

Novillos de Salento con pocos finales, complejos, descastados y con signos de mansedumbre. Tarde sin espadas, sólo un trofeo para el Novillero Camilo Hurtado, tarde de reflexiones y no de grandes emociones.

Manizales – Colombia. La segunda novillada de la versión número veinte de -Toros y Ciudad- de la ciudad de Manizales, nos hace recordar aquellas épocas de clase cuando se presentaba una prueba de conocimiento pero no se había leído lo suficiente, se tenía el fundamento pero la vicisitud en ejercicio se dilataba por falta de experiencia o de fondo cognitivo. Los astados de Salento tuvieron la verdad sea dicha, pocos finales, fueron complejos, descastados y evidenciaron signos inequívocos de mansedumbre, pero también sabemos que «cada burel tiene su lidia» y nuestra cantera novilleril, con tan pocos escenarios para afianzar los recursos del toreo, llegaron hasta donde el libreto aprendido les alcanzo y tal vez por eso los resultados del festejo nos refleja una tarde de reflexiones y no de grandes emociones.

Los Herederos de Don Antonio González Caicedo, con esa ética tan marcada que los caracteriza, seguramente están haciendo un análisis minucioso de la camada vista en el ruedo manizalita para continuar en el arduo trabajo del místico mundo de la genética del bravo e ir acercándose a esa características propia del toro que ellos quieren ver en las plazas, de esto no hay duda alguna. En términos generales, pese a las condiciones manifiestas la novillada, se puede hacer la lectura inequívoca, que con más oficio los actuantes, los resultados hubiesen sido más favorables para todos (empresa, ganaderos, toreros, aficionados y público) y que se hace urgente propiciar los festejos novilleriles para que nuestras canteras lleguen a las plazas de primer nivel con mayores argumentos y puedan solventar las durezas y dulzuras del astado de lidia.

Los actuantes de la tarde, dejaron en la medida de su bagaje, sabores y aires de esperanza, seguramente muchos de ellos en pocos años serán los toreros que queremos ver en los carteles de las ferias, son muchas cosas valiosas las que se pudieron evidenciar. Manolo Castañeda fue a porta gayola, toreó con despaciosidad y temple a la verónica, de rodillas, regaló un bello quite que emocionó a la parroquia, el burel vino a menos y en el último tercio solo se reflejó las ganas de este entregado novillero.

Camilo Hurtado recibió con larga cambiada de rodillas en el tercio, en pañosa citó de lejos pero el novillo se desentendía, falto mando, sin embargo, las bondades del astado le facilitaron realizar una faena conjuntada y rubricando con media lagartijera, oreja a su haber. Brian Salas, con un novillo sin ritmo, no pudo ligarlo, además se tornó gazapón, andarín y sin clase, las ejecutorias no tenían sabor.

Antonio Hernández, bailó con la más fea, el novillo en turno tuvo dificultades de movilidad, pidieron el cambio pero la presidencia no encontró argumento para la solicitud.

Mateo Gómez se topó con un novillo bajo de raza, pese a ello, fue variado con el percal, ejecuto quite por Zapopinas, pero en pañosa no logró cuajar por las mismas dificultades del novillo. Santiago Viloria elegante, medido, tiene personalidad, lastimosamente las condiciones de «Coquito» dilataron la actuación y no fue mucho lo que pudo expresar.

Ficha del Festejo 

Manizales – Colombia. 2a de Toros y Ciudad 2019 – Novillada Picada – Novillos de la ganadería Salento, bien presentada, con pocos finales, complejos, descastados y con signos de mansedumbre. Manolo Castañeda: Vuelta. Camilo Hurtado: Oreja. Bryan Salas: Vuelta. Antonio Hernández: Silencio con tres recados de Usía. Mateo Gómez: Silencio con tres recados de Usía. Santiago Viloria: Silencio con tres recados de Usía. Casi lleno.

Dejar respuesta