Mucho palo a los victorinos

0
32
Robleño con "Verdadero" el 4º victorino

Con sol y tres cuartos de aforo Las Ventas corrió sus primeros toros del año. Un encierro serísimo, muy castigado. Robleño aplaudido y ovacionado en sus turnos, Chacón herido, saludó en el tercero, y Moral pitado por partida doble.

Seis toros de Victorino Martín, con mucho trapío y bastante leña, fina y veleta. 526 kilos promedio. Cinqueños todos menos el tercero. Cárdenos todos menos el segundo, (negro). Desplegando su talante propio, revoltoso y buscador, pero por exceso de vara o falta de fueye, al final, bañados en sangre, blandearon varios y todos sosearon. Menos agrestes el cuarto y el quinto. La emoción que lograron crear nació de sus ofensivas hechuras y la incertidumbre de sus viajes. Fue lo que avaló todo.

Fernando Robleño, hizo un alarde de oficio con el impresionante primero y de rancia torería con el pesado cuarto. Después de un saludado tercio de su banderillero Jesús Romero, enfrentó con andariega eficacia el mal genio del uno y dispensó tanto por derechas como por naturales tandas meritorias y muletazos de fuste y estética con el otro. Estocada tendida con aplausos, y gran volapié para espada desprendida y saludo.

Octavio Chacón, recibido con preferencia, templó por delantales, de tablas a medios a “colombiano”. Entre las dos buenas puyas de Juan Melgar, par verónicas y media ovacionadas, quite de Moral idem y réplica idem. Dobló y sin mucha ligazón, faena de buen recibo por la dificultad temperamental que oponía el toro. Tuvo predicamento, tanto que le sacaron a saludar tras dos pinchazos, un metisaca, un aviso y un espadazo tendido del cual salió herido en la mano izquierda. Eso en Madrid es mucho. El sexto que como algunos otros sangraba del morrillo al rabo, tardeó, se cayo y se paró. Fierrazo y descabello.

Pepe Moral, Tuvo dos problemas, el primero no mató bien y el segundo, el público le achacó las culpas de sus toros; el protestado tercero y el flojo quinto. Sin embargó ejecutó los muletazos más bajos, templados, largos y lentos de la corrida. Varios de ellos ligados. Vale. Los pitos que desaprobaron sus dos faenas, una empañada con metisaca descolocado y espada contraria caída y otra con cuatro pinchazos y seis descabellos, ignoraron su entonado buen toreo.

Asistió la gente, al conjuro del nombre Victorino, y el ganadero a quien siempre hay que oír con atención dijo de salida: “Hubo toros de orejas, les han pegado duro y mal. No quiero hablar de los toreros porque al final ellos son los responsables”.

FICHA DEL FESTEJO

Madrid. Plaza de las Ventas. Domingo abril 14 de 2019. Lluvia. Tres cuartos de plaza. Seís toros de Victorino Martín, cinqueños menos el 4º, muy bien presentados, de juego disímil, castigados y amenos.
Fernando Robleño, palmas tras aviso y saludo.

Octavio Chacón, saludo y

Pepe Moral, pitos y pitos. 

Incidencias: Octavio chacón herido la matar el 2º sufrió sección del aparato extensor del tercer dedo de la mano izquierda, operado en la enfermería, sale a lidiar le 6º tras correr turno. Saludó Jesús Romero tras parear al 1º.

Dejar respuesta