Apunte de Juangui: Tarde Nublada

0
119

Redacción: Juan Guillermo Palacio – Foto: Cormanizales

Manizales – Colombia. Lo que faltaba, lo impensado, que Santa Bárbara no funcionara. Hay sobre oferta de explicaciones en bares y condumios de Manizales: que los sacaron de tipo, que su forma era cuesta arriba; que estaban pasados de edad; no, que estaban por encima de su peso tradicional, que no embistieron por culpa de la niebla.

La justificación a tantas divagaciones es el lugar que ocupa esta ganadería en el afecto de los aficionados y su papel en el sostenimiento de la fiesta en Colombia en los últimos quince años.

En tan poco tiempo, Carlos Barbero se ha convertido en un criador de culto. Sus seguidores lo esperan para expresarle admiración. Los nombres Jinete, Corso, Quitasol, Afanoso, Manchego y Presumido, de toros indultados, se mencionan en las conversaciones como si se estuviera hablando de un familiar. Si a mí me preguntan cuáles son mi súper héroes favoritos diría que mi padre y el capitán Barbero.

Esta vez, ninguno de los Santa Bárbaras rompió. Al contrario, los toros buscaron deliberadamente las tablas o comunicaron una sensación de sosería y desazón que aburrió. Excepto el primero, un carbonero juicioso y predecible que a ratos aprovechó Ramsés, y el segundo, un negro vivaracho que en las manos de Román, un listo aún mayor, transmitió riesgo y emoción.

Desconocido el hierro de la bandera republicana, sinónimo siempre de respeto y admiración.

El valenciano Román en su primero empacó dos faenas en una, efervescentes cómo él, eclécticas (como él), sin control (cómo él). Proclives al olvido. Al quinto lo persiguió con paciencia por todas las tablas hasta que lo logró sostener con toreo hacia los adentros. Hubo petición.

Ramsés mostró bellos detalles con el capote y con la mano derecha, alternadas, una vez más, con intermitencias. En el cuarto, toro y torero se fueron inéditos.

El seco estilo castellano del debutante Álvaro Lorenzo se percibió cuando toreó a la verónica y al doblarse con el sexto. Una entrada apetitosa que obliga a pedirlo como plato fuerte en la próxima temporada.

En ninguna película el superhéroe gana siempre. En algún momento de la historia debe someterse a las debilidades de la condición humana. De ese abismo sale fortalecido para imponer de nuevo el orden y derrotar a las fuerzas del mal.

Pocos detalles en una tarde de bastos, avisos y mansedumbre. Tarde gris en Manizales, fenómeno bruma.

Síntesis del festejo

64ª. Feria de Manizales. Tercera corrida. Miércoles, 9 de enero del 2019. Tarde nublada. Tres cuartos de plaza de asistencia. Se lidiaron toros de Santa Bárbara, variopintos, bien presentados, serios, con trapío y edad y juego diverso. Noble y cumplidor el primero y con picante el segundo. El resto buscaron tablas y mansearon. Ramsés: palmas y silencio tras aviso. Román: silencio tras aviso y saludo tras petición. Álvaro Lorenzo (debutante): silencio tras aviso y silencio. Incidencias: Román y Lorenzo sufrieron fuerte golpiza sin consecuencia.

La feria continúa hoy jueves con los toros de Juan Bernardo Caicedo para Antonio Ferrera, Sebastián Castella y Luis Bolívar.

Dejar respuesta