Apunte de Juangui: Corrida de a Píe

0
69

Redacción: Juan Guillermo Palacio – Foto: Cormanizales

Manizales – Colombia. Juan de Castilla, el torero colombiano, y cuatro recortadores españoles –Peque, Use, Pradanas y Gundi-, toreros todos de a píe, salvaron y echaron arriba la primera corrida, un festejo mixto de la Feria de Manizales.

Juan, con dos faenas en estilos distintos. El primero efervescente, visceral, primitivo, de guerra; y el segundo más lento, templado, con ligazón y algo de relajamiento.

Y los otros, los recortadores, con vuelos por los aires, vuelta canelas, saltos del ángel, recortes de hombre plástico y hasta quiebros de rodillas. Todos impecables, ejecutados a un gran toro de Achury Viejo que se debió llamar Usaín Bolt en lugar de Platudo.

Esta vez, el otro toreo primigenio, el caballeresco, representado por el también colombiano Andrés Rozo, se vio opacado por el toreo de origen popular, de a píe, si se hace referencia a la historia. Las cualidades que mostró en su reciente comparecencia en la Plaza México -nada más y nada menos- quedaron a años luz por culpa de un lote de mármol, que no se movió, una cuadra de caballos que no es su habitual y una dosis de inexperiencia que se vio maximizada por las condiciones en contra que tuvo que enfrentar.

Esas mismas condiciones las tuvo que lidiar también el debutante Curro Díaz. Su tauromaquia -de gusto y empaque- pudo brillar apenas en una serie con el capote, a su segundo toro, y en algún natural perdido en el tiempo; su tauromaquia de torero lidiador quedó clara y sin discusión en su primera actuación gracias a cuatro series inesperadas cosidas pase a pase, de frente, con la mano izquierda, a un toro que se desplazó a regañadientes.

Para fortuna, el toro de mayor movilidad le salió a los recortadores. Lastimosamente no le salió a Curro.

Así se salvó la tarde collage, la más diversa que ha visto esta ciudad en su historia. Con temple y ligazón, de Juan; con explosividad, también de Juan; con algo de buen gusto, de Curro Díaz; y con los actos acrobáticos, de doble cinematográfico, de los recortadores, los nuevos mejores amigos de Manizales.

Síntesis del festejo:

64ª. Feria de Manizales. Primera corrida. Domingo 6 de enero del 2019. Tarde fresca, cielo despejado. Casi lleno. Se lidiaron toros de Achury Viejo (Conde de la Corte y Jandilla): bien presentados, con cara y cuajo, de juego diverso: parados los de rejones y el quinto; con movilidad el sexto y el de los recortadores; con complicaciones segundo y exigente aunque con juego el tercero. Andrés Rozo (rejoneador): silencio y pitos. Curro Díaz (debutante): saludo y palmas. Juan de Castilla: 1 oreja con petición de segunda y 1 oreja.

Mañana lunes continúa la feria con la corrida de Dosgutiérrez (Murube -santa coloma) para Manuel Jesús el Cid, Emilio de Justo y David Martínez.

Dejar respuesta