VALENCIA: LA IMPROVISADA Y HERIDA GENIALIDAD DE ROMÁN

0
118

Redacción: Javier Hernández-Caballero – Cultoro.com – Web Aliada

Una faena de sobreponerse al viento y al animal dejó en Román una oreja y una cornada en el hombro izquierdo; Padilla también paseó premio del que cerró plaza que mató por Collado y silencios a Fandi.

Valencia – España. Con un minuto de silencio tras la muerte del pequeño Gabriel en Almería y también por la pérdida del humorista Arévalo rompía el paseíllo en la plaza de toros de Valencia para la segunda de la Feria de Fallas. Juan José Padilla, El Fandi y Román se enfrentaban a un encierro de Jandilla. Una faena de sobreponerse al viento y al animal dejó en Román una oreja y una cornada en el hombro izquierdo; Padilla también paseó premio del que cerró plaza que mató por Collado y silencios a Fandi.

“Granado”, herrado con el número 4, era el tercero de la tarde, primero del lote y de la Feria particular de Román Collado. Más bajo y corto de manos respecto de sus hermanos era el astado, con el que no pudo lucirse Román de capote. Pedro Iturralde fue el encargado de llevar el toro al caballo de Pedro Iturralde, que perfectamente agarró al animal en la primera vara en el sitio, a pesar de que los cabeceos constantes del astado le impidieron el lucimiento y mantener en el sitio el palo. Protestó muchísimo el de Jandilla, algo que no entendió el público puesto que era buena la colocación de ésta por parte de Iturralde. Leve fue el segundo palo, agradecido por el matador y aplaudido por la plaza. César Fernández fue el encargado de capotear al de Jandilla, que presentaba más dificultades que sus hermanos anteriores por salir suelto y desentendido; sí se mantuvo fijo en el primer par de banderillas ofrecido por Raúl Martí, que clavó en la cara. Tuvo que provocar la arrancada del animal Hazem “El Sirio”, dejando finalmente un buen par. En el tercer encuentro con los palitroques, Martí clavó en terrenos del tercio de nuevo en la cara. Improvisada fue la primera tanda, en la que el toro se le arrancó antes del brindis para comenzar faena por estatuarios quedándose muy quieto. Ya con el toro brindado a sus paisanos, prosiguió trasteo por la mano derecha. Aprovechó la inercia del astado en los primeros compases de la faena para conseguir tandas de calado arriba, y además aprovechó también la altura que pedía el de Borja Domecq para dejar tandas en redondo de mucho calado. Ya con el toro venido a menos, lo intentó Román al natural y de uno en uno se los tragó el de Jandilla. Reunida, lograda y con máximo calado fue la última serie a diestras. Genial improvisación contra el viento de un Román herido, cogido al entrar a matar. Oreja.

Airoso fue el saludo capotero al primero de la tarde por parte de Juan José Padilla. Por chicuelinas fue el quite de Fandi a un toro que se movía, rematando el momento capotero con una serpentina. Tuvo que provocar las embestidas del animal y luchar contra el viento, que fue el protagonista de una lidia en la que el jerezano debió buscar los terrenos en los que el fenómeno meteorológico no atacaba. Esfuerzo de Padilla finalmente ovacionado.  “Lodazal”, negro mulato, era el cuarto toro de la tarde, un astado al que le movió el capote Juan José Padilla. Antonio Núñez “Alventus” se encargó del tercio de varas del animal mientras que Justo Jaén guardaba la puerta. De más a menos fue la lidia, que estuvo protagonizada por el tercio de banderillas del ciclón jerezano. Una oreja cariñosa por parte de la afición levantina se llevó del último, que mató por Román.

Alegre fue el saludo capotero de Fandi al segundo de la tarde, un animal que adolecía de falta de fuerza en el tercio de varas a pesar de una humillación en el quite de David. Se resistía a asistir con decisión al peto, quitando por navarras Fandi y respondiendo por tafalleras y gaoneras Román. También fiesta dio el granadino en el tercio de banderillas, en el que la música y el ambiente festivo del tendido ayudaron a que calase en éste. La diana floreada presagió gran faena. Por la derecha fue la mano del toreo fundamental de Fandi en el inicio muleteril, haciéndole frente a un animal que la tomaba siempre a menos, aguantando los dos primeros muletazos con su condición noble pero viniéndose a menos en la última parte de cada serie en redondo. Silencio finalmente.  “Lodazal”, negro mulato, era el tercer toro de la tarde, un astado al que le movió el capote Juan José Padilla. Antonio Núñez “Alventus” se encargó del tercio de varas del animal mientras que Justo Jaén guardaba la puerta. De más a menos fue la lidia, que estuvo protagonizada por el tercio de banderillas del ciclón jerezano. Se hizo daño en una mano David Fandila durante la lidia del segundo ejemplar de su lote, en un derrote del animal cuando intentaba ejecutar un pase de pecho.

Ficha del Festejo

Plaza de toros de Valencia. Segunda de la Feria de Fallas. Corrida de toros. Más de media plaza. Seis toros de Jandilla. Juan José Padilla, ovación, silencio y oreja en el que mató por Román. David Fandila “El Fandi”, silencio y silencio. Román, oreja y herido.

Dejar respuesta