SALENTO: DEHESA A BASE DE PACIENCIA

0
208

Redacción: Juan Pablo Garzón Vásquez – Diario Occidente

Antonio José González Caicedo vio tomar antigüedad de su hierro 33 años después de fundada su ganadería que pasta en la finca Los Vergeles del Municipio Salento en el Departamento del Quindío.

Cali – Colombia.  La cría del toro bravo se trata de una actividad muy costosa y sumamente rigurosa, las exigencias sanitarias del ente regulador, las normativas vigentes en nuestro país son férreas, de ahí que tener reses bravas sea mucho más complicado que criar cualquier otro tipo de ganado para su posterior venta. Además, y salvo contados casos, y si digo muy contados, este ejercicio productivo es de escasa rentabilidad económica. Los pilares básicos de sostenimiento de una ganadería de bravo son muchos: conocimiento del criador, el hierro distintivo, la mano de obra especializada, las reses y la finca. Influye sustancialmente factores climáticos, topográficos y geográficos, pero el más relevante de todos esos requerimientos es el monetario, pues, el costo de la tierra, del pie de cría, de los suplementos, de los insumos sanitarios, de los profesionales que intervienen en los procesos son bastantes altos. Sin embargo Don Antonio José González Caicedo y familia, por amor a la tauromaquia y al legado dejado por su padre (Don Ernesto González Piedrahita), se sostiene en este menester con muchísima paciencia.

Caminemos un poco por lo que ha sido este hierro reconocido no solo en el Valle del Cauca sino en todo el país, su historia es casi parecida al reconocido hierro Ernesto González Caicedo, por origen, pues la ganadería Las Mercedes fundada por Ernesto González Piedrahita es el simiente de estas dos dehesas, eso quiere decir que la base genética es mexicana, más exactamente de las ganaderías San Mateo y Torrecilla de los hermanos Antonio y Julián Llaguno, por ende su procedencia es del Marqués del Saltillo. Con tantas décadas encima es natural que se hiciese una refresca de sangre y en los años 60 del siglo anterior, el Dr. González Piedrahita (Padre del ganadero de Salento) realizo la primera importación de sementales del encaste Santacoloma, vinieron exactamente de la Ganadería de Don Joaquín Buendía Peña. Ya en Los Vergeles, finca de la vereda Río Arriba del municipio de Salento en el departamento del Quindío, la ganadería Salento tomo su propio enfoque mantenido las líneas Santacoloma – Murube, donde Don Antonio José González Caicedo ha respaldado su crianza con la compra de semen de sementales españoles, en la línea Santacoloma la compra la hace de la ganadería de Don Joaquín Buendía y por la línea Murube de la dehesa Pedro Moya el “Capea” para fortalecer su propósito.

En la actualidad la dehesa Salento ha recobrado un prestigio inmejorable, en sus últimas comparecencias en las plazas del país, ha dejado sabores extraordinarios por fortuna, los toreros de gran nivel la piden para sus actuaciones y ese gesto es lo que alimenta esa enorme paciencia para seguir en la producción del toro de lidia. Hoy en Cañaveralejo saldrán unos buenos mozos, se augura que por dentro traigan lo que hace los grandes triunfos.

Ficha Sintética de Reconocimiento:

Dehesa: Salento

Encaste: Santa Coloma-Murube

Propietario: Familia González Rincón

Representante Legal: Antonio José González Caicedo

Fundación: Año de 1946-Ganadería Las Mercedes

Antigüedad: Diciembre 8 de 1979, Bogotá

Divisa: Verde, blanco y azul

Finca: Los Vergeles

Ubicación: Vereda de Río Arriba, municipio de Salento, Quindío

Dejar respuesta