Avisados los Actuantes, trofeo Galván y Hernández

0
152

Avisados los Actuantes, trofeo Galván y Hernández

Redacción: Javier Enrique Baquero Pardo – JABA

Rubén Pinar – azul marino, oro y cabos blancos.  Con el primero de la tarde, Pinar lanceó brevemente al astado. El español sacó el mejor partido de un complicado negro. Agarradero de manos pasaba tras la insistencia de Pinar. La faena duró poco, mientras los fallos con los aceros se alargaron hasta escuchar dos avisos.  Con el cuarto poco de poca recordación. El toro Bullicioso quería buscar rumbo luego de cada embarque y Rubén expectante. Brindó al matador Antonio Ferrera y sus primeros muletazos fueron para llevar al toro al centro del ruedo. Al toro le costaba humillar y no se repetía como deseaba Pinar. Todo en contra de los deseos. El toro se rajo y pinar luchó para que el negro pasara. Los muletazos de cualquier alivio. Cazó al toro y le dejó un acero total. Un descabello y aviso.

David Galván – primera comunión, oro y morcillas en blanco. Literato fue el primer toro de Galván en su debut y con el que dejó en la retina tres verónicas y una media de ensueño. Tres chicuelinas luego de la vara, todas muy ceñidas. Galván brindo al público y dejó la montera en la barrera. Con la pañosa construyó una faena de tandas muy toreras. Galván le encontró el cirio al toro que en cada tanda se iba de más a menos. El gaditano hecho la muleta a la mano izquierda buscando también acoplarse. La suma no fue igual pero el resultado satisfactorio al aprovechar el paso del toro a los cites. Dos pinchazos, estocada y descabellos es el balance de los aceros. Con el quinto Galván no tuvo oportunidad de torear a la verónica. Con la muleta se fajó con un imputable. Le arrancó las embestidas muy cerca a las tablas, trató de dar buenos muletazos y se le valora el esfuerzo, sin embrago, una cosa es poner todo para agradar y agradar con todo. El manso no daba prenda y el español trató. Pinchazo y estocada pusieron fin al mal encuentro. El público pidió trofeo por lo aburrido de la tarde y el palco generoso dio un apéndice ante la imposibilidad de dar medio.

Juan Sebastián Hernández – primera comunión, oro y cabos blancos. Con verónicas templadas Juan Sebastián saludó a Cachicano, un negro con cara de “hombre”. Garrido saludó tras dejar dos pares de banderillas muy vistosas. Juan Sebastián Hernández le brindó al alcalde de la ciudad Jorge Rojas Giraldo. La faena duró lo que dura un dulce en la puerta de una escuela. Con medio recorrido no permitía el lucimiento y el colombiano trató de sacar el mejor partido. Estocada tardía, fallos con la cruceta y tres avisos. Con el que cerró el festejo la capa fue imposible y con la muleta manseo, mientras Sebastián trataba de sacar algo del manso. Los gritos afloraron como resultado de lo único que se podía ver, incluso la música sonó para acompañar el esfuerzo del nacional. Los derrotes del astado buscaban la cara del coletudo. Mato de estocada delantera. Una oreja.

Dejar respuesta