La Importancia de los Carteles Rematados

0
183

Son tres los actuantes de una tarde, pero que fundamental es ponerle toros que brinden garantías y posibilidades y esa es la tarea del empresario bueno.

Redacción: Javier Enrique Baquero Pardo JABA – Fotos: Erick Cuatepotzo

Cali – Colombia. Si bien es cierto, muchas veces se dice que en el sorteo los toreros deben tener suerte, no es menos cierto que los toros también deben tener suerte y quizás mucho más que los coletudos y es que la conjunción de toro y torero da como resultado un éxito casi asegurado.

Se dice en los mentideros taurinos que los toros buenos descubren a los toreros malos y que los malos dejan que los toreros buenos demuestren sus condiciones de lidiadores, no de gratis se afirma que todos los toros tienen su lidia.

En resumen, si las cosas salen bien el público es el que gana por eso es fundamental conformar carteles bien rematados y el de ayer fue uno de ellos, Bolívar un torero maduro, curtido y experimentado, Alejandro Talavante un torero que suma la no despreciable cifra de cinco puertas grades en las Ventas de Madrid, lo que demuestra la grandeza de su toreo y la importancia de la tauromaquia que ejecuta.

Talavante es un torero serio y de un sello muy personal. Su capote destaca y su muleta sobresale por lo entendido de las distancias, su actuación tiene como denominador el temple perfecto en los tiempos precisos.

Y qué decir de Emilio de Justo, el torero que pasó muchos años en remojo, que en colombiano de la mano de Guerrita Chico toreó por toda la provincia nacional tomándose confianza y encontrando el sitio que tiempo después le empezó a permitir sentirse más torero. En la actualidad Emilio ocupa uno de los lugares más encumbrados de la tauromaquia mundial.

Hace tres años en Madrid Emilio de Justo sufrió una lesión en su columna, haciendo presagiar lo peor, sin embargo, el torero llenó de ilusión y vergüenza torera se recuperó de forma increíble y al cabo de un año retomó el rumbo como si nunca hubiese abandonado los ruedos, tarde tras tarde cortando orejas en todas las plazas y dejando un ambiente inconmensurable de torería. De Justo resucitó y no ha parado de triunfar en todas las plazas en que se ve anunciado.

En conclusión, son tres los actuantes de una tarde, pero que fundamental es ponerle toros que brinden garantías y posibilidades y esa es la tarea del empresario bueno. Si sus decisiones son acertadas, los tendidos se verán cubiertos de aficionados, los carteles malos no llaman ni a las familias de los anunciados. Ayer el cartel y los toros eran prenda de garantía y los Vistahermosa sin ser de lo mejor de la dehesa tuvieron la suerte de ser lidiados por tres maestros y les quitaron las orejas y permitieron el triunfo de los actuantes y la felicidad del público asistente.

Dejar respuesta