Importante Triunfo de Juan de Castilla en Cuellar (España)

0
462

El colombiano Juan de Castilla triunfó hoy en Cuellar (España), abrió la puerta grande, cortando una oreja a su primero y oreja a su segundo, donde hubo una fuerte petición de la segunda. Compartió cartel con Juan del Álamo y Jesús Enrique Colombo, ante una seria corrida de Partido de Resina, encaste propio, procedente de las líneas fundacionales como Cabrera y Núñez del Prado.

Redacción: Héctor Esnéver Garzón Mora – https://enelcallejon.webnode.es/ – Web Aliada

Ubaté – Colombia. El torero de Medellín Juan Pablo Correa, anunciado en los carteles como Juan de Castilla, hoy ha marcado un hito importante en su carrera como Matador de Toros, pues en la ciudad de Cuellar (España) ha dejado una sólida actuación, ante un encierro de las denominadas exigentes ganaderías españolas: Partido de Resina. Es de reseñar que Cuellar es un municipio de la provincia de Segovia, en la comunidad autónoma de Castilla y León; esta ciudad está situada al noroeste de la provincia y a medio camino entre las ciudades de Segovia y Valladolid. Lo significativo en el tema taurino de esta Villa de gran riqueza arquitectónica, se lo atribuye el inicio de los encierros en el país ibérico, los documentos existentes datan que desde inicios del siglo XIII (1215) se realizan estos (los encierros) en honor a la Virgen del Rosario, patrona de la ciudad.

Entrando en materia, Juan de Castilla caló en la parroquia asistente, actuó en segundo y quinto lugar, con el primero de su lote dejó un ajustado quite por chicuelinas como carta de presentación. El burel de partido de Resina blandeó en el tercio de banderillas, pero en la pañosa humilló significativamente, condición que evidencio el coterráneo iniciando faena de hinojos, se embragueto (reducir significativamente la distancia en toro y torero) y cuajo una faena de muletazos largos y encajados, rematando lo hecho con circulares en los terrenos del toro, que la verdad sea dicha fue exigente. Una estocada en todo lo alto luego de un pinchazo le sirvió para cortar una oreja. En el quinto de lidia ordinaria, segundo del lote del antioqueño, demostró que goza de gran valor y unas capacidades enormes en esta hermosa y a la vez dura profesión. Ante un imponente toro, con mucho trapío y que fue exigente en los primeros tercios, poniendo a la cuadrilla incluso en aprietos, demostró Juan de Castilla de qué está hecho, pues allí sin dudarlo impartió con buen sitio un mando inconmensurable, hizo definir al de Partido de Resina, que se entregó dando lo que traía dentro a favor del arte, pegó una tanda de naturales soberbios y otra sobre la derecha de extraordinario mando. El toro rebosó la embestida, sí, pero gracias a la colocación, firmeza y decisión de Juan de Castilla. El toreo a dos manos final, por abajo y de gran torería, fue el colofón a una faena importante, lamentablemente la espada cayo baja, pero el público pidió con fuerza la segunda oreja que no fue concedida por el Palco Alto.

Entre tanto Juan del Álamo vio la cara cruz con un lote dispar, pudo cuajar el abre plaza al que le cortó una oreja, en el cuarto de lidia ordinaria tragó mucho ante un imponente burel, pero su actuación quedo silenciada. Jesús Enrique Colombo, en su primer capítulo brindo espectáculo en la suerte varas y banderillas, lastimosamente en faena por la falta de clase del burel la faena no tuvo contundencia y todo quedo en una vuelta al ruedo. En cierre de la tarde, a la postre el sexto tris, pues fue devuelto el titular y el primer sobrero, logró entregar una buena comparecencia que fue firmada con una perfecta estocada recibiendo, acción que fue premiada con una oreja.

Ficha del Festejo

Cuellar (Segovia) – Toros de Partido de Resina, imponentes en trapío y dispares en juego, el quinto, de nombre Tijera, marcado con el número 10, premiado con la vuelta al ruedo. Juan del Álamo: Oreja y Silencio. Juan de Castilla: Oreja y Orejas. Jesús Enrique Colombo: Vuelta al ruedo y Oreja. Incidencias: Saludó tras parear al Segundo Raúl Cervantes. Ovacionado tras picar al tercero Israel de Pedro.

Dejar respuesta