Manizales: La Emoción No debe Atropellar la Razón

0
94

Novillada de Achury Viejo justa en presentación, algunos astados con interesante juego y con aquellas exigencias propias del toro de casta y unos novilleros que quisieron agradar y conectaron con los tendidos.

Redacción: Héctor Esnéver Garzón Mora – https://enelcallejon.webnode.es/

Manizales – Colombia. Inició el ciclo taurino ferial de Manizales, con una novillada de terna, que en términos generales dejó reflexiones, expectativas, comentarios, alegrías, satisfacciones, sinsabores y otro número de sensaciones propias de la liturgia del toro bravo. Como debe ser justo en estos casos, más en los novilleros locales, no tienen hoy por hoy, mucho campo de acción para adquirir ese bagaje (oficio) que se requiere para llegar a las plazas con mayores recursos técnicos desarrollados y aprovechar de mejor manera lo que ofrecen los bureles, más aún cuando tienen esas exigencias propias del encaste Conde de la Corte – Parladé, que piden el carnet como habitualmente se suele decir.

La novillada de Achury Viejo para la apertura de la feria taurina de Manizales, tuvo todos aquellos matices de la exigencia en el burel de lidia, pero no en la misma intensidad, pues algunos astados estaban limitados de la misma o no contaban con ella, casta (alegría), bravura (presto a la embestida), nobleza (acudir con franqueza a los “chismes”) y naturalmente su particularidad en la expresión (únicos e irrepetibles), para lo cual requiere siempre de mando, sujeción, mesura y en varios casos suavidad en las ejecutorias para poderles apreciar de mejor manera en las faenas. En esta ocasión los llamados “Achurys” en Manizales tuvieron algunas características aprovechables a favor de la expresión artística: 1o limitado en bravura, casta, noble que se fue a la querencia, pitado en el arrastre; 2o encastado, bravo, humilló, metió la cara, se desfondó; 3o bravo, limitado en casta, noble que fue a media altura, palmas en el arrastre; 4o bravo, noble limitado en casta, división de opiniones; 5o bravo, encastado, noble, punteó y soltó la cara por momentos y 6o manseó en varas, esparramo la vista, huidizo con la no muy taurina toreabilidad.

Sigo insistiendo que los actuantes sin duda alguna se preparan para estos compromisos, sabía que venían a la Monumental de Manizales a seguir abriéndose caminos, pero a veces la emoción atropella la razón porque las cosas muchas veces no pintan en igual medida a todos como lo añoraban, de pronto como se acuña a nivel taurino, “la plaza pesó”, y lo que tenían por delante se puso a contra estilo, lo claro si es que, cuando se aplican los cánones del buen torear (sitio, mando y temple) las cosas se trasforman en positivo, había que explorar los terrenos, las distancias, la sujeción con los trastos, la mesura en las tandas, los tiempos, la postura y altura de los “chismes” y otros detalles que vienen con la personalidad del torero.

Juan Gómez “Dinastía” con el abre plaza estuvo parsimonioso, inteligente, dejó detalles válidos, le faltó emoción para compaginar con el burel. Pinchazo y media lagartijera. Silencio. Con el cuarto de lidia ordinaria evidenció ganas, fue haciéndose con el burel, en capa destacó el quite y con pañosa la enorme voluntad por hilvanar una faena de contenido. Pinchazo y estocada. Silencio.

Lalo de María, francés que debutó en Colombia, en el primero de su lote mostró su buen corte, en capa muy templado, en pañosa con sentido de sitio hilvanó una faena de gusto. Estocada caída y golpes de cruceta. Silencio. En el quinto de lidia ordinaria continío muy en torero, planteó una faena llena de matices que fue cuajado con valor y decisión. El acero no ayudo y escuchó tres recados de Usía.

Felipe Miguel Negret, en el primero de su lote, impartió parsimonia y con su toreo propio, hizo las cosas bien, sin embargo, si se hubiese fajado el burel, las cosas habían tenido más contundencia. Estocada tendida y golpe de cruceta. Oreja.  en el cierre plaza con su concepto propio, busco las vueltas, logró algunas tandas que por momentos escasearon de sitio, cercanía y temple. Pesado con la tizona. Silencio con aviso.

Ficha del Festejo

Manizales – Colombia. Enero 2 de 2023 – Novillada de Feria – Novillos de Achury Viejo justo en presentación y juegos variados. Juan Gómez «Dinastía»: Silencio en ambos. Lalo de María: Silencio y Silencio con tres avisos y Felipe Miguel: Oreja y Silencio con aviso. Incidencia: Muy buena vara de Edgar Arandia en su turno.

Dejar respuesta