Cumpleaños Casi Feliz

0
60
De Justo y Tlavante. Foto: Camilo Díaz

Redacción: Jorge Arturo Díaz Reyes

Afortunado retorno de Talavante indultando a “Barbazul” y saliendo a hombros por la Puerta Señor de los Cristales con Emilio de justo. Roca Rey, oreja. Distintos juanbernardos. Desagravio a Marco Pérez… 

Afortunado retorno de Talavante indultando a “Barbazul” y saliendo a hombros por la Puerta Señor de los Cristales con Emilio de justo. Roca Rey, oreja. Distintos juanbernardos. Desagravio a Marco Pérez… 

Pese a las fake news lanzadas temprano, asegurando que el alcalde cerraría la plaza hoy mismo antes de la corrida, creció la concurrencia. Tres cuartos de aforo, quizá pírricos para semejante cartel, pero valiosos dicientes en las condiciones de hostilidad política reinantes. Sin eso quizá lleno. Algo agarraron, alcanzaron a prohibir la presentación de Marco Pérez mañana en el festival.

Además, era el cumpleaños 65 de Cañaveralejo. Sol, fervor taurino, himnos a todo pulmón, ovación de saludo a la terna, vuelta al ruedo sin torear, brindis multitudinario. La historia de la tarde se sintetiza en eso y en dos toros, dos faenas y dos toreros por la Puertas Señor de los Cristales. Uno reaparecido y el otro triunfador de la pasada feria.

El segundo, “Luchador”, un salpicado veragüeño que salió con aires rebeldes y no se dejó dar sino tres verónicas y media, antes de llevarse a William Torres con caballo y todo a los medios. El lato grado de dificultad que impuso motivó la orden de saludo a Santana y Rodríguez que absortos en la lidia la desatendieron. Soplaba la brisa del Dagua, cuando los siete doblones genuflexos metieron en cintura y en los medios al renuente cunado terminaron ya estaba comiendo en la mano del extremeño. Para eso fueron. Las tres tandas siguientes todas derechas proclamaron quien tenía el mando y la gente y los músicos alborotaron. Por una y otra mano, por uno y otro pitón, por uno y otro compás, la faena se fue como agua, cristalina y fresca. Al remate de las cuatro manoletinas De Justo se auto infringe una herida con su espada en el tobillo derecho. Renco y sangrante oficia un estocadón fulminante, se suma a la ovación al arrastre, da la vuelta con las orejas y se va para la enfermería.

Alejandro Talavante, que había pasado con más pena que gloria con el primero despezuñado y el primero bis, manso de bola, le cayó “Barbazul” como un billete premiado de la lotería. Bravo y noble, cornicorto. Celebró recibiéndolo con cuatro faroles y cuatro verónicas. Hildebrando le pone la puya que era, y el se lo quita con cuatro Saltilleras y revolera. El brindis al Marco Pérez fue de órdago y para honrarlo puso las dos rodillas en tierra e hizo rotar al juanbernardo cinco veces, antes de los tres por alto, el cambio de mano, el ayudado y el de pecho. Ni pa qué les cuento. Confiado hasta el desmayo, quieto como una estaca en los medios, templó, mando y lió a discreción y sin una digresión. Para terminar y homenajear el cumpleaños tres Bernadinas en honor a la memoria del torero triunfador en aquella corrida inaugural del 28 de diciembre de 1957. Las adobó sin solución de continuidad con un natural, un cambio de mano, dos derechas y una ayudado por bajo. Listo. La petición de indulto se generalizó y el palco cedió. Cuatro naturales le condujeron a toriles.

Roca Rey, recibió una oreja de pipiripao por una faena estándar, desabrida, enganchada (dos veces), pinchada y estoqueada en sitio. Con el sexto y el séptimo de Achury Viejo regalado, trabajó muy poco vencido de antemano por la mansedumbre obtusa de los dos. Circunstancia que desaliño el final de corrida y la salida triunfal de sus alternantes.

Juan Bernardo Caicedo y sus hijos en el callejón, vivieron la lidia de sus toros con la ansiedad de siempre. Al final el discutible indulto y las ovaciones al segundo, ambos bravos, no alcanzan a inclinar la balanza hacia el triunfo del hierro esta tarde, pero compensan los esfuerzos y justifican la repetición mañana en el festival.

FICHA DEL FESTEJO

Cali. Diciembre, miércoles 28 de 2022. Plaza de Cañaveralejo. 4ª de temporada. Sol. tres cuartos plaza. Siete toros de Juan Bernardo Caicedo, (1º bis) diversos en todo.  Ovacionado el 2º e indultado el 4º “Barbaazul” Nº 176 de 480 kilos.
Alejandro Talavante, silencio tras a viso y dos orejas simbólicas.
Emilio de Justo, dos orejas y silencio.
Roca Rey, oreja, silencio y silencio en el de regalo.

Incidencias: Salieron a hombros por la Puerta Señor de los Cristales, Alejandro Talavante y Emilio de Justo

Dejar respuesta