No Avanza Prohibición, Habrá Proyecto que Morigere Prácticas Taurinas

0
83

No avanza prohibición, habrá proyecto que morigere prácticas taurinas

Losada, quien se autodenomina “extaurino”, mostró una vez más, y con sobradez en las sesiones, lo poco que conoce del tema, tanto fuera como al interior de la plaza y dejó ver más un interés particular de disgusto y no de argumentación, frente a la tauromaquia y su entorno…

Redacción: Tomás Mondragón Ortiz

El 27 de septiembre la Cámara en pleno, en segundo debate del proyecto de ley que busca prohibir las prácticas taurinas en el territorio nacional, creo una subcomisión para ir a Cali, Manizales y Bogotá a escuchar a la comunidad y a los interesados.

Si bien estas tres capitales, no son una muestra real de la actividad taurina nacional, la participación activa del gremio y sus aficionados lograron ilustrar a los delegados, que tomaron atenta nota de la realidad que desconocen los legisladores.

El propio grupo proponente prohibicionista, liderado por el señor Losada, quien se autodenomina “extaurino”, mostró una vez más, y con sobrades en las sesiones, lo poco que conoce del tema, tanto fuera como al interior de la plaza y dejó ver más un interés particular de disgusto y no de argumentación, frente a la tauromaquia y su entorno; presentó informe de la subcomisión y propuesta sustitutiva a su propio proyecto, lo que otros representantes le cuestionaron, ya que reconocía errores y/o intentaba evitar otras propuestas sustitutivas.

La otra parte de la subcomisión, liderada por el representante Christian Garcés, presentó su informe, dejando ver un análisis más profundo de falencias, intereses y afectaciones directas a las personas que trabajan en las actividades taurinas y su entorno de manera directa o indirecta; llegando a la conclusión de que el proyecto debería archivarse y plantear la presentación de uno nuevo que busque morigerar-llamado que ha hecho la Corte Constitucional en sus sentencias, más no prohibir, mutilar o desaparecer y tener en cuenta el arraigo cultural, entender la tauromaquia como expresión artística, sustento de muchos y con total legalidad en Colombia.

La proposición de eliminación señaló: “Elimínese el Proyecto de Ley número 007 de 2022 Cámara: “Por el cual se eliminan las prácticas taurinas en el territorio nacional y se dictan otras disposiciones” los artículos 1, 2, 3,4 y 5 así como el título y la pregunta”
Justificación: Como se expuso en el informe de ponencia, este proyecto, tal como está planteado no permitiría las modificaciones que se pretenden realizar, es por ello que se propone la eliminación de la totalidad del articulado con el compromiso de que dentro de los próximos dos meses radicaremos un proyecto de ley que reglamente las practicas tradicionales que se realizan con animales en el territorio nacional, a fin de avanzar en una armonización legislativa que acate la jurisprudencia de la Corte Constitucional, en cumplimiento de nuestro deber de legisladores, y salvaguarde la vida y empleo de los miles de colombianos que hacen parte del sector”.

Luego de los informes de los representantes Losada y Garcés, la importante presencia y participación del torero colombiano César Rincón quien señaló, magistralmente en tan corto tiempo, la importancia de la tauromaquia en su vida, en el sentido de la misma, en la fiesta brava como formadora- su universidad, desde sus comienzos humildes, hasta esas puertas grandes de Madrid, que le han hecho merecedor de reconocimiento, no sólo como el mejor torero de Colombia, sino como uno de los más grandes del mundo, un orgullo nacional al que le duele que hoy el desconocimiento haga que algunos lo llamen asesino; la otra sensible participación fue la del novillero Johan Simancas Paloma, estudiante en la Nacional y estudiante de la escuela taurina de Choachí, quien con pasión defendió un sueño, sueño constantemente atropellado y victima de persecución por antis, prohibicionistas y políticos que han cerrado ilegalmente sus espacios de libre desarrollo. A estos se sumaron durante cerca de tres horas, opiniones, cuestionamientos y amenazas de los representantes.

Cierto fue que el ejercicio de las sesiones públicas y lo visto en los debates, dejó ver que hay claros intereses políticos, poco conocimiento del toro bravo y las actividades que este genera, lo mucho que falta para apreciar su ambiente y lo que significa para la biodiversidad, y un sin números de razones que muestran lo lejos que están conocer el mundo que quieren prohibir y del animal que quieren extinguir.

Si algún día se fuera a dar un debate y una seria votación prohibicionista, la misma debería ser replanteada y no ser sólo: “señores congresistas voten si quieren la prohibición de las corridas”, sino más bien “señor congresista ya que es claro que no se afecta la raza, ya que no se vulnera el libre desarrollo, ya que no hay afectación económica para el gremio, y basado en el conocimiento que tiene de la tauromaquia, el cual además acredita ante una comisión taurina que lo avala, teniendo en cuenta que no tiene ningún interés económico ni patrocinio alguno y que además ha demostrado que se tendrá una mejor sociedad, vote sí o no la prohibición de las corridas de toros”.

Ahora queda la tarea analizar los detalles de la ley 916 y buscar los puntos en los cuales sean los taurinos quienes den respuesta, por medio del legislativo, a la sentencia de la Corte y señalar las morigeraciones que permitan la continuidad de la fiesta brava, conservando sus principios y razones, sin mutilaciones, y siendo consientes de que su evolución será la única forma de permanencia en tiempo.

Dejar respuesta