Apoderamientos: El Invierno Taurino se ‘Calienta’, los Cambios que ya ha Habido

0
108

Este medio de comunicación ha querido pararse en esos toreros que han puesto punto final a una etapa junto a sus apoderados y que buscan un cambio de aires de cara a la temporada americana y a un 2023 que debe ser clave para el devenir de sus carreras.

Redacción: Pablo López Rioboo – Cultoro.es

Madrid – España. Con el fin de temporada, muchos espadas deciden dar por finalizada su relación de apoderamiento con sus hombres de confianza, las personas con con las que han compartido parte de su carrera. Rupturas que llevan consigo nuevos apoderamientos, nuevas ilusiones para el año venidero.

Son tiempos para reflexionar y pensar cual es el camino que desea tomar cada matador, rejoneador o novillero para que su carrera tome un nuevo impulso o no deje de crecer hasta estabilizarse. Toreros como Fernando Robleño, Sebastián Castella, Daniel Luque, Jesús Enrique Colombo o Damián Castaño son alguno de los nombres que en las últimas fechas han anunciado la ruptura con sus antiguos apoderados.

En la actualidad van menguando en importancia aquellos apoderados independientes, esos que no tienen una casa empresarial que les respalde. Con los años y la bajada de festejos las casas grandes van acaparando a la mayaría de los toreros, esos que en muchos casos sirven de intercambio para entrar en una plaza u otra, quedando a un lado los méritos contraídos en el ruedo.

Antiguamente la fuerza que tenía un apoderado independiente movía montañas, en la actualidad son pocos los toreros que se ponen en manos de un hombre alejado de esas casas empresariales que monopolizan casi por completo el mercado. Hoy en día es normal ver que un empresario tenga en su mano las tres patas del banco, ganadería, toreros y plazas de toros.

El único torero que tiene fuerza para ir por un camino a parte es José Antonio Morante de la Puebla: el sevillano es un torero especial, el cual confió en Pedro Marqués, amigo personal de La Puebla, para que llevara sus contrataciones, dejando a un lado esa etapa en la que se puso en otras manos.

El medio de comunicación ha querido pararse en esos toreros que han puesto punto final a una etapa junto a sus apoderados, esos que buscan un cambio de aires de cara a la temporada americana y a un 2023 que debe ser clave para el devenir de sus carreras. A continuación, los citamos uno por uno.

Sebastián Castella, nueva etapa junto a la Casa Matilla: Sebastián Castella volverá a los ruedos en Manizales para afrontar un 2023 en el que una casa mítica del toreo estará a su lado ejerciendo como apoderada del diestro de Béziers. Su vuelta será con la Casa Matilla y no con Simón Casas, anteriores apoderados del francés. Una nueva etapa que afronta con la ilusión por seguir demostrando que puede seguir consiguiendo cotas importantes en el toreo.

Daniel Luque, ¿y ahora qué?: Tras tres temporadas juntos Daniel Luque y Carlos Zúñiga ponen fin a su relación de apoderamiento, separando así sus caminos un tándem que ha dado grandes tardes de toros al aficionado, uno en su faceta de apoderado y el otro en la de matador de toros. Ahora emprenden caminos separados tras el éxito cosechado en estas temporadas. Gracias a ello el de Gerena afronta un nuevo camino con la ilusión y la satisfacción de un apoderamiento que le hizo crecer como torero y como persona. ¿Quién llevará su carrera a partir de ahora?

Fernando Robleño y su apoderado rompen su unión: Fernando Robleño le ha deseado la «mejor de las suertes» al que ha sido su mentor hasta ahora y ha emprendido, tras esta ruptura de mutuo acuerdo, un nuevo camino en la búsqueda de un hombre de despachos. Así lo hacían llegar a esta redacción en el día de ayer. El matador de toros madrileño Fernando Robleño y el que hasta ahora era su apoderado, Ángel Guzmán ponen fin a la relación de apoderamiento que les unía en las últimas temporadas.

Colombo, también libre: Jesús Enrique Colombo y Nacho de la Serna han puesto punto y final a su relación profesional, de mutuo acuerdo y de manera amistosa, como no podía ser de otra forma tras temporadas juntos. A lo largo de estas temporadas, el tándem ha estado presente en plazas de máxima relevancia como Madrid, Pamplona o Bayona, entre otras.

Filiberto libre de cara a 2023: El torero murciano ha sido otro de los toreros que ha decidido tomar un nuevo rumbo en su profesión. Tras ver cómo le ha costado un mundo entrar en so carteles, ahora busca ese hombre de confianza que consiga ponerlo en esas plazas donde un zambombazo le sirva para dar un giro de 360º a su carrera.

Javier Castaño y Jesús de Alba, punto y final: Tras tres años juntos han puesto fin a su relación de apoderamiento. El torero nacido en León, busca con este cambio de apoderamiento poder volver a esas plazas en las que estuvo no hace tanto tiempo. La dureza del toreo se ve reflejado en torero como Javier, el cual tras sufrir un Cáncer volvió a los ruedos para seguir con una carrera que en los últimos tiempos no ha sido como esperaba.

Damián Castaño, un torero al alza encuentra nuevo mentor: «Quiero agradecer a Carlos Sánchez por una etapa muy importante en mi carrera, quedando a la espera de encontrar una persona que dirigía mi carrera y cumplir los objetivos marcados», ha explicado el matador de toros en un comunicado. Tras dar por finalizada su relación de apoderamiento con Carlos Sánchez, quién ha sido su mentor las últimas cinco temporadas, Castaño busca dar ese salto que le haga consolidarse en las grandes ferias, esas en las que ha podido entrar este año. Y no ha tardado mucho en encontrar hombre de confianza, será Ángel Guzmán, hasta hace unos días apoderado de Robleño.

Fernando Robleño otra joya sin apoderado, de momento: El madrileño hace unos días que quedó libre tras finalizar su relación de apoderamiento con Ángel Guzmán, el cual ahora anda junto a Damián Castaño. Fernando tras su gran faena en Madrid se ha posicionado como uno de esos toreros a tener en cuenta en 2023, siendo ahora una de las joyas libres del mercado de los matadores de toros.

Octavio Chacón y Antonio Caba, fin a un ciclo: Después de seis temporadas «ha llegado el momento de cerrar una etapa, la cual ha sido muy satisfactoria», han informado en un comunicado a esta redacción. El gaditano es consciente que pese a buen trabajo de Antonio Caba era hora de separar sus caminos. Ahora está a la espera de encontrar un nuevo hombre de confianza que siga manteniéndolo en plazas como Las Ventas, Dax, Mont de Marsan, Orthez o Vic Fezensac.

Manuel Amador y Sergio Serrano dan por finalizada su relación de apoderamiento: El diestro albaceteño ha finalizado la presente temporada estando anunciado en 19 corridas de toros y tres festivales. Un año más que positivo para un espada que sufrió en Azpeitia una dura cornada que le obligó a parar. La decisión de esta ruptura se ha tomado de mutuo acuerdo tras una reunión mantenida y en el que ambos se han agradecido la confianza y el tiempo dedicado en estas tres temporadas, mostrando la mayor de las suertes en las etapas que ahora comienzan para ambos.

Rafaelillo y Martínez Erice, fin del apoderamiento: El acuerdo se ha tomado por mutuo acuerdo y de forma cordial entre ambas partes que se desean mucha suerte en un futuro a nivel personal y profesional. Así se anunciaba en un comunicado en las redes sociales del torero murciano. Un espada que ha vuelto a dar la cara en este 2022 y que busca un nuevo compañero de viaje que le consiga esos contratos en plazas de importancia que tuvo en temporadas pasadas.

El triunfador de San Isidro ya encontró mentor: Ángel Téllez es uno de los nombres del año, tras su gran actuación en la corrida de Arauz de Roble entró por De Justo y triunfó antes los animales de Victoriano del Río. Puerta Grande y triunfador de San Isidro. A partir de Ahí su carrera subió como la espuma. Tras especularse por un cambio de apoderado, en verano fue Simón Casas el que lo convenció. Ahora afronta un 2023 en el que debe estar en todas las plazas de máxima exigencia.

Cristiano Torres, el novillero que le «comprará cuatro casas a su madre y a sus hermanas», será apoderado por Martínez Erice: El arrollador novillero aragonés, máximo triunfador del curso entre los novilleros sin caballos, se ha decidido por la profesionalidad y la experiencia del taurino donostiarra para que sea él, quien dirija su carrera profesional a partir de este momento. Una nueva etapa que debe llevar a este incipiente novillero a estar presente en muchas de las ferias que dan oportunidad a los novilleros de acartelarse en sus ferias, pero antes debe foguearse en otro tipo de cosos para llegar rodado a esas citas.

Dejar respuesta